jueves, 9 de mayo de 2013

---COMENTARIO---


Comentario
A 09 de mayo de 2013.
Hola hijos míos.


Respuesta a esta bella y poderosa frase que un amigo cuelga en Internet:

“¡Fe! Palabra tan pequeñita, más con un poder tan grande”.

A lo cual yo os digo que:

Pero no olvides que generalmente los seres humanos desviamos la fe en Dios y la depositamos en el dinero, las posesiones materiales, las mujeres, nuestros hijos, los santos, la fama, el poder, etc. Y entonces esa fe desviada y puesta ante y antes que Dios en nuestros corazones, y puesta antes y ante Dios en nuestros anhelos y ansias vanas, y, esa fe puesta antes y ante Dios en nuestras emociones y sentimientos por las cosas mundanas, ya no es la fe verdadera que salva la vida, si no que esas clases y gran variedad de fes, conducen a la dispersión de la fe verdadera, y desvían nuestra conciencia de Dios, y desvían nuestra lucidez y atención hacia Dios y guían al hombre a la muerte de su alma humana.

(Cristo Maestro Andar).