domingo, 24 de enero de 2010

---LA IGNORANCIA NO ES EXCUSA...---

¡La ignorancia no es excusa, pues vuestros ojos y oídos, son tan buenos, como los de vuestros engañadores!







La Coruña a 24 de enero de 2010.






Hola hijos míos.






Muchas veces son, las que con el tiempo y el cansancio, la memoria falla, flojea momentáneamente, quizás, como un fiel reflejo de autoprotección. Si, habéis leído u oído bien, no os quepa la menor duda, de, que, nuestro organismo tiene maneras de defenderse de la presión y estrés de la vida, de diferentes maneras o formas naturales, que en nuestros días los médicos llaman enfermedades, más no lo son, tan solo son válvulas automáticas de presión, que saltan al estar por encima de niveles sicológicos o físicos aceptables, para seguir sobreviviendo adecuadamente y razonablemente ¿Qué, ocurre cuando ignoramos estas sabias señales naturales? Pues ocurre, que, si que empiezan de verdad, los problemas graves de salud. El verdadero problema, surge, cuando saltan estas alarmas naturales, y, los médicos actuales, las confunden con enfermedades y las tratan con medicamentos, amortiguándolas o haciéndolas imperceptibles para nuestro cuerpo y conciencia, esto da lugar a que, revienten de forma natural nuestras defensas, y, si, luego, tengamos serios problemas de salud. Os pondré un sencillo ejemplo: Imaginaos que un trapecista de un circo, tiene que representar por primera vez un nuevo salto mortal y sin red, ante un numeroso público que espera impaciente. Más, este arriesgado trapecista, tanto entrenar y preparar su salto mortal, se encuentra muy cansado y agotado el día del estreno, y, además le duelen mucho los brazos, de tal manera que, no sabe si podrán sujetarle a la hora de arriesgar su vida, y, ante la duda, de si podrá o no, o si suspender la actuación, decide acudir a un buen médico, y, este le examina y le dice que, si se toma una buenas medicinas que le recetará, desaparecerán todos los dolores de sus brazos, se sentirá muy bien, tan bien, que pensará que tontería aquella de querer suspender la función. Así, es en efecto, sus dolores desaparecieron, más la fuerza no volvió, a sus manos y dedos extenuados, y, sin saber que sus dedos y manos, ya no sujetaban su peso, vio como el duro suelo se acercaba certero sobre su cabeza, destrozándola, mientras seguía, sin sentir dolor, y, además, sin sentir, que ya no estaba en este mundo.






¡Bien es sabido de todos, que los médicos y los científicos actuales, tratan de curar los síntomas de nuestras enfermedades, y, de verdad, que lo consiguen, más, esto es un grave error, pues, sin dolor y sin nuestra conciencia de lo que realmente estamos haciendo mal, para que surjan las enfermedades, no hacen más que conducirnos a otras dolencias y enfermedades todavía peores o mortales, y, lo malo de todo esto, es que, no nos importe morir, con tal de hacerlo según las costumbres, las tradiciones, y, además sin dolor. Como buenas ovejas, seguimos a estos pastores físicos, que ignoran las necesidades del alma, pues, nuestra alma además de alimento físico, necesita alimento espiritual, pues la verdadera vida, no se alimenta de pan, y, así también, la verdadera salud, no se mantiene con medicamentos físicos, si no, que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, LA VERDADERA SALUD, DE LA VERDADERA VIDA, NECESITA SUS REMEDIOS ESPIRITUALES!






¡Os pondré otro ejemplo, ahora que está tan de moda la informática, internet, etc. espero que os resulte fácil de entender: Todos entendemos que a pesar de que es muy real, el lenguaje informático, da lugar a un mundo simulado o virtual, y que, al sumergir nuestras conciencias, nuestras emociones, nuestros sentimientos y pensamientos, en este mundo simulado o virtual, se convierte en una realidad más, que hemos añadido a nuestras vidas. Sin embargo, cuando entra un virus informático en nuestro ordenador, o, servidores, en la red, internet, etc., ¿acaso lo tratamos con penicilina, u, otras medicinas del cuerpo humano? ¿Verdad, que, no le ponéis una inyección de penicilina, etc.,  al ordenador para matar o erradicar esta infección vírica? ¿Verdad, que no le inyectáis una gran cantidad de penicilinas, ni derivados, ni otros medicamentos del cuerpo humano, etc., en la red, internet, para acabar con esta infección informática? ¿Si, sois tan inteligentes para saber que tenéis que hacer con cosas tan artificiales y virtuales, que las sabéis distinguir de cosas físicas y de vuestro cuerpo? ¿Cómo, es que, no sabéis distinguir las cosas de vuestro cuerpo y las cosas de vuestro espíritu? ¿Cómo, es que, queréis sanar vuestra alma, con remedios para vuestro cuerpo? ¿Todavía, no os disteis cuenta de que vuestro cuerpo, es diferente y distinto de vuestra alma, y, por lo tanto, necesitan remedios distintos?






¡En verdad, os digo, que, no lograreis sanar y limpiar vuestras almas con remedios para vuestros cuerpos. Sin embargo, os dejáis engañar por todo tipo de médicos del cuerpo, médicos, científicos, malos guías, malos pastores, malos imanes, malos sacerdotes, malos políticos, malas tradiciones, malas costumbres, etc., que, os venden remedios para curar vuestros cuerpos y sepultar vuestras almas en la suciedad natural!






¡Médicos, científicos, gurús, sacerdotes, guías, imanes, pastores, etc., que os venden las medicinas espirituales para sanar vuestros cuerpos, y, con medicina para vuestros cuerpos, tratan de sanar vuestras almas!






¿Es que no veis el engaño, no os dais cuenta, que tratan de curar vuestros cuerpos, con medicinas que no se pueden comprar o vender, y, os las venden, os las ponen tan caras, que, no solo os cuesta mucho dinero, si no, que también, os cuesta vuestra salud espiritual, os cuesta vuestra libertad, os cuesta vuestra verdadera vida, pues, por mucho que oréis, recéis, adoréis(remedios espirituales), no os servirá de nada, si servís en cuerpo y alma, al mal de este mundo?






¡De verdad, os digo, que, al cuerpo hay que darle sus correspondientes medicinas y alimentos, y, distintos tratamientos y alimentos, requiere nuestra vida espiritual, y, al igual que, si nuestra VIDA ESPIRITUAL, fuese una vida simulada o virtual, requiere de los alimentos que producen nuestras sanas emociones, nuestros depurados sentimientos, nuestros lavados pensamientos, pues, al igual que nuestro estomago, tiene que hacer la digestión de la comida, así, deberemos empezar a masticar nuestros sentimientos, nuestras emociones y pensamientos, y cocinarlos a fuego lento, dentro de nosotros mismos, antes de darle salida al exterior, antes de que se manifiesten a través de nuestras palabras, nuestros actos, de nuestro comportamiento, antes de que se manifiesten, a través de nuestros frutos, pues por vuestros frutos espirituales, seréis juzgados, y, por vuestros frutos espirituales, seréis escogidos y elegidos, para entrar en mi reino, para vivir eternamente!






¡Las culturas babilónicas, vuestras tradiciones, vuestras culturas, vuestras enfermas costumbres, están tan arraigadas en vosotros, en vuestras almas, que, vuestros guías sociales, os dicen que lo malo, es bueno y los creéis, y, os dicen, que, lo bueno es malo, y, los creéis! ¿A quién vais a culpar cuando termine de juzgaros, quizás a vuestros engañadores, a vuestros timadores del alma? ¿Culpareis de todo esto, a vuestros timadores espirituales?


¿Vais a culpar a aquellos, que os convencen de que lo blanco es negro, y, de que lo negro es blanco?


¿Acaso, vuestra vista, no es tan buena como la de ellos? ¿Todavía, seguís creyendo que podéis engañarme?


¿Todavía, creéis que hacerse los ignorantes en lo espiritual, es excusa?


¿Todavía, creéis que, APRENDER EL ARTE DE ENGAÑAR MALICIOSAMENTE A VUESTRO PROJIMO, se le puede llamar ganarse la vida honradamente?


¿Todavía, creéis que, APRENDER EL ARTE DE ENGAÑAR MALICIOSAMENTE A VUESTRO PROJIMO, se le puede llamar a los emprendedores, a los buenos emprendedores, a los empresarios, a los buenos empresarios, a los ricos, a los poderosos, a los políticos, y a todos los guías religiosos, que os convencen de que esto, es bueno, que os dicen, que, el arte de engañar maliciosamente a vuestro prójimo, es bueno y honrado a los ojos de Dios?






¿De verdad, que creéis, a todos estos guías religiosos corruptos, por las culturas babilónicas, que os dicen, que, las mujeres son buenas guías, tanto religiosas, como sociales, y tienen el mismo derecho que los hombres, y, que, son iguales que los hombres? ¿Cuántas veces os tengo que decir, que, la mujer, es una parte del hombre, ya que del hombre, fue tomada, y, que fue creada para servir al hombre, y, no al contrario?


¿Cuántas veces, tengo que deciros, que, los animales y toda la creación, está para servir al hombre, y, no al contrario, como ahora está de moda, que el hombre sirva y adore a los animales y demás naturaleza, y, desprecie a su prójimo?


¿A quién, vais a culpar de todas estas cosas de maldad y corrupción, a aquellos, que, os hacen ver lo que quieren que veáis, y, os hacen oír, lo que quieren que oigáis?


¿Acaso, vuestros ojos y oídos, no son tan buenos como los de ellos?


¡Pues, no os quejéis, de dejaros conducir como ciegos y sordos, pues, vuestros guías tendrán su justo castigo, más vosotros, por cómplices, no sois mejores y tendréis también vuestra recompensa!






¡Os aseguro, que, no es excusa, el olvidar los Diez mandamientos de la Ley, pues, nunca fueron ocultos, ni para vuestros guías, ni tampoco para vosotros, que disponéis, de tan buenos ojos y oídos, como ellos!






¿Cuántas veces, tengo que repetiros que todas las letras, comas, puntos, símbolos, etc., de las Sagradas Escrituras, se resumen en cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley?






¿Acaso, para cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley, necesitáis otros ojos que miren por vosotros?






¿Acaso, para cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley, necesitáis que otros oídos oigan por vosotros?






¿Acaso, para cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley, necesitáis que alguien os guie, os conduzca, necesitáis que os tomen de la mano, como si vuestra voluntad no existiese, como si vuestra voluntad no contase, como si vuestra voluntad fuese nula, como si fueseis niños inconscientes toda vuestra vida, o, como si fueseis animales inteligentes?






¿Acaso, para cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley, necesitáis que os expliquen también todas las comas, todos los puntos, todas las letras, todos los símbolos, etc., de las Sagradas Escrituras?






¡Si es así, es que, simplemente, os estáis haciendo los ignorantes, y, que, desde lo más profundo de vuestros corazones y conciencias, estáis pidiendo, y, rogando que os engañen!






¡Si es que, necesitáis expertos y guías, QUE PARA CUMPLIR, con los Diez Mandamientos de la Ley, os tengan también que explicar, todas las comas, todos los puntos, todas las letras, todos los símbolos, etc., de las Sagradas Escrituras, es que, os estáis haciendo los ignorantes y necesitáis que os engañen!






¿Todavía, creéis que me engañáis, y, que vuestra ignorancia, os librará de mi juicio?






¿Todavía, creéis que sois inocentes y honrados, a los ojos de Dios, a mis ojos?










Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)










¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!


¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!


¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!


Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)






Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)






(Más información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)