lunes, 4 de enero de 2010

---EL DIOS DEL CIELO---


El Dios del cielo.

Pontevedra a 04 de enero de 2010







Hola hijos míos.


Recuerdo que, ya desde niño y muy joven, tenia, un sentido de la justicia muy desarrollado, y, no comprendía entonces, el por qué, ya entre mis familiares muy próximos, existía la discriminación entre el trato humano que se daba y transmitía a unos y a otros, y, este fenómeno, lo apreciaba en todas las familias amigas o conocidas. Esta discriminación y diferencia, que se daba entre los miembros más próximos dentro de las familias, y, entre otros familiares, y, entre unas y otras familias, e, incluso, entre gentes de distintos barrios, localidades, regiones, países, etc. a mí me parecían muy injustas e impropias, de seres que nos decían que nos amaban y que, trataban de enseñarnos a ser unas personas honradas y decentes. Ahora se, que, esta discriminación y diferencia entre el trato, que empieza ya dentro de las mismas familias, y que luego se extiende hacia el exterior, hacia el resto de la sociedad, y, hacia el resto de la humanidad, pues, como decía, esta discriminación es natural.






¡Si, habéis oído bien, esta injusta discriminación, es natural. Sin embargo, os aseguro, que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, esta discriminación, es tan natural, como lo es también, la discriminación natural, que, los animales inferiores sienten por sus seres más allegados!






¡Esta discriminación es tan natural, que, la mayoría de los seres humanos actuales, siguen siendo tan naturales en su comportamiento y en sus sentimientos, como los animales inferiores, o, siguen siendo tan naturales en su comportamiento y en sus sentimientos, como los animales superiores, o, siguen siendo tan naturales en su comportamiento y en sus sentimientos, como los animales inteligentes. Sin embargo, todo esto, no significa nada más, que, seguís siendo, y, sintiendo, y, comportándoos como animales inteligentes!






¿De verdad, que, seguís creyendo, que, tan solo sois animales inteligentes?






¡Yo sé, que los ateos, idólatras, políticos en general, religiosos en general, etc. la mayoría creen, que son, nada más que animales muy inteligentes, y, así, de esta manera, ven justificado su comportamiento animal inteligente, y,


así de esta manera, ven muy natural su comportamiento injusto e irracional, y,


así de esta manera, ven justificada la discriminación y diferenciación, entre los seres humanos, y,


así, de esta manera, ven muy natural y hasta bueno, ver al prójimo como un contrincante, como un extraño, y,


así, de esta manera, ven muy natural y hasta bueno, ver al prójimo, como un enemigo en potencia, que nos puede arrebatar lo que tenemos, que nos puede arrebatar a nuestras esposas, hijos, casas, posesiones, dinero, riquezas, etc., o, ver a nuestro prójimo como un buen negocio a quien explotar y sacar todo tipo de rendimientos egoístas!






¿En verdad creéis, que los que lleváis mi semilla, la semilla divina en vuestra genética, y la semilla de mi reino de los cielos, os sentís tan solo animales muy inteligentes, que veis qué, todas estas cosas, que antes os cité y nombré, son naturales para un comportamiento racional, y,


estas cosas mundanas, que antes os cité y nombré, son tan naturales para vosotros, que justifican unos sentimientos irracionales, sentimientos propios, tan solo, de animales inteligentes ,o, animales muy inteligentes?






¡Bueno, si veis que, todos los sentimientos injustos e irracionales, no son propios de seres honrados, de seres decentes! ¿Por qué, seguís comportándoos como animales inteligentes?






¿Acaso, no sea hora ya, de que dejéis de justificar, todo el egoísmo animal, que sentís, por todo lo que os rodea?






¿Acaso, no sea hora ya, que dejéis de marcar vuestro territorio animal, frente a vuestro prójimo?






¿En verdad, creéis que, esto es, ser civilizado? ¿O, tal vez, caigáis en la cuenta, de que, esto es, y consiste, en realidad vuestra actual libertad y democracia babilónica?






¿En verdad, creéis que, la discriminación natural animal, que sentís hacia todo, que empieza ya, dentro de vuestra misma familia, y luego extendéis hacia vuestro prójimo, es propia de quienes creen en Dios y su reino, o, es más propio, de la antigua y actualizada moda babilónica, llamada hipócritamente democracia y libertad?






¿De verdad, que, seguís creyendo, que la libertad y la verdadera democracia, es la maldad y corrupción de nuestros actuales políticos, de nuestros actuales religiosos, y en general de nuestros actuales lideres sociales de todo tipo?






¡Bueno, si es así, dejaré que os exterminen, pues ese es el futuro que os aguarda, si es que, no os volvéis hacia mí!






¿De verdad, que creéis, que, cuando el Dios del Cielo viniese a levantar su reino, iba a seguiros maliciosamente vuestros juegos animales y egoístas?






¿De verdad, que creéis, que, yo, voy a seguiros la corriente y guiñaros maliciosamente un ojo, para que prosigáis, con vuestros sucios, y, mezquinos negocios, de explotación irracional de vuestro prójimo?






¿De verdad, que creéis, que cuando viniese el Dios del Cielo, iba a ser vuestro compinche, e, iba a ser vuestro cómplice, en todas vuestras maldades y corrupciones?






¿De verdad, creéis que, podéis engañar a Dios, que sabe lo que escondéis en lo más profundo de vuestros corazones?






¿De verdad, os creéis, que, podéis engañar a Dios, que sabe, que, lo primero en vuestros corazones, lo primero en vuestras mentes, lo primero en vuestras almas, son vuestros sentimientos egoístas, sentimientos irracionales y animales?






¿De verdad, que creéis, que podéis engañarme, que se, que, lo primero en vuestros corazones, lo primero en vuestras mentes, lo primero en vuestras vidas y lo primero en vuestras almas, son el dinero, las posesiones materiales, las riquezas, vuestras esposas, vuestros hijos, etc.?






¿De verdad, qué creéis, que, podéis engañarme, que se, como sentís y pensáis, en los más profundo de vuestro ser y de vuestra alma?






¿De verdad, qué creéis, que, podéis engañarme, que se, cual es la verdadera diferencia, entre los ateos, idólatras y la mayoría de los religiosos, políticos, ricos, empresarios, jefes, etc.?






¿Acaso, la mayor diferencia entre todos estos, que antes nombré, no sea, tanto tienes, tanto vales, en relación al dinero y posesiones materiales, o, lo que es lo mismo, acaso, la verdadera diferencia en entre unos y otros, sea, dependiendo de la cantidad de cosas mundanas y babilónicas, diferencias basadas en las discriminaciones sociales, etc.?






¿Acaso, creéis, que no sé, cuales son los tesoros más profundos, que escondéis en vuestro corazón?






¿Acaso, creéis, que no sé, que, la mayoría de religiosos, que se dicen y creen, creyentes de Dios, que es lo primero, que escondéis en lo más profundo de vuestros corazones, y, que, es lo primero, que escondéis en lo más profundo de vuestras mentes y almas?






¿Acaso, creéis qué, no sé, que, la mayoría de religiosos, que se dicen y creen creyentes de Dios, que es lo segundo, que es lo tercero, que es lo cuarto, que es lo quinto y que, es lo sexto que escondéis como cosas principales en vuestros corazones, en vuestras mentes y almas?






¿En qué lugar, guardáis vuestros sentimientos hacia Dios?






¿Quizás, en el séptimo puesto, en el octavo puesto, en el noveno, en el decimo, etc.?






¿De verdad, que la mayoría de los religiosos, seguís pensando y creyendo, que si Dios, no ocupa el primer lugar en vuestro corazón, en vuestras mentes, en vuestras almas, en vuestras vidas, sois en verdad creyentes y no ateos?






¿Acaso, poner antes en vuestros corazones las cosas mundanas, el dinero, las riquezas, vuestras posesiones, vuestras familias, vuestros territorios, naciones, países, etc. en los primeros lugares, antes que los sentimientos que sentís por Dios, esto no sea también ateísmo?






¿De verdad, que, creíais, que, por dedicar una parte de vuestro tiempo a rezar, orar, adorar, pedir, etc. a Dios, y luego, relegarlo al séptimo, octavo, etc. puesto en vuestras vidas, es ser creyentes?






¿De verdad, que sois tan hipócritas, que creéis que podéis engañarme, y que creéis, que podéis ocultar de mí, lo que es primero y más principal y escondéis en los más profundo de vuestros corazones, en lo más profundo de vuestras mentes, almas y vidas?






¿De verdad, que sois tan hipócritas, que no tenéis el valor de reconocer, vuestros más grandes defectos y maldades?






¿De verdad, que creíais, que, erais tan diferentes la mayoría de los religiosos, y, creyentes en general, de los ateos?






¡Bueno, a la vista está, que no sois tan diferentes, ya que en lo profundo de vuestros corazones y almas, escondéis los MISMOS tesoros y ponéis delante de Dios, todos vuestros verdaderos tesoros, y, ponéis delante de Dios, todas vuestras posesiones materiales y negocios, y, ponéis delante de Dios, todas vuestras sucias maquinaciones, y la maldad perniciosa de vuestras explotaciones, y discriminaciones hacia vuestro prójimo, y, RELEGÁIS los sentimientos hacia Dios, en los últimos puestos de vuestros corazones, almas y vidas!






¿De verdad, esperabais que, cuando Dios viniese a este mundo, OS SIGUIESE LA CORRIENTE de todas vuestras maldades, y corruptos corazones, y vuestras corruptas vidas, y vuestras corruptas almas?






¡No, lo que realmente, hacéis, los corruptos y los malvados de este mundo, es lo que siempre hicisteis, perseguir, encarcelar o matar a mis enviados y profetas, y tacharlos de poseídos y locos! ¿Por qué, ahora ibais a ser diferentes, con Aquel, que envió a los profetas y enviados divinos? ¿Acaso, no me perseguisteis, e intentasteis matarme, y, acaso, no me tratáis de loco, o más modernamente, de enfermo mental muy grave?






¿Por qué, realmente me tratáis de loco y enfermo mental muy grave? ¿Quizás, por deciros que sois y os comportáis como asesinos, como ladrones, como mentirosos, como fornicadores, etc. o, quizás, por deciros, que en vuestra democracia y libertad, se esconde toda vuestra maldad y corrupción, o, quizás, por deciros, el lugar que ocupa generalmente Dios en vuestros corazones, y en vuestras mentes, y en vuestras almas, y que, lugar ocupa Dios y sus Mandamientos de la Ley, en vuestras vidas?






¡Bueno, si estas son las razones, por las cuales soy un loco y un enfermo mental muy grave, tengo que deciros, que prefiero seguir enfermo, a tener mi corazón lleno de escondida malicia y podredumbre!






¡Si estar sano, es observar el resultado de lo que escondéis maliciosamente en vuestros corazones y vidas, al observar vuestros frutos y observar cuales son los frutos de vuestros corazones y vidas, al observar vuestro comportamiento y de cómo habéis sembrado este mundo a todo lo largo y ancho, de copiosas capas de estiércol social. Observar como habéis cubierto todo este mundo, con numerosas siembras de lo que realmente ocultáis en vuestros corazones y almas, y, seguiros la corriente a todas vuestras maldades y corrupciones, si, esto, es estar sano, prefiero seguir enfermo!






¿De verdad, creíais, que cuando viniese el Dios del Cielo, si no se doblegaba a vuestras caprichosas y egoístas, corrupciones y maldades, no sería vuestro elegido, no sería vuestro rey, no sería vuestro Dios?






¿De verdad, que, en vuestra ceguera espiritual, seguís creyendo, que a mí, tenéis que elegirme vosotros?






¿De verdad, que, en vuestra ceguera espiritual, semejante a la ceguera de los ateos, seguís creyendo, que, si no me dais vuestro apoyo y vuestro poder humano, nada soy, y nada puedo?






¿De verdad, que creéis, que el poder y la gloria del Dios del Cielo, depende de vuestros caprichos, de vuestras modas, de vuestras maldades y corrupciones?






¡Os aseguro, que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, estáis muy equivocados, yo no necesito que me elijáis, ni que me apoyéis, ni que me respaldéis con vuestros dineros, posesiones materiales, ni con vuestras posiciones sociales, ni con vuestros pueblos, ni con vuestras policías, que ya intentaron ellas mismas matarme también, ni necesito a vuestros ejércitos, etc.! ¿Qué clase de Dios del Cielo seria, si dependiese de vuestras maldades y corrupciones? ¿Qué clase, de Dios del cielo seria, si mi poder dependiese de vuestros ejércitos?






¡En vuestra ignorancia, desconocéis cual y de donde procede mi poder, y, que no os necesito para nada, y, si estoy aquí, es porque he prometido salvar, a los que si tienen realmente fe, y ponen en su corazón primeramente a su Dios!






¡En vuestra ignorancia, desconocéis, que, tan solo con mi voluntad, puedo erradicaros de la vida, que no me harían falta ejércitos, ni masas de gentes para hacerlo! ¿Acaso, no lo habéis visto en el pasado, en el Diluvio universal, en Sodoma, en Gomorra, etc.!






¡Os aseguro, qué, yo no soy, quien os necesita a vosotros!






¡Os aseguro, que, lo que estáis viendo en la actualidad,


toda esta tribulación,


caos y confusión,


son la manifestación mi poder y gloria,


para que mi voluntad,


así se vea cumplida, y así,


determinar quiénes son dignos y fieles siervos de su Señor, y así,


de esta manera, ciertamente sabré,


donde escoger mis buenos frutos, y así,


de esta manera, ciertamente sabré,


quienes son los verdaderos creyentes, y así,


de esta manera, ciertamente sabré,


quien se ha ganado el paraíso, y,


vivir en mi reino celestial, que os levantaré aquí, en la Tierra!






Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)










¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!






¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!






¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!






Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)






Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)






(Más información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)