jueves, 20 de agosto de 2009

-------EL MATRIMONIO-------

Pontevedra a 20 de agosto de 2009 (El matrimonio)


Hola hijos. Veo que es difícil desarraigaros de lo antiguo, de lo tradicionalmente mas egoísta. Se que es muy difícil desarraigar de lo mas profundo de nuestra alma, todo aquello que, lleva miles de años fomentándose, pues lo antiguo, como pesada carga, obliga a cumplir con las tradiciones.

Pues lo antiguo, como pesada carga, fomenta el gusto y el placer de lo nuestro, de nuestra mujer, etc.

Muchos decís que el matrimonio fue instituido por Dios para el hombre y solo Dios podrá aconsejar y cambiar lo que el mandó y muchos sois, los que, me preguntáis sobre este polémico tema.

Muchos sois los que, ya sabéis desde hace muchos años, lo que os vengo diciendo sobre el matrimonio. Y sigo diciendo lo mismo, que el matrimonio fue instituido por Dios y hasta hoy sigue vigente, mas os advertí de que, así lo quiso, pues sabiendo Dios, el estado evolutivo de los seres humanos, conociendo Dios, la naturaleza interna de los seres humanos, esto sin duda era lo mejor, hasta que, los seres humanos estuviesen preparados para, el nuevo salto evolutivo,

hasta que, estuvieran preparados para el reino de Dios, que se aproxima,

hasta que, estuvieran preparados para el nuevo mundo, que se aproxima,

hasta que, estuvieran preparados para el paraíso, que se aproxima.


Sin embargo, respondiendo a la pregunta que directamente me hizo un pastor, implorando respuesta de Cristo. Este pastor estaba explicando las dificultades del matrimonio actual, y que estaba resultando un fracaso, y mas o menos, dirigiéndose a mi, dijo, refiriéndose a las parejas con graves problemas matrimoniales:
“Tomaos de la mano y pedid ayuda a Cristo, pedid consejo a Cristo, etc.”

Bueno, pensad que el matrimonio, es un vinculo mucho mas fuerte, que tomarse simplemente de la mano. Pues el matrimonio, es un contrato legal físico y espiritual, que obliga a dos personas a ser fieles, sinceras y honestas la una con la otra, durante toda la vida. Pero además, de obligar a ser fieles, existe la obligación de amarse toda la vida, etc.


Todos los que hemos estado enamorados y casados en el mundo occidental, sabemos que, durante algunos años, o, al menos, los primeros años, todos amamos a nuestra pareja demasiado, y que, nuestros mas profundos sentimientos de este amor, no son, en realidad verdadero amor, sino, una exagerada pasión y cariño posesivo. Y que,
esta exagerada pasión y cariño posesivo, no es mas, que, egoísmo puro, y, egoísmo simple.

Pero si somos lo suficiente honrados con nosotros mismos, reconoceremos que, estos intensos sentimientos de cariño y pasión posesiva, nos envuelve tan fuertemente, que nos ofusca, y ya la fe, y Dios, pasan a un segundo, o tercer, o, cuarto plano, etc., puesto, que, luego pasa lo mismo, con la obsesión posesiva, por nuestros hijos, casa, etc.


Si pretendemos ser conscientes, de nuestra sinceridad interna, de buscar mínimamente dentro de nosotros, esa sinceridad interna, que, todos hemos ido adormeciendo con los vaivenes de la cuna de la vida, que todos hemos ido adormeciendo, con el balanceo de la cuna de la vida, no os quedará mas remedio que reconocer, que todo lo que yo os digo, es cierto. Que, es cierto, que, siempre hemos puesto nuestro cariñoso egoísmo, por encima de la fe verdadera,

sabéis que, es cierto, que, siempre hemos puesto nuestro cariñoso y arraigado egoísmo, por encima de Dios y sus Diez Mandamientos.

Negar todo esto que os digo, es de mentirosos e hipócritas, puesto que yo, conozco muy bien vuestra naturaleza, conozco muy bien vuestros sentimientos y emociones mas profundas. Salvo está, que siempre puede haber algunas excepciones, para confirmar la regla.


Hijos míos, entonces a que viene el querer engañaros así, todos sabéis que, amar a vuestras esposas, hijos, posesiones, etc., por encima de amar a Dios, es incumplir gravemente el primer Mandamiento de su Ley, y,

yo estoy aquí, para enmendar lo que podía servir para el pasado, mas no es lo apropiado, para, desarrollar la justicia de Dios, ni,

es lo mejor para, vivir en paz, ni,

es lo mejor, ni lo mas adecuado, para, sentir el verdadero amor, y para ser felices en el nuevo mundo, el paraíso, el reino de Dios, que yo voy a levantar.



Bueno, refiriéndonos a lo de antes, a las parejas con graves problemas matrimoniales:
“Tomaos de la mano y pedid ayuda a Cristo, pedid consejo a Cristo, etc.”

Bueno, aquí, podemos tranquilamente observar, como al cabo de muy pocos años, el enamoramiento caduca en la mayoría de los casos, y al menos, siempre por parte de uno de los cónyuges, y tenemos que reconocer, algo tan simple y básico como esto, de manera que, ahora,

ya no es una exagerada pasión de enamoramiento, lo que mas nos puede sujetar a la pareja, sino que,

mas bien, es un exagerado sentimiento de cariño posesivo, o,

mas bien, es ya, UN EXAGERADO EGOÍSMO POSESIVO, DE LO QUE CREEMOS QUE ES NUESTRO, y, en cualquier caso, esto, NO ES AMOR.


Pero vayamos al caso del ejemplo, y ruego, y pregunta, que antes me formulaba el pastor, y que las parejas simplemente con mas o menos cariño egoísta, se tomaban la mano, para sinceramente preguntarme ¿qué hacemos ante nuestra sincera falta de amor verdadero?

Bueno, ¿sabéis que les respondería a todas las parejas que así me lo preguntaran?

¡Les diría que, para cogerse sinceramente de la mano y amarse verdaderamente y quererse profundamente, no es necesario estar casados!

¡Les diría que, para cogerse sinceramente de la mano y amarse verdaderamente y quererse profundamente, y entrar en el mundo dulce y apasionado del amor carnal, el matrimonio, no es el camino adecuado!

¡Les diría que, para cogerse sinceramente de la mano y amarse verdaderamente y quererse profundamente, y, entrar en el mundo mágico de la pasión sexual, el matrimonio es una contradicción!

Es por todas estas cosas, que yo estoy aquí, para hacer nuevas y mejores todas las cosas. ¡Pero, no penséis, ni por un momento que, esto, os alejará de cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, sino, todo lo contrario, para que os resulte mas fácil su cumplimiento!

Sigo diciendo lo mismo, no he venido a contradecirme y a abolir la Ley, sino que, a cumplirla y enseñaros como es mas fácil de cumplir, puesto que, en el reino de Dios que levantaré, no habrá casamientos, ni matrimonios, no existirá el dinero, ni se comprará, ni se venderá, ni existirá lo mio, ni lo tuyo, ni,

existirá el cariño egoísta,

ni existirá la satisfacción egoísta de lo mio,

ni existirán las pasiones egoístas por contrato,

ni existirán los sentimientos profundos de amor hacia todas las cosas, sino, que,

existirá un profundo amor hacia Dios,

pues solo amando primeramente a Dios, sobre todas las cosas,

podremos amar sinceramente y verdaderamente, a nuestro prójimo.

Pues amando primeramente a Dios, sobre todas las cosas,

podremos descubrir el verdadero y mas profundo placer sensual y sexual, que Dios ha creado, para que los seres humanos sean felices.



Dios Poderoso(Cristo Maestro Andar)



¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!
¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!
¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra.
Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!
¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡ POR UN SOLO DIOS!
Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.
-Dios Poderoso(Cristo Maestro Andar)
Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)
(Mas información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)