miércoles, 15 de julio de 2009

---EL EGOISMO---


Pontevedra a 15 de julio de 2009
El egoísmo
Hola hijos.

Todos sabéis que, cuando Dios creó al hombre lo puso sobre toda la creación. El hombre pues, era el ser más elevado de la Tierra y debía administrarla y servirse para todas las necesidades, y para perfeccionarse y terminar de purificar este cuerpo animal, dominando los instintos, pasiones, sentimientos y emociones, más naturalmente brutas de la carne animal y convertirlas en pasiones, sentimientos y emociones, más elevadas, propias de seres que esperan alcanzar el nivel necesario que se necesita, para vivir en los reinos de los Cielos.

¿Qué creéis que significan los mandamientos de la Ley de Dios?

De verdad os digo que, no son más que leyes de orden y armonía universal, que alejan al ser humano de todos los defectos de la animalidad, ayudándole a elevarse culturalmente, religiosamente, socialmente, moralmente, éticamente, etc., hacia su perfeccionamiento.

¿Qué creéis que significa, ama a tu prójimo como a ti mismo?

Pues sencillamente amar al prójimo como a uno mismo, significa buscar la igualdad entre los seres humanos y no solo igualdad material, sino también, tratar de igualarse sentimentalmente y emocionalmente. Pues si tratamos de igualarnos de esta manera, estaremos rompiendo las fortísimas cadenas de los instintos, sentimientos y emociones más bajas de nuestro ser, como son los instintos, sentimientos y emociones animales de que está compuesto el cuerpo humano. Entre estos instintos, sentimientos y emociones más fuertes que dominan al ser humano, está el egoísmo.

Del egoísmo, se derivan la mayoría de los males y defectos que tenemos. Y del egoísmo, se deriva el gran aumento de la maldad en nuestros días.

Nuestro egoísmo, es lo que nos impide vencer o derrotar nuestras pasiones, emociones y sentimientos más brutos o animales.

Nuestro egoísmo, es lo que más nos hace parecernos a los animales.

Nuestro egoísmo, hace que nos comportemos como animales egoístas.

Nuestro egoísmo animal, hace que marquemos nuestro territorio, como cualquier animal o manada salvaje de animales, marcan sus territorios en la naturaleza. De aquí, parten los nacionalismos, lenguas, tradiciones, doctrinas de hombres, regiones, patriotismos, países, religiones (¡y no una sola religión para todos los seres humanos!), políticas (¡y no una sola política para todos los seres humanos!), etc.

Nuestro egoísmo animal, hace que marquemos nuestra raza y a los nuestros, como diferentes, mejores, etc.

Nuestro egoísmo animal, hace que marquemos nuestras religiones como las únicas y las verdaderas, llevándonos a tener dioses muy particulares, según las necesidades de cada cual o de cada tribu, colectivo, región, nación, país, etc.

Sin duda todos sabemos que los satánicos dibujan a su ser más elevado como figura de hombre, con cuernos, patas de animal, etc. Está muy claro, que significa la adoración de los instintos animales. Instintos que son más brutos y bajos por naturaleza que los del hombre, y yo os digo que, a quien más le interesa resaltar el dominio de los instintos animales por encima de los sentimientos y emociones más elevados, y que por su naturaleza representa a la animalidad y carnalidad, es a la especie humana mujer. Ésta, es la que conduce al hombre, a todo tipo de irracionalidad, pues por su naturaleza se ve irresistiblemente atraída por los hombres que muestran un comportamiento más dominante y más irracional, y a los demás, simplemente los utiliza según sus conveniencias. Por supuesto, nunca esperéis que sean sinceras, pues no es una de sus cualidades naturales, ni es una de sus virtudes. El fingimiento de toda bondad, la imitación de todo lo racional, la mentira y la hipocresía, son su estado natural. Y siendo atraídas por todo lo irracional, es el arma que el mal emplea, para desviar al hombre débil, por caminos irracionales, haciendo que éste, se comporte de manera totalmente distinta y contraria a los mandamientos de la Ley de Dios y haciendo que, el hombre se vuelva débil y adquiera, todos los defectos que la debilidad de personalidad, carácter y firmeza, dan, ante todo mal y reto, ante las adversidades que las circunstancias de la vida nos presenta, para superarnos y así, evolucionar hacia la perfección. Y por lo tanto la debilidad del hombre, es un grave error, un grave pecado, que conduce al hombre a la idolatría, adorando todo tipo de ídolos, supercherías, magias, hechicerías, o lo que es más grave todavía, dividiendo a Dios y a sus Mandamientos por parcelas, según la conveniencia de cada cual, etc., dividiendo la fe del hombre y dispersándola, de tal manera que, al final, también el hombre, termina por creer que lo malo es bueno y lo bueno malo, o que probablemente Dios no exista,

o en caso de que exista Dios, exista para protegerles sus intereses egoístas y para protegerles, su modo de vida egoísta, frente a todos los demás seres humanos, o frente a otras culturas, religiones, países, etc.

Es por éste importantísimo motivo, que siempre el hombre debe ser el guía de la mujer y nunca en ningún caso al contrario.

Pues en el caso, como en la actualidad, que se le ha dado en el mundo occidental, la igualdad a la mujer, ésta como un ser irracional, no sabe comportarse en igualdad e instintivamente su naturaleza, inevitablemente le hace ver al hombre, como un ser débil y por lo tanto, su naturaleza femenina irracional, al ver al hombre a su altura, ve a los hombres como seres inferiores. Claro está, que esto jamás lo reconocerá públicamente, debido precisamente a su irracionalidad, mas podréis comprobarlo muy fácilmente, al observar y estudiar su comportamiento.

El mal o irracionalidad, gracias a su mejor aliado, ha dividido al hombre débil.

La mujer al tener la igualdad, obliga al hombre débil, a escoger entre ella y todo lo demás.

La mujer al tener la igualdad obliga, sicológicamente, mentalmente, sentimentalmente y emocionalmente al hombre débil, a escoger entre ella y Dios.

La mujer al tener la igualdad, obliga al hombre débil, a amarla a ella por encima de Dios y de todas las cosas, puesto que si no, ya las relaciones no funcionan bien, y su amor divide, y separa al hombre débil de Dios. Y no solo lo separa de Dios, sino, que al hacerlo divide y separa al hombre débil de su racionalidad, y éste deja de ser un buen hombre, y éste deja de cumplir con las Leyes de Dios, o las relega a un segundo o tercer plano, y, quitándole importancia a la honradez,
y, quitándole importancia a la justicia,
y, quitándole importancia a la paz,
y, quitándole importancia a que se tomen drogas,
y, quitándole importancia a todo lo que conduce y hace que el hombre se comporte racionalmente.

El hombre débil, al estar dividido, está confuso y llega a confundir lo malo con lo bueno y lo bueno con lo malo.

El hombre débil, al estar dividido en sus sentimientos y emociones, se vuelve egoísta.

El hombre débil, al dar la igualdad antinatural a la mujer, tiene que comportarse de forma irracional, si quiere ser amado y deseado por ella, puesto que si se comporta de forma racional, la mujer lo creerá un ser débil y despreciable. Esto lo comprobareis en la práctica, más la mujer nunca lo reconocerá.

¿Cuál creéis que es el arma más egoísta empleada por satanás para dividir al hombre?

Yo os voy a decir cuál es el arma más egoísta empleada por la maldad para dividir al hombre y así doblegarlo y convertirlo en un ser débil. Para convertirlo en ser débil y manejable, según los intereses más egoístas animales.

Os dije que las regiones, los países, naciones, fronteras, banderas, lenguas, costumbres, tradiciones, doctrinas, religiones, etc., dividen al hombre débil y lo vuelven un ser egoísta y territorial, como cuando los animales, marcan su territorio de otros animales y se comportan como enemigos, y se matan, roban, discriminan, etc. Sin embargo, lo que realmente divide todavía más al hombre débil y lo vuelve, más básicamente egoísta todavía, que todo esto, es sin duda, el matrimonio.

La familia matrimonial, crea un territorio egoísta básico animal a nuestro alrededor, mayor que todos los demás egoísmos animales anteriores.

La familia matrimonial, crea un territorio egoísta básico animal donde prevalece, el instinto animal egoísta de proteger y aislar, primero a nuestra esposa, y, que empecemos a preocuparnos más por ella, que por todo cuanto existe a nuestro alrededor, y por encima de Dios, y por encima de todo, lo que pueda estar bien o mal.

La familia matrimonial, crea un territorio egoísta básico animal a nuestro alrededor, donde prevalece y manda, el instinto animal egoísta de proteger y aislar emocionalmente y sentimentalmente, a nuestros hijos, por encima de los hijos de los demás y esto nos impide amar al prójimo, como a nosotros mismos. Y también, es la base, para que empecemos a incumplir en cadena, con casi todos los demás mandamientos de la Ley.

La familia matrimonial, crea un territorio egoísta básico animal a nuestro alrededor, donde prevalece el instinto animal egoísta, de lo nuestro y lo no nuestro. Nuestra mujer, nuestros hijos, nuestra casa, nuestro alimento y agua, nuestro trabajo, nuestra posición, nuestra categoría, nuestro bienestar, nuestra raza, nuestra tierra, nuestra lengua, nuestra nación, nuestro país, nuestra democracia, nuestra libertad, nuestra religión, nuestra política, nuestro Dios, etc.,
por lo que la familia matrimonial, es la base del egoísmo animal humano,
por lo que la familia matrimonial, es la madre que alimenta y aumenta todos los egoísmos animales humanos y como consecuencia, es la madre de casi todos los males de la actual humanidad.
Por lo que la familia matrimonial, convierte al núcleo familiar en un pequeño territorio animal egoísta y aquí empiezan a elevarse unas fronteras invisibles. Unas fronteras invisibles, pero fuertemente emocionales y sentimentales, que convierte a cada familia en un territorio animal egoísta invisible, pero con unas fuertes fronteras emocionales y sentimentales de todo lo que está dentro y fuera, y con una muy fuerte discriminación, hacia todo lo que esté emocionalmente y sentimentalmente fuera o dentro, de nuestro hogar.
¡Fronteras, que no por ser invisibles, son menos fuertes e inmensas de superar que las físicas! ¿Acaso existen cosas más intensas y fuertes, que nuestros sentimientos y emociones?

¿Acaso existe cosa más intensa y fuerte, que la voluntad frenada o motivada por los sentimientos, emociones y deseos?

Ahora que existen tantos estudios, películas y programas de naturaleza y sobre el reino animal ¿todavía no os dais cuenta de que el comportamiento humano instintivo e irracional, tiene mucho que ver con el comportamiento instintivo egoísta de la mayoría de los animales?

En que tratamos de diferenciarnos de los animales, ¿en nuestro vestido? ¿En nuestra comida? ¿En nuestra tecnología? Puesto que en el comportamiento y en sus sentimientos y emociones en la práctica, desde luego, el hombre se diferencia muy poco de los animales. Pues por mucha higiene personal, por muchas comodidades, por mucha tecnología, por muchos modales, educación cultural, moralidad, ética, por muchos estudios, universidades y títulos, etc., que tratemos de lucir hipócritamente, al final, lo que se nota, es que el hombre en su comportamiento, no ha llegado a despegarse de ese egoísmo animal, que por su estado evolutivo y de perfección, podría diferenciarlo del todo, de los restantes animales. No hay más que ver las noticias diarias, para ver, como los seres humanos más supuestamente educados,
más supuestamente religiosos,
más supuestamente democráticos,
más supuestamente bondadosos,
más supuestamente cultos,
más supuestamente civilizados, etc., son los que básicamente tienen el comportamiento animal más egoísta y están, masacrando a la humanidad y al Planeta, Mateo 7 : 16 “ Por sus frutos los conoceréis…”
¡No tan solo por sus frutos se conocerán y se conocen, los falsos profetas, sino también todos los seres humanos!

¿Creéis que a Dios le va a importar más vuestras mujeres, vuestros hijos, vuestras casas, vuestros injustos trabajos, vuestras injustas posesiones y riquezas, vuestras lenguas, vuestras naciones, vuestras fronteras, vuestros países, vuestras democracias y vuestras religiones, o le va importar más, que hayáis hecho su voluntad? Mateo 12: 48 “¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?” Mateo 12: 50 “Porque todo el que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana, y mi madre”.

¡Hay de aquellas religiones y gentes, que siguen defendiendo a la mujer por encima de la voluntad de Dios y dan cabida al feminismo y a su extensión por sus naciones y por el mundo, pues de la mano del feminismo, llega todo tipo de maldad y corrupción egoísta!

¡Hay de aquellas religiones y gentes, que en estos tiempos, siguen defendiendo el egoísmo animal básico, que son vuestros frutos, que son el fruto de vuestras maldades, que son el fruto de vuestros egoísmos animales, como el matrimonio y la familia, esposas, hijos, casas, posesiones materiales, riquezas, dinero, explotación, naciones, lenguas, tradiciones, doctrinas, países, fronteras, discriminación, racismo, desigualdad, guerras, asesinato, robo, mentira, etc., por encima de la voluntad de Dios! ¡Os aseguro, que todos estos no tendrán cabida en el reino de los Cielos!

¡Os aseguro, que todo aquel que guste del comportamiento egoísta animal, pronto será relegado a donde su condición evolutiva y de perfección corresponda, y el que se comporte como un animal o sea cómplice de estos, serán relegados a mundos más atrasados, a submundos, ya que su camino natural es la involución!

¿Acaso semejáis el comportamiento de los reinos de los Cielos y sus habitantes, al comportamiento egoístamente animal de los seres humanos?

¿Acaso creéis que Dios y sus ángeles del cielo, van a admitir en su Paraíso, a los seres humanos que se comportan como animales egoístas, que se disputan y se pelean por todo?

Mateo 19:29 “Y todo el que deja casas, hermanos o hermanas, padre o madre, esposa o hijos, o tierras, por mi Nombre (por hacer la voluntad de Dios), recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna”

Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)


¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra!
¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!
¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!
Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)
Más información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)