lunes, 20 de agosto de 2012

-----EL MÁS ALLÁ-----


EL MÁS ALLÁ
Lunes a 20 de agosto de 2012.
Hola hijos míos.

Uno de los nuevos Herodes de nuestro tiempo lo vemos en el rey de España, que baila al son de la música que le tocan las muñecas de su casa real. Y los españoles no seáis tan hipócritas, puesto que sabéis que en España la casa real, es la que tiene el poder descendiente de la dictadura anterior y el mando absoluto sobre el ejercito, policías, guardia civil, políticos, sindicatos, medios de comunicaciones, religiosos, ONG, fundaciones, asociaciones, etc., y además de que todas las reformas que se hicieron y se están haciendo humillando a todos los españoles humildes, salen del despacho de la casa real española, que es una muy linda casa de muñecas, que además llevan toda clase de negocios bancarios y de seguros a los que las reformas abusivas contra los ciudadanos españoles son para aplastarlos con sus impuestos y sus injustas reformas que favorecen sus malvados y egoístas negocios. También decir que, tuvieron mucho que ver en mis persecuciones y las que están planeando. Pero lo que no sabe el mal de este mundo es que quiera o  no, Dios lo ha creado, para estimular al bien a superarse continuamente y así superar continuamente al mal y sobrepasarlo. Porque no lo dudéis el bien es muy superior al mal, y es más fuerte, más inteligente y poderoso. Y ya está bien de que el hombre baje la cabeza y mire al suelo o a otro lado, dejando hacer a la Casa de Muñecas y a toda su prole de feministas, lo que les venga en gana. Ya está bien de que el hombre se deje humillar y despreciar por seres inferiores que no solo se creen iguales al hombre sino superiores. ¿Es que no veis y experimentáis en vuestra propia piel en que convierten la supuesta igualdad entre hombres y mujeres? ¡Todos sabéis que la supuesta igualdad, la mujer la convierte en desprecio y en injusticia contra el hombre! ¡Ya está bien de que el hombre se deje humillar no solo por este moderno Herodes y su casa de muñecas, sino por todos los Herodes de este tiempo que se someten a las feministas representadas por el Anticristo (EE.UU.) y su imagen babilónica representada por la Estatua de la Libertad! ¡A mí no me importa morir de hambre por ser perseguido por el mal, por la serpiente antigua representada por la mujer, que representa a Satanás, que representa a la vida básica, que representa a los instintos y pasiones animales! ¡Y como os decía no me importa morir de hambre o a manos de algún asesino cómplice del mal, si esta es la voluntad de Dios, y al hacerlo tan solo morirá para este mundo la Imagen de Dios, pero no morirá jamás la Semejanza de Dios que me da un mínimo de dignidad, para no someterme de manera incondicional al feminismo y a sus perros fieles! ¡No! ¡Ya no tengo miedo a la muerte, lo que realmente me da miedo es morirme sin dignidad! ¡No! ¡Ya no tengo miedo a morirme de hambre, ni de ninguna otra manera, sino que lo único que me asusta de verdad, es humillar la poca Semejanza de Dios que permanece viva en mí, y que me proporciona la suficiente dignidad como para mejor dejarse morir a este mundo, a permanecer en él sin dignidad, sin respeto por uno mismo, y por no tener un mínimo de respeto por nuestro Creador!

¡Puesto que el hombre se humille ante la mujer que representa el mal en este mundo, significa que está humillando la Imagen y Semejanza de Dios que vive en nuestra genética, y que representa al bien y a la justicia y al orden y armonía universal con que se rigen todos los mundos sutiles y más evolucionados de los universos!

¡Y ahora malditos por Dios, venid a por mí, estoy dispuesto a someterme tan solo a la voluntad de Dios, jamás me someteré a vuestros caprichos feministas y contrarios a la voluntad de Dios! ¡Y si soy el Esperado, tan solo lograreis estimularme más y más, para que así el poder y la gloria de Dios descienda más rápidamente sobre mí, tal como está Escrito, y tal como recientemente me ha prometido Dios!

La verdad es que estoy enfadado con estas generaciones de gentes de hoy en día poco tienen que envidiar a Sodoma y Gomorra, pues no me atrevo a llamaros hombres, puesto que, bien cierto es, que es, daros una categoría que no os merecéis. Como que también es una aberración decir que sois la Imagen y Semejanza de Dios. Y la verdad es que me avergüenzo de que hoy en día a alguien en este mundo se le pueda llamar hombre. Pues de hombre tan solo queda en vosotros un pequeño recuerdo, una pequeña señal enterrada por toda la basura emocional y sentimental con que os alimentáis diariamente y que rebosan en vuestras abultadas barrigas del alma, hasta reventar vuestras basuras contaminándolo todo a vuestro alrededor. Y lo más penoso es que arrojáis tanta y tanta basura de vuestras almas, que enterráis vivos a vuestros niños y jóvenes, de tal manera que estos están tan envenenados, que ya no atinan a ver limpiamente el mundo que les rodea, ni a escuchar nítidamente la realidad, si no que, tan solo pueden ver y oír desde que nacen, el ruido de la basura que continuamente se caen de las gordas barrigas del alma de sus padres, tíos, abuelos, educadores, universitarios, académicos, doctorados, políticos, etc.

La verdad es que estoy muy apenado y entristecido por vivir en vuestro mundo de nauseabunda hipocresía, donde sonreís muy a menudo y os satisfacéis con vuestras mentiras diarias de la rutina, masticándola obedientemente tal como os indican los buenos prospectos de las medicinas que os recetan todos los días. Y me apena y entristece que el mal de lo cotidiano, lo saboreéis con un conformismo cobarde y de gente que no sabe lo que es la dignidad, porque se conforma con su actitud de perros sumisos que andan metidos siempre con el rabo entre las patas, y carentes de la verdadera valentía de mirar al frente y decirse así mismos: “Yo soy un hombre, y, soy la Imagen y Semejanza de Dios”

La verdad es que tal como ahora me siento, no me queda ninguna pena por permanecer en este mundo, si así Dios lo quiere y os permite que vuestros planes se realicen. Pero no os equivoquéis, así ya llevo casi toda mi vida, y jamás en ningún caso seré yo quien os ofrezca mi vida, ni jamás seré yo quien atente contra mi vida, puesto que la vida tan solo pertenece a Dios. Y a Él, solo a Él, le toca decidir, no a nosotros. Yo tan solo le ofrezco mi vida a su Dueño, que es nuestro Creador y con el cual estamos en deuda, y solo a Él le pido que me saque de aquí en mis horas insufribles, y solo a Él le pido ayuda cuando deseo vivir, pues nadie más tiene el derecho legal, ni jurídico para hacerlo, y tan solo los locos de verdad, los perros espirituales (Ángeles caídos), son los que en su maldad se comparan y se igualan a Dios, para decidir quien debe vivir, quien debe morir, matar, robar, mentir, engañar, etc., y para estos perros espirituales ya Dios les tiene preparado el castigo correspondiente anunciado en las Sagradas Escrituras. Ya que como la vida es de Dios, el decide que hacer con el grano, y decide que hacer con la paja, y decide que hacer con las malas hierbas, después de que la cosecha esté recogida y en el granero del reino de Dios o Paraíso Terrenal. ¡Porque no os engañéis, porque ya estamos en el más allá! Porque no os engañéis las siembras de las generaciones están dando sus frutos en nuestra actualidad. Por eso lo de la resurrección de los muertos. ¡Los que queráis atender, entended! ¡Los que queráis mirar, ved! ¡Los que queráis escuchar, oíd!

Dicen algunos científicos que cuando estamos viendo a las estrellas estamos viendo el pasado, por eso de que, cuando la luz de las estrellas llega hasta nosotros ya han transcurrido decenas, cientos o miles de años, etc. ¡Y yo os digo que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, cuando estábamos viviendo en el pasado y mirábamos al cielo estrellado, estábamos mirando al futuro, porque no solo intuimos que del cielo provenimos, sino que al cielo algún día regresaremos!

Hijos míos, no me siento nada orgulloso de vosotros y si no fuese que Dios prometió no extinguir al hombre, y viendo yo que realmente no encuentro hombres, si no nada más que perros domesticados, dejaría que os extinguieseis. Pero aunque muy desilusionado sé que, en muchos de vosotros duerme la Semejanza de Dios, aunque por fuera nada más se os note semejanza a caniches y chihuahuas lametones de todo el mal que os sirven y salen de sus traseros y demás partes húmedas. Y aunque en realidad no seáis todos perros de agua, sin embargo preferís las zonas húmedas y sucias que os ofrecen por comportaros como buenos perros, en vez de preferir y sentir verdaderos deseos de apagar la sed de vuestra alma con el agua limpia. Porque el cuerpo físico prefiere las zonas húmedas y sucias, pero el alma tiene sed de limpieza y pureza, y vosotros la obligáis a ingerir maldad y suciedad. ¡Y lo malo de todo esto, es que se las ofrecéis con una feliz sonrisa a vuestros hijos, para que se acostumbren a su olor y a su sabor!

Bueno, viendo a veces programas donde explican y hablan de los antepasados y sobre todo de la cultura egipcia, donde se hablaba y pensaba tanto en el más allá, tanto que hasta la idolatraban. Y no sabían ciertamente de lo que estaban hablando o a que se estaban refiriendo realmente, porque en el más allá, ya sea en otros mundos dimensionales, como en el más allá que significaría llegar a través de las generaciones al futuro en que ahora nos encontramos y donde se hallan realmente resucitados todos aquellos que querían y deseaban llegar al más allá. Si. Efectivamente lo han conseguido y han llegado hasta este más allá, y que ahora es el presente, pero de aquellas riquezas y alimentos que mandaron enterrar con ellos, a menos que fueran modernos saqueadores de tumbas no les queda nada. Pero que no se preocupen estos de sus pobrezas, porque lo más normal es que hayan resucitado y encarnado en familias ricas y poderosas, para así redimirse de sus pasados injustos y caprichosamente asesinos y ladrones de toda explotación de los semejantes. Lástima que la mayoría al resucitar, también resucitó con ellos toda su maldad, toda su soberbia, todo su orgullo, toda su hipocresía y toda su arrogancia, y les resulte imposible discernir el bien del mal, y el mal del bien, pero su oportunidad la tuvieron y la tienen todavía los que permanecen vivos.

Con estas cosas os digo que, todos en el pasado miraban y mirábamos al más allá. Unos lo hacían pensando en un más allá dimensional y místico, y otros lo hacíamos pensando en el reino de Dios y el Paraíso prometido en las Sagradas Escrituras. Y la verdad que, para unos y para otros el más allá de antes, es el ahora y el aquí, puesto que ha llegado la primavera de las generaciones a su culminación y ha empezado el verano de la cosecha y antes de que lleguen las lluvias del otoño todo el grano deberá estar recogido en el granero del reino de Dios o Paraíso prometido.

Y deciros que todavía es más místico y profundo el reino de Dios que llevamos los hombres dentro de nuestra alma, que los más allá dimensionales, que no sirven para estas siembras de nuestras generaciones, puesto que, cada cosa para lo que fue creada y para sus tiempos y mundos que tienen que recorrer. Lo que todavía pertenece más al pasado y más al futuro, aunque también nos pertenece, no es el tiempo, no corresponde a nuestras vidas. Y cada cosa a su tiempo. Y cada siembra tiene su floración, su maduración y su cosecha. Y si sembráis en este invierno o primavera, deberéis recoger los frutos cuando estén maduros o en su tiempo, puesto que si pretendéis cogerlos varios años después, ya no existirán y si pretendéis recogerlos sin haberlos sembrado, tampoco tendréis frutos que recoger. Pues así mismo acontece con las cosas del alma y las cosas espirituales, por lo que hay que vivir las generaciones sembrando en nuestras almas y esperar la floración, la maduración y la cosecha para cuando venga el dueño del granero. ¿Vosotros que habéis sembrado en vuestras almas a través de las generaciones? ¿Habéis sembrado buenos alimentos o venenos corrosivos? ¿Habéis sembrado alimentos espirituales durante las generaciones con los cuales ahora poder sobrevivir, o habéis sembrado egoístamente para darles de comer y beber a vuestros cuerpos del pasado y que ya no existen, porque se pudrieron y en polvo se convirtieron? ¡Pues los buenos alimentos espirituales no se pudren jamás y mantienen el alma del hombre sana y pura para alimentar y desarrollar nuestra Imagen y Semejanza de Dios, y entrar así en su Reino y Paraíso prometido, no para permanecer en estos reinos de los modernos Herodes y de los imperios de ángeles caídos, que al igual que se perdieron y pudrieron sus egoístas cuerpos animales del pasado, así mismo sucederá con todos sus imperios, poder y maldad, y también así sucederá con sus almas, que también se pudrirán sin remedio al igual que lo hicieron sus cuerpos en el pasado y les espera a sus nuevos cuerpos en este muy próximo futuro! ¡Pues no os quepa duda, el más allá, tanto para bien o para mal, tanto para unos como para otros, ha llegado ya!

Padre Eterno (Cristo Maestro Andar)

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaros por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)