lunes, 9 de enero de 2012

-LA REALIDAD DE LO MATERIAL, DE LO FISICO Y DE LO ESPIRITUAL-


LA REALIDAD DE LO MATERIAL DE LO FISICO Y DE LO ESPIRITUAL

A 09 de enero de 2012.

Hola hijos míos.

Las mañanas son frías y las manos duelen al lavar los utensilios del desayuno con el agua fresca que baja del monte todavía más fresco, que la luz que amenaza con la salida del Sol. Sol que calientas, Sol que alimentas la vida. Sol que promueves la vida, llévate de mi las lagunas congeladas de mi alma, y que congelan mis pensamientos, mis sentimientos y emociones. Sé por experiencia que el Sol en invierno en estas latitudes se tarda en calentar un poco, pues la temperatura sigue bajando a pesar de que su luz y calor tratan de imponerse sobre el lugar, más al igual que las hojas llenas de roció congelado que las cubre y las tapa de esa otra realidad, que ahora ven a tras unas pesadas gafas, pues a pesar, de tanto ensueño a tratar de adivinar, ya ese mundo, que ahora les parece que está en otro mundo, sienten a través del hielo un estremecimiento vital, que anímicamente las hace sonreír, pues, al igual a mí, el sol me produce un elevamiento interno, como si empezase a respirar, como si en realidad despertase dentro de mí, lo que yacía dormido y enterrado bajo gruesas y pesadas mantas de pesimismo. Su luz y todavía misterioso y no efectivo calor, despierta en mí, lo que simplemente es necesario para seguir, y seguir andando por un camino que se a donde me conduce, que conozco su recorrido, que conozco su final, y que, como una película ya vista demasiadas veces, me niego a ver, a querer saber nada más de los pasajes que me son desagradables y, que no queda más remedio que soportar, hasta llegar a las partes que más me agradan, más afines, más bonitas, más felices. Sin embargo, no se puede evitar en nuestras vidas vivir las rutinas desagradables que por obligación, que por deber, o porque no queda más remedio, tenemos que enfrentar todos los días, que tenemos que enfrentar todos las horas y todos los minutos del día, deseando que pase el tiempo de esta película que vemos todos los días, para que lleguen los momentos que más nos emocionan y nos hacen sentir aunque sea parcialmente felices, o, mejor dicho, los momentos de nuestros días, semanas, meses o años, etc., que nos hacen sentir ignorantemente felices.

Bueno, os digo estas cosas, porque vivimos en un sueño llamado realidad, en el cual creemos que tenemos momentos de felicidad, pero esto ocurre, porque en realidad, no sabemos lo que es la felicidad, y, no sabemos lo que es la felicidad, porque la mayoría jamás la habéis experimentado, sino, que a lo que llamáis felicidad, esos pequeños momentos en que creéis que sois felices, en realidad son tiempos en que generalmente lo que experimentáis, son momentos de felicidad provocados por los instintos, pero, la verdadera felicidad no procede de los instintos que envuelven nuestra realidad física, si no, que, la verdadera felicidad procede del espíritu, y de, nuestra alma profundamente elevada y pura. Más os aseguro que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, esto que os digo es cierto, porque todo lo que conocemos bueno, o malo, también existen en otras dimensiones dentro y fuera de nosotros, y, lo malo existe con más potencia y poder, y lo bueno también, y mucho más poderoso que todo lo malo, más aumentado, por eso que lo bueno, la alegría, la felicidad en esas otras dimensiones y mundos, es muchísimo más potente y verdadera. ¿Y, esto qué? ¿Por qué ha de importaros a vosotros? Porque simplemente está llegando el día que os traigo en que sentiréis ese cambio, ese paso de dimensión, de cambiar de mundo estando en este, sin salirse de este mundo, sin necesidad de morirse físicamente para vivirlo, para sentirlo profundamente, pues este es mi reino, el Paraíso, el reino de Dios prometido.

Bueno, pero estas cosas ya estáis hartos de oírlas, de leerlas, y muchos de saberlas, y muchos de ignorarlas, y muchos de pensar que son paparruchas para engañar a los que desean afanarse por las riquezas, por lo físico, por todo aquello que realmente os hace sentir esta realidad de los instintos, que son en realidad lo que os hace sentir la fuerza de la vida en este mundo, instintos que en realidad, pos hace identificar y vivir con toda clase de temperamentos la autentica realidad ¿qué realidad? ¿Cuál es vuestra realidad? ¡Si cada ser siente su propia realidad! ¡Si cada célula que os compone tiene su realidad! ¡Si cada átomo del que estáis formados tiene su propia realidad! ¡Si cada trozo de información de vuestro ADN, de vuestra genética tiene su propia realidad! ¿A cuál realidad os referís? ¿Quizás os referís a esa realidad de un determinado momento? ¡Pues cada segundo tiene una realidad diferente al anterior y al que le seguirá! ¿Tal vez, os referís a la realidad que percibís con vuestros instintos? ¡Si cada instinto tiene su propia realidad y una realidad diferente para cada momento! ¿Tal vez os referís, a la realidad que percibís en determinados momentos y circunstancias en que con un conjunto de sentidos instintivos os toca vivir? ¿Acaso, la realidad que ordinariamente percibís con vuestros sentidos instintivos es física, podéis tocarla, podéis agarrarla, podeis pesarme un kilo o una tonelada, o podéis mostrármela para que yo pueda medirla? Y, ¿acaso vuestros sentidos instintivos sean físicos? ¿Tal vez las emociones, sentimientos y pensamientos que proceden de vuestros sentidos instintivos son físicos? ¿Acaso la vista es un proceso físico? ¿Tal vez el sentir, el emocionarse con el sonido proceda de un instinto? ¿Tal vez, nuestras, más profundas emociones, sentimientos, pensamientos, etc., sean un proceso físico de un instinto físico? ¿Pero entonces que entendemos por físico, si cuando profundizamos en lo que antes nos era inaudible, y nos era antes invisible, resulta que también es físico a otras escalas en otras dimensiones, y que poco a poco también podemos medirlas y pesarlas? ¿Hasta donde queréis llegar para comprobar que vivimos en demasiados mundos que nos componen a la vez? ¿Y, cuando nuestros sentimientos, emociones, pensamientos, etc., podamos medirlos y pesarlos, que es material, que es físico, que es espiritual? ¿Entendéis ahora porque me llaman loco? ¿Entendéis ahora porque dicen que estoy loco? ¿Quizás, porque yo puedo distinguir entre las diferentes realidades que forman todos nuestros mundos? Bueno, tal vez, sea cierto que soy un desdichado loco, o, simplemente tal vez, sea que vosotros necesitáis más tiempo para descubrir lo que yo veo, lo que oigo, lo que yo siento, más esto ya no me preocupa, esta realidad y las que les siguen las conozco, porque se como acaban y esta es la ventaja que me conforta en mi soledad y llena mi vida de esperanza, de una esperanza que para mí es cierta, en una esperanza que además me ha sido confirmada por mis ángeles de los cielos, y hasta por el mismísimo Dios, por mi Espíritu Divino.

Pero todas estas cosas no necesitáis comprenderlas, y, mucho menos yo necesito que las comprendáis, para ello tenéis vuestro libre albedrio, vuestra libertad, vuestra cambiante e inconsciente, o consciente realidad, pero que a vosotros tan solo os parece una sola realidad, pero que vosotros la veis y la sentís como una sola realidad, será porque así queréis ver, será porque así os interesa ver y oír y pensar, será porque juntáis y mezcláis lo tangible y lo intangible, lo visible e invisible, lo consciente e inconsciente, en un solo recipiente y os creéis que tan solo es una sola cosa (y al final todas vuestras certezas, están basadas en creencias, en pensar que esto puede, ser así, o creo que es así, para al final, terminar concluyendo, que, vuestra supuesta y única realidad, tan solo es una más de vuestras creencias que proceden de sentimientos, emociones, y pensamientos invisibles e inaudibles que os forman, que, proceden de un lugar llamado alma y espíritu, que todavía no podéis medir, ni pesar, etc.), y, yo no tengo interés en cambiar vuestra forma de ver, de oír, de pensar y de sentir, sino, que mis intenciones es ayudar a despertar a aquellos que me esperan, sino que, mis intenciones es de animar a todos aquellos, que a través de los tiempos han tratado de permanecer fieles a mis consejos, a mis orientaciones. Fieles a todas las justas leyes universales que mantienen en orden y armonía al universo y a todo cuanto existe, y que os estado enviando, a través de mis mensajeros y profetas.

Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)