viernes, 6 de enero de 2012

-TITULO SIN NOMBRE-

TITULO SIN NOMBRE.

A 05 de enero de 2012.

Hola hijos míos.

Todavía recuerdo cuando hace unos pocos años el imperio del mal, visible e invisible, me puso cerco, me aisló, y puso precio a mi vida, allá en la capital de Georgia (de la antigua Unión Soviética). Tan solo redactar un solo día de los que allí pasé, requeriría un grueso libro, por lo que no lo haré, sin embargo, lo recuerdo perfectamente porque quedó grabado a fuego en mi alma, pues dicha conspiración no era solo, de unas cuantas feministas, ni solo de unos cuantos homosexuales, ni solo de unos cuantos drogadictos, ni solo de unos cuantos empresarios, ni solo de unos cuantos políticos, ni solo de unos cuantos religiosos, ni solo unos cuantos de la casa real española, etc. Había mucho más que esto, sin duda, era una gran manipulación donde me era imposible probar nada. Desde la cooperación maligna del ministerio de asuntos exteriores español, hasta la gran colaboración en directo de la Embajada alemana en la capital de Georgia, donde precisamente la que dirigía el cotarro para resolver mis problemas, era una mujer. Problemas que al principio eran muy fáciles de resolver, si no fuera, porque aquellos sencillos problemas, formaban parte de un plan que yo intuía, pero que me negaba a admitir, y que hicieron todo lo posible para que aquel sencillo tramite se convirtiese en algo imposible de resolver en poco tiempo, por lo que se agravó mucho mi situación y aumentaron mucho los peligros, y además, aumentando sustancialmente la recompensa para quien acabase con mi vida.

¿Pero que hacía yo en Georgia? Bueno, yo sabía lo que me aguardaba, Sabía que iba a ser perseguido. Sabía que iban a intentar de nuevo matarme, pero esta vez con más recursos, porque me enfrentaba abiertamente con todo el imperio del mal, y, dudaba de mi fe, dudaba de mis fuerzas, y quería retrasar o huir, de aquel destino horrible que me esperaba, y, pensaba dirigirme a China en mi auto caravana y refugiarme allí, pensando que China todavía no estaba a las ordenes del imperio del mal que gobernaba Occidente. Y con mi inteligencia pude escabullirme de todos los países que atravesaba, pues sabía que, cuando se enteraban que estaba en tal o cual país me buscaban para llevar a cabo sus malignos planes, pero cuando lo hacían, ya no me encontraban, porque cuando utilizaba mi tarjeta bancaria para sacar dinero, yo salía ese mismo día de ese país, y, así sucesivamente, y, como ignoraban mi ruta y destino, hasta que volvía a utilizar la tarjeta bancaria, volvía a hacer lo mismo, etc. Pero al llegar a Turquía y tener que utilizar mi pasaporte, ahí fue distinto y empezaron los problemas, y, empecé a darme cuenta de que trataban de dejarme incomunicado con mis hijos, etc. Aunque no contaban, que unos ingenuos chicos me facilitaran una llamada telefónica, aun así, al darme cuenta de que el peligro se estrechaba sobre mí, me di más prisa en salir de este país, y cuando llegué a la frontera de Georgia, ya noté, ya sabía, que me estaban esperando, puesto que me pusieron más trabas, porque perdían mucho más tiempo en preguntas sin sentido, o que no venían al caso, retrasando el papeleo hasta el cambio de guardia, etc.

Bueno, al darme cuenta de que allí, corría todavía más peligro que en Turquía, decidí no pararme más que el tiempo, para realizar una pequeña reparación en el tubo de escape que se me había roto y partí de inmediato. Más antes de hacerlo, una persona se me dio a conocer y por señas, gestos y algunas palabras sueltas de inglés que podía comprender, me dijo que quería acompañarme hasta la Capital, que él no tenía coche, ni medios, etc. Bueno, yo a aquel joven y fornido Georgiano, al principio y tras aquella extraña propuesta, lo tomé por un homosexual, pero mirándolo más atentamente, me di cuenta de sus verdaderas intenciones, por lo que le dije que tenía que pensarlo y que ya le comunicaría dentro de unos días mi decisión, claro está que, no le iba a decir, que iba a partir al cabo de una o dos horas, para así ganar tiempo y despistar en lo posible a mis perseguidores, pues ya sabía que la persecución, había comenzado, por lo que rápidamente me puse en marcha para llegar a la Capital de este infierno de país, pues tenía que atravesarla para seguir mi rumbo, más cuando pernocté aquella noche en una gasolinera, allí mismo, su dueño, que esperó a que me acostase, con unas tijeras de cortar cable y cadenas, me robó la bicicleta de montaña, que llevaba atrás en el portabicicletas (no entro en detalles, para explicaros con detenimiento todas las cosas que me han sucedido, pues necesitaría mucho tiempo). Bueno, que iba a hacer ¿denunciarlo, etc.? Por la mañana proseguí indignado mi marcha, y cuando llegué a dicha Capital, estuve buscando un banco con cajero automático, que fuese adecuado para mi tarjeta de crédito, y cuando lo hallé, me di toda la prisa que podía, para ir a sacar dinero para proseguir inmediatamente mi viaje, y salir de este país, ya que intuía el grave peligro que corría allí, pero, cual no fue mi sorpresa cuando metí la tarjeta y el cajero automático, sin darme dinero alguno, se tragó mi tarjeta bancaria y ya no me la devolvió, y, ahí empezó toda una serie de malignas aventuras para inmovilizarme, dejarme incomunicado y no permitir que saliese con vida de este maldito país, maldito desde entonces por Dios, país llamado Georgia. Allí empezaron toda una serie de maldades, orquestadas al principio por las feministas de la caja de ahorros española, donde yo tenía mi escaso dinero para sobrevivir, y, las mujeres de la embajada alemana, incluida su embajadora.

Bueno, deciros que cuando logré salir de este país maldito ya por Dios, pasó alrededor de un mes, estando enterados por supuesto en el ministerio de asuntos exteriores de toda la movida desde el principio. También, que en ningún momento, hasta el final, cuando era muy posible que este caso se destapase y viese la luz pública, fue cuando decidieron poner en contacto a mis hijos conmigo, para que estos me hicieran llegar dinero para salir del país maldito por Dios desde entonces. Puesto que casi hasta el mes, tuve que sobrevivir vendiendo algunas cosas que tenia, mi ordenador, etc. para tener algo para comer.

Bueno, resumiendo para que os deis una simple idea de lo que allí pasé, os diré que al cabo de quince días, al ver que, a toda clase de caza recompensas les resultaba imposible darme muerte, por diferentes métodos y clases, etc., decidieron que lo haría un policía, para cobrar la recompensa y beneficiarse además del pago en especies que la acompañaba. Y aquella noche, aquel cuerpo de policía celebraban la fiesta ya de mi muerte, y, lo celebraban, como si fuese una despedida de soltero, etc., e, incluso, que yo, en aquellos días pernoctaba en la calle enfrente a su comisaria, al ver su puerta abierta entré y hasta me invitaron. Además sabían que yo sabía que notaba el extremo peligro de aquella noche, porque se lo hacía saber, y, les pedí que me dejaran dormir dentro de su comisaria, pero esto podría suponer un riesgo para ellos, que algo sucediese dentro de su comisaria y se llegase a saber, por lo que, si pasaba algo, que pasase en la calle, por si acaso, y, aquella misma noche intentaron matarme con un fusil o rifle desde la obscuridad, pero una vez más, mi Espíritu me avisó, y además me dijo que hacer, durante aquella larga noche, para no ponerme a tiro, pues incluso subió a algunos edificios, para cazarme desde lo alto. Pero Dios no lo quiso.

¿Por qué os cuento algunas de estas cosas? Bueno, porque todo este conjunto de maldades para darme muerte comenzó cortándome el suministro de dinero, para inmovilizarme primero, y luego siguió, dejarme incomunicado, y, luego siguió toda una fiesta de intentos diarios de darme muerte y cobrar la recompensa y sus atribuciones, por parte no solo de unos cuantos caza recompensas, sino, por una gran cantidad de ciudadanos de todas las clases sociales de este maldito país, que incluso a la luz del día, me perseguían por allá donde estuviese con mi auto caravana, más para que no hubiese testigos de algunos ciudadanos que no querían participar de dicho festín, y se les fuese a ir la lengua, y se supiese públicamente que me daban muerte, o, para que no hubiese precisamente testigos que no querían participar de esta injusticia, de esta caza injustificada de un hombre, por esto, la policía, a la luz del día, estaba continuamente haciendo que circularan toda clase de vehículos nuevos o viejos, caros o económicos, que paraban delante y detrás de mi auto caravana, para darme caza sin ningún tipo de reparo, ni vergüenza, ni disimulo, etc. ¿Os podéis imaginar cuantos cientos de coches tenía que espantar la policía de mi lado, del cualquier sitio donde me hallase aparcado, además de los que no se atrevían a parar, al ver la policía aparcada por delante y por detrás de mí, a una cierta distancia? Y cuando algunos coches se decidían descaradamente a parar, es cuando la policía rápidamente intervenía, y los acosaban y los echaban del lugar. Más por las noches empezaba otro mundo de terror muy diferente, puesto que la policía me dejaba solo durante horas, cosa que parecía hecha a propósito, y entonces me las tenía que arreglar solo, porque las noches sí que resultaban terroríficamente eternas, más Dios, me mostró que cuando Él quiere, ningún poder terrenal, ningún mal, por numeroso que sea, puede con su voluntad, y para ello, hacia muchos milagros durante el día para mantenerme vivo, pero muchos más por las noches.

Bueno, volvemos a lo de antes, y os decía que lo más grave de toda esta persecución descarada para acabar con mi vida, empezó cortándome el suministro de dinero para inmovilizarme. Bueno, pues parece que ahora intentan lo mismo, pero metiéndome legalmente en aprietos legales, con facturas legales. Si, esta vez lo planearon a conciencia, ya que aquí en mi tierra, no quieren dar la nota, y lo prefieren hacer muy sutilmente, tendiendo redes sutiles legales y con facturas a mi alrededor para asfixiarme poco a poco, para dejarme poco a poco sin comunicaciones, sin coche por ejemplo aquí en las montañas donde vivo, para que no pueda desplazarme a donde yo desee, a buscar vivieres, y así, depender de alguien que me los sirva adecuadamente preparados según sus intenciones. En principio el plan parece bien sencillo y fácil de llevar a la práctica. Esta vez, no necesitan cortarme primero el suministro de dinero, sino, dejarme sin transporte propio por falta de medios para tenerlo, aunque tenga algo de dinero para comer. Bueno, ahora sois más y tenéis todavía más poder, aun así, espero que vuestro planes fracasen. Puesto que yo sí tengo fe verdadera. Puesto que yo sí creo en la voluntad de Dios para salvarme y cumpla con mí destino. ¿Acaso se os olvida, lo que trae llenarme de ira? ¿Acaso fue una casualidad que al ver que cuando exigí justicia aquí en mi tierra después de un tiempo de regresar y recuperar mis fuerzas, y reclamé justicia ante las autoridades, y, luego ante la Caja que había ordenado la inmovilización de mi tarjeta de crédito, y, observé atónito e indignado, como no se me hacia el más mínimo caso, etc.? ¡Y entonces empecé a dirigir mi ira contra los bancos! ¿Y qué ocurrió al poco tiempo? ¡Empezó la bancarrota de los bancos en EE.UU., que dieron lugar a lo más gordo de la crisis! ¿Y qué os llevo diciendo y prometiendo desde entonces? ¡Que ya no saldréis de esta crisis, porque yo así lo deseo, porque a mí me habéis metido injustamente en una grave e injusta crisis de acoso y persecución a todos los niveles, y, así existe un justo motivo, para que se cumpla la voluntad de Dios, y para que se cumpla mi voluntad, para levantar el Paraíso y reino de Dios prometido en las Sagradas Escrituras!

¿Qué ocurrió, cuando siete días antes, les regalé a todos los españoles la copa mundial de futbol, explicando además como iban a suceder las cosas? ¿Acaso, no pudisteis comprobar cómo el imperio del mal, dio carta blanca a la selección holandesa y al árbitro del encuentro, para que el equipo español, no ganase el mundial? ¡Podéis visionar el partido de este último mundial y estudiarlo, para daros cuenta, de que tanto la selección holandesa, y, el árbitro que consintió, hicieron lo posible e imposible, para que la selección española, no ganase el mundial, precisamente porque yo había hecho público en mis blogs, que les regalaba el mundial a los españoles, y más que nada, para dejarme quedar en evidencia, y como un loco, y como un farsante! ¿Por qué tanto interés y empeño en esto, si tan solo era un loco, un pobre desquiciado, etc.? ¿Comprendéis ahora, quien está detrás de toda conspiración contra mí? ¿Comprendéis ahora, como el verdadero imperio del mal, el que realmente gobierna este mundo, si teme, que yo sea el esperado, el Dios del Cielo hecho hombre, el Arcángel encargado de este mundo, vuestro creador, vuestro Padre eterno? ¿Acaso, no os tengo dicho, que ellos, si creen más que vosotros y tienen suficientes pruebas, como para no tomárselo a broma, ni tomárselo, como las simples paranoias de un pobre desquiciado más? Bueno, esto a mi ya no me preocupa, ni me interesa convenceros de nada, allá vosotros con vuestro libre albedrio. Cada cual haga lo que tenga que hacer. Bueno, os sorprendería el numero de millones de españoles que preferían que perdiese la selección española el mundial, con tal de que yo perdiese mi credibilidad, etc., y, mucho más, os sorprendería a muchos, quien eran muchos de estos español@s que fingieron alegría, y se sintieron mal, cuando España ganó el mundial.

Por todo esto, ya no me preocupo mucho por lo que tratáis de hacer, y de hacerme, pues cada vez que me hacéis daño, que me hacéis sufrir, lo único que conseguís, es estimular mi ira contra vosotros, y así, proseguir con mi labor, con la voluntad de Dios para con la especie humana, y lo prometido a los humildes, justos y sencillos según los profetas y mensajeros de Dios.

Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)