domingo, 8 de enero de 2012

---BUENOS DIAS---

BUENOS DÍAS.

A 08 de enero de 2012.

Hola hijos míos.

Buenos días. Buenos días a todos. Es bueno empezar saludando con esta frase hecha de los buenos días a nuestros semejantes. Así como otras frases religiosas ya hechas, o deseando paz, etc. ¿Qué hay de malo en esto? Bueno, tal vez lo que haya de malo, son las costumbres de hacer las cosas por rutina, cuando nuestros deseos son otros muy diferentes, de los cuales expresamos verbalmente, o, cuando lo que decimos con tantas rutinas, sean algo contrario a lo que en realidad sentimos emocionalmente, y, que lo que acostumbramos a decir, a comunicar, tan solo son rutinas forzadas, contrarias a lo que manifestamos con nuestros hechos, con nuestros comportamientos, y, esto, no es tan solo para los saludos, sino, que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, nuestras rutinas tradicionales y costumbristas, están tan arraigadas en nuestras almas, que a lo malo llamamos bueno, y a lo bueno malo, y esto, porque estamos convencidos, de que, es más importante darle de comer a nuestro cuerpo, que, darle de comer a nuestro espíritu ¿Acaso, es más importante darle gasolina a un vehículo, que alimentar, que asegurar la vida primero de su conductor? ¿Acaso, es más importante recargar de agua nuestro radiador del automóvil, o, primero es mejor apagar la sed de nuestro espíritu?

Buenos días. Paz y amor. La paz de Dios, etc. Simplemente cuando habláis y os comunicáis con vuestros semejantes, con vuestros prójimos ¿Con que parte de vuestro cuerpo os estáis comunicando con los demás? Concentraros y tratad de sentir, de que parte de vuestro cuerpo proceden vuestras emociones, sentimientos, pensamientos, etc., y, después de esto reflexionad, ¿Qué intereses os mueven a expresaros, a comunicaros, a hablar, a moveros, a actuar y a comportaros como lo hacéis? ¿Con qué intenciones superficiales o profundas, hacéis todas estas cosas, que son los lazos que os unen a vuestros semejantes? ¿Estáis buscando que os sirvan o estáis buscando servir? ¿Estáis buscando la satisfacción egoísta de vuestros sentimientos y emociones, que tan solo conforman y hacen sentir y desarrollar vuestros instintos animales, los instintos que hacen sentirse bien al cuerpo físico, pero que esconden, que encierran en un profundo cajón de la buhardilla, vuestros sentimientos, emociones, pensamientos, obras y comportamientos más puros y elevados del espíritu? ¿Seguís creyendo que es más impórtate el hambre del cuerpo, que el hambre del espíritu? ¿Seguís creyendo que es más importante la sed del cuerpo, que la sed del espíritu? ¡Pues os aseguro que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, la sed y el hambre del cuerpo, tan solo pueden matar el cuerpo, pero no a su pasajero, no pueden matar al espíritu! ¡Más la sed y el hambre espiritual, pueden matar el espíritu, que es la vida eterna! ¡Pues el espíritu es la vida eterna! ¿Entendéis estas cosas tan sencillas y simples? ¿O, tal vez, queráis dejarlas para más adelante y encerrarlas en un cajón tan elevado de vuestras buhardillas del alma, que luego os resulte muy trabajoso, volver a abrirlo, porque la escalera que lleva a vuestras buhardillas del alma, son muy empinadas y estrechas, y, luego os da mucho miedo subirlas, porque esperáis además, a querer escalarlas de noche y sin luz, sin luz en vuestros ojos del alma, sin luz en vuestros ojos cegados por la locura del bienestar físico, mientras vuestros espíritus se mueren por falta de las atenciones mínimas. ¡Porque, vuestros espíritus se están muriendo, porque primero, atendéis a los derechos humanos de las necesidades animales de vuestros cuerpos, y, dais largas, a los derechos humanos espirituales, que son el verdadero soporte de la vida! ¡Que son el autentico y puro soporte de la vida! Y, mientras no atendamos primeramente a los derechos espirituales de los seres humanos, jamás se tendrán justamente atendidos tampoco, los derechos humanos de nuestros cuerpos físicos, puesto que, de los derechos espirituales, parten la verdadera justicia, la Justicia de Dios, y, partiendo de la justicia de Dios, se deriva toda justicia que salva no solo la vida espiritual y la hace eterna, sino, que también, parte toda justicia para que físicamente los cuerpos humanos no padezcan ningún tipo de insuficiencia, ni hambre, ni sed, ni excesivo frio o calor, ni enfermedad, ni guerras, ni discriminaciones, ni delincuencia, ni ricos, ni pobres, etc. Y la Justicia de Dios está reflejada en sus Mandamientos y amarás al prójimo como a ti mismo, ¿pero, puede un rico amar al pobre como así mismo? ¿Puede un empresario amar a su empleado como así mismo? ¿Ama un político a sus ciudadanos como así mismo? ¿Aman los buenos vividores y acumuladores de capitales religiosos a sus fieles como así mismos, o tan solo, están compitiendo entre las grandes religiones, sectas, fundaciones o asociaciones de ateos, etc. quien reúne más adeptos, quien acumula más capital, más templos, quien ostenta mas dominio y poder social, etc.? ¿Estáis y seguís convencidos, de que vuestros religiosos, vuestros guías, vuestros ricos, vuestros políticos, etc., tienen que ver en realidad algo con Dios y con su Justicia, o, más bien tienen que ver mucho, muchísimo, con el acostumbrado, con el tradicional y rutinario egoísmo exagerado e irracional? ¿De verdad, que seguir engañándoos y animando a los demás a seguir engañándose a sí mismos, os conduce a la paz, a la justicia, al amor al prójimo, a la felicidad? ¿De verdad estáis convencidos de que seguir engañándoos a vosotros mismos y seguir animando a los que os rodean de que lo mejor, es lo que hacéis en vuestras rutinas materiales, que lo mejor es, hacerse esclavos voluntariosos de vuestros instintos animales? ¿De verdad que os sentís satisfechos en creer que la mejor justicia, es la limosna? ¿De verdad que os hace sentir satisfechos de que la mejor justicia, es la caridad? ¿De verdad que os hace sentiros satisfechos de que la mejor justicia es REZAR por todos aquellos que con vuestras injusticias condenáis al hambre, a la sed, a la enfermedad? ¿De verdad que os hace sentiros satisfechos, de que la mejor justicia, es aquella que empuja a vuestros prójimos a DEPENDER de vuestra caridad, de vuestra piedad, de vuestras limosnas? ¡Si todas estas cosas os complacen y os hacen sentir satisfechos, es que sois seres humanos malignos y que vuestras almas pertenecen ya al mal!

¡Pues las cosas de Dios son sencillas y claras, y los misterios de Dios son muy fáciles de comprender, ya que os fue dicho “ Por su frutos los conoceréis” ¡Y ciertamente los frutos de los malignos de este mundo son la caridad, la piedad, la limosna. Sus verdaderos frutos no son la justicia de Dios!

¡Pues los frutos de los malignos de este mundo son todo aquello que hace depender a sus prójimos de su caridad, piedad, limosnas, injusticias, discriminaciones sociales, etc., y esto no se deriva de buscar la justicia de Dios en este mundo, si no, de buscar la justicia del mal, de buscar la justicia de los instintos animales!

Bueno, en realidad también importa lo que digáis, pero, ¡importa mucho más lo que hagáis! “Por sus frutos los conoceréis”

Bueno, en realidad también importa lo que digáis, pero, ¡importa mucho más como os comportáis! “Por sus frutos los conoceréis”

Bueno, en realidad también le importan a Dios, vuestros rezos, vuestros templos, vuestras adoraciones, vuestros rituales, etc., pero más le importa a Dios, lo que os distingue a los unos de los otros “Por sus frutos los reconoceré”

Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)