domingo, 17 de mayo de 2015

-RESPUESTA SOBRE LAS PERSONAS QUE SE DIFINEN COMO, O DENTRO DEL GRUPO HUMANO, "NO SABE NO CONTESTA"-

RESPUESTA SOBRE LAS PERSONAS QUE SE DEFINEN COMO, O DENTRO DEL GRUPO HUMANO, “NO SABE NO CONTESTA”
A 17 de mayo de 2015.


Podríamos dialogar, reflexionar, discutir, debatir y filosofar, todo el día, y seguir durante toda la noche, o toda la semana, o todo el mes, o todo el año,,, O,,, y seguir así en el “no sabe, no contesta”, toda la vida, como es el caso de las mayorías humanas. Sin embargo esto para cosas vanas o sin importancia en la influencia en la sociedades, comunidades, etc., humanas, puede que tenga poco peso, más, cuando por permanecer las mayorías humanas en ese estado de, “no sabe, no contesta”, se es cómplice directo o indirecto, de toda injusticia legal o ilegal, por muy democráticas que sean estas injusticias, y, que precisamente resultan tan democráticas gracias a sus “no saben, no contestan”, y, que este cómodo e irresponsable posicionamiento es un crimen de pura y simple conciencia común, que convierte directamente en verdugos a todos los “no saben, no contestan” de todos los injustos males sociales que se abaten sobre nuestro mundo. Y, que también convierte en verdugos a todos los que se dejan llevar y no actúan, y que NO hacen lo que deben hacer, o lo que el DEBER le exige si realmente tuvieran una conciencia que tiene verdadero conocimiento del bien y del mal en nuestro mundo.  Mundo, que os recuerdo está gobernado por los seres humanos, no por extraterrestres, ni por lagartos, ni por conejos. Sino que nuestro mundo está gobernado por todos aquellos, que los “no saben, no contestan”, etc., les han servido en bandeja. Porque votar por los que nos gobiernan es también ser cómplice de todo los males de este mundo, que podrían resolverse muy fácilmente si nos gobernáramos con plena conciencia de hacernos el bien y sin discriminación, y sin clases sociales, y sin castas ni sociales, ni económicas.

En fin, resumiendo, que si nos gobernáramos por las más justas, concienzudas y simples leyes que existen (Las Leyes de Dios), todos nuestros males sociales y casi demás, dejarían automáticamente de existir. Por lo que ser, “un no sabe no contesta”, y etc., es  hacerse voluntariamente cómplice participante en cada crimen, en cada robo, en cada mentira, en cada hipocresía, en el hambre y en la carencia de todo tipo necesidades básicas de nuestros prójimos.  También es una falta de responsabilidad, y una mala excusa que definen a personas hipócritas con falta de afinidad verdadera hacia sus semejantes más necesitados. Porque las personas “no saben, no contestan”, y etc., no pueden poner de excusa su ignorancia, su falta de información, de sus dudas, etc., porque todos somos ignorantes y todos tenemos dudas, y también, todos tenemos ojos para ver lo que ocurre a nuestro alrededor. Ojos para mirar a los ojos de quién pasa hambre. Ojos para mirar a los ojos de quién pasa frío. Ojos para mirar a los ojos del que han expulsado de su hogar. Ojos para mirar a los ojos de quienes duermen entre cartones y rebuscan comida entre la basura. Ojos para mirar a los ojos a quienes sufren persecución y martirio, por conseguir un mundo más simple, más placenteramente feliz para vuestros hijos, nietos, etc. Y, los “no saben no contestan”, y etc., tienen oídos para oír las lamentaciones, las quejas, las peticiones de ayuda, de socorro o de auxilio, que por falta de verdadera conciencia de nuestros gobernantes apoyados por sus legiones de votantes de “no saben no contestan”, y etc., han provocado, provocan y provocarán. ¿Todavía seguís pensando que hay que ser sabio para no ser un “no sabe no contesta”, y etc., o simplemente tener ojos que vean con nuestra conciencia del bien y del mal? ¿Todavía creéis que hay que ser sabio para no ser un “no sabe no contesta”, y etc., o simplemente tener oídos para escuchar con nuestra conciencia del bien y del mal? ¡Si no tenéis ojos para ver realmente lo que sufren vuestros semejantes, y ponerle inmediato remedio, es que no tenéis verdadera conciencia del bien y del mal, es que sois ángeles caídos, seres irracionales, que fingen y simulan, ser racionales, pero se comportan igual que inteligentes, pero muy simples seres irracionales! ¡Vuestro comportamiento, que son vuestros frutos, lo que producís tanto vosotros como todos vuestros gobernantes, que habéis parido, que habéis criado, que habéis educado y formado, para ser quienes ahora son! ¡Porque os aseguro que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, vuestros ricos, empresarios, gobernantes, etc., no se han parido a sí mismos, ni se han hecho a sí mismos, ni se han formado a sí mismos, ni se han educado a sí mismos, ni han llegado a donde están por sí mismos! ¡Todo lo que fueron, todo lo que son y todo lo que han llegado a ser, son vuestros frutos, los frutos de vuestros vientres, los frutos de vuestras educaciones, los frutos de vuestras formaciones, y los frutos que resume quienes sois y de cómo os comportáis, votéis o no votéis, dudéis o no dudéis, sabios o ignorantes, “no saben no contestan”, etc., todos sois cómplices, y entre todos habéis parido y alimentado, todos los males, etc., de nuestro mundo! ¡Y, si no tenéis verdadera conciencia del bien y del mal, quiere decir que estáis simulando y fingiendo públicamente que sois racionales y no lo sois! ¡Y quiere decir que estáis simulando y fingiendo, tener hacia vuestros semejantes, unas emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones de bien, de las cuales no disponéis, y es por esto, que no podéis disponer ni sentir, una verdadera afinidad e igualdad hacia vuestros semejantes, ni tener ni sentir, una verdadera afinidad, ni conocimiento del bien y  del mal, para poder remediar nuestros males y los males de nuestros semejantes! ¡Porque cuando no existe una verdadera conciencia que tenga verdadero conocimiento del bien y del mal, no podrá distinguir ni el bien ni el mal, ni diferenciarlos hasta que estos se produzcan en sí mismos! ¡Sin embargo, los que sí disponen de una conciencia que tiene el conocimiento del bien y del mal, tiene conocimiento también del bien cuando lo sufre un semejante, y tienen conocimiento también de un mal, cuando lo sufre y padece un semejante, y sabe lo que eso significa, y buscará remedio para que ese mal abandone a su semejante, y, buscará remedio para que ese mal o cualquier otro mal del que sea consciente, NO se expanda y contamine a los demás semejantes, porque también tendrá la sabiduría y el conocimiento suficiente, como para saber que cualquier mal que padezcan los demás, más tarde o más temprano, nos llegará también a nosotros o a nuestros descendientes!

Gracias a vuestros ojos que no ven realmente, y oídos que realmente no escuchan, porque son ojos y oídos, que no disponen de una conciencia del bien y del mal, sino que son ojos y oídos, que disponen de conciencias que fingen ver el  mal ajeno, pero no es cierto. Porque si realmente sus conciencias viesen el mal ajeno lo evitarían, pero no lo ven, porque su conciencia carece del conocimiento del bien y del mal, por mucho que lo simulen y finjan, porque en la realidad donde muerde el frío, el hambre, etc., es donde demuestran y manifiestan, que no quieren la igualdad de todos los seres humanos, porque en realidad son felices comportándose como vulgares animales irracionales. Porque en realidad en su interior, a pesar de fingir todo lo contrario, son felices comportándose como vulgares animales jerárquicos, y como vulgares animales superiores o inferiores, o son felices comportándose como castas, y, son felices manifestándose como mafias legales o ilegales.


Y, gracias a no disponer de una verdadera conciencia del bien y del mal, por mucho que simuléis y finjáis tenerla, se sabe y se nota que no es así, y es porque , vuestros ojos, oídos, no pueden ver y oír, lo que realmente siente otro ser humano, y lo que siente y sufre, padece, etc. Porque al no disponer de una verdadera conciencia del bien y  del mal, tampoco se dispone de unas emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones, que partan de esa conciencia del bien y  del mal. De ahí, vuestros comportamientos, y de ahí vuestros frutos. Y de ahí que no reconozcáis que, NO solo sois cómplices de todos los males de este mundo, sino que ADEMÁS sois los padres y madres, de todos los males de este mundo y son fruto de vuestros frutos, y son los frutos que habéis comido, digerido y cagado. ¡Así de vulgar como suena! Porque todos los males de este mundo son los frutos que habéis cagado. Porque decir que son los frutos que habéis parido, suena a animal. Pero la verdad para un ser que se cree el más inteligente de los animales, suena mucho más real, “son los frutos que habéis cagado”. Porque observemos a donde observemos, todo son cagadas, y nada parece fruto de unos seres inteligentes conscientes del bien y  del mal. ¿Todavía no acertáis a adivinar quienes forman parte de esos grupos sociales llamados en las Sagradas Escrituras ángeles caídos, tibios, etc., o llamados hoy en día, “un no sabe no contesta, borrego, pelotas, calzonazos, perro, rico, empresario, político, sacerdote, periodista, etc.”? Muchos sois los que entráis y formáis parte de estos democráticos grupos de poder discriminatorio, y otros se dejan llevar, convencer, adormecer por sus instintos más irracionales, que parten de sus estómagos y vientres jerarquizados sobre un bienestar discriminatorio sobre sus semejantes, que les causa cierto placer injusto, sobre algunos de sus semejantes que tienen por debajo de su nivel, al mismo tiempo que también sientes este mismo placer en servir a los que le suceden por arriba de su posición . Y entre todos estos se encuentran muchos que se dejan arrastrar por toda esta marea de irracionales emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones, de una vida que resulta ser nada más que, una simple cagada. Y para estos me dirijo. Y para estos os digo, que ha llegado aquél que puede cambiarlo todo y convertir vuestras cagadas, en un buen estiércol para abonar una buena conciencia que distinga el bien del mal de la próxima generación, y así  gobernarnos basándonos sobre la conciencia que tiene verdadero conocimiento del bien y del mal, para remediar eternamente todos los males de todos los seres humanos. ¡Os aseguro que esto lo voy a hacer y a lograr, con o sin vuestra participación! ¡Porque esto ya está Escrito en las Sagradas Escrituras que así será, y que así se cumplirá el destino humano! ¡Y, se cumplirá porque el futuro no solo está Escrito, si no que ya existe, y si ya existe, tan solo hay que esperar que los acontecimientos se produzcan, para que se realicen y se plasmen en la realidad! ¡Y, no podéis hacer nada para impedirlo, ni podéis impedir que aquel que va a provocar tales acontecimientos, realice sus tareas y cumpla con su destino, porque también está ya Escrito y ya existe ahora en el futuro, lo que va a hacer y  cuál es su destino! ¡Y seáis creyentes o no creyentes, con fe o sin fe, religiosos o ateos, ricos o pobres, negros o blancos, etc., todo se cumplirá a pesar de todo lo que intentéis o hagáis, porque como antes dije, el destino de la humanidad ya está Escrito y ya existe en el futuro, y, convertiré vuestras cagadas, en verdaderos frutos producidos por plenas y placenteras conciencias que tengan conocimiento, un buen conocimiento del bien y del mal, como para dejar de comportarnos como ignorantes, borregos, no se no contesta, injustamente, etc., y elegir el bien sobre el mal, para parir en nuestras emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones, un mundo justo y pacifico, y, para crear el verdadero jardín, el verdadero paraíso, donde parir y alumbrar a nuestros hijos, nietos, etc., y, que cuando estos abran sus ojos por primera vez y nos vean a nuestros ojos, no vean en estos, el reflejo de nuestras cagadas, sino, que vean el reflejo de un mundo feliz adornado por verdaderas emociones que distinguen y tienen un buen conocimiento del bien y del mal, y, que a él, le espera el bien, y, que el mal se lo apartarán o tratarán al menos de apartar de él durante toda su vida, que para eso los traen a este mundo,  y no que los traemos a este mundo como simples animales inteligentes, y, ¡que NO los traemos  a este mundo, para soltarlos en el corral de nuestras escuelas, institutos o universidades!

Cristo Maestro Andar.