viernes, 28 de agosto de 2015

-PROBABLEMENTE PARA ESTA NOCHE O SIGUIENTES, PREPARAN UN NUEVO INTENTO PARA ACABAR CON MI VIDA-

PROBABLEMENTE PARA ESTA NOCHE O SIGUIENTES, PREPARAN UN NUEVO INTENTO PARA ACABAR CON MI VIDA
A 28 de agosto de 2015.


Hace tres noches sobre las dos y media o tres de la mañana, entraron en la buhardilla de mi casa, donde debajo del piso de la misma, habito yo. El piso de mi buhardilla es de madera muy fina y vieja, por lo que es imposible andar, sin que cruja estrepitosamente, por lo que estando yo a esa hora despierto, me sobresalté en gran manera, porque Dios me había advertido en aquel día anterior, que lo intentarían de nuevo, que intentarían darme caza. Y dándose cuenta el supuesto agresor o agresores, de que yo estaba despierto y atento, porque hacía mi propio ruido, y, andaba fisgoneando con mi linterna por algunas finas rendijas que penetraban en la buhardilla, dejaron de intentarlo. No, sin antes, tantear la trampilla de acceso a mi vivienda. Sin que por supuesto estuviese abierta, como ellos tenían previsto. Porque esta (la trampilla), siempre había sido, como una simple tapa, sin ningún pestillo, o cerradura. Más yo tomando precauciones, al ver que en algunas anteriores ocasiones que accedieron a mi vivienda, cuando todavía no debían disponer de llaves maestras o de cerrajero, y tras sufrir algunos envenenamientos, había observado, que las telarañas que ocupaban gran parte del espacio de la trampilla, habían desaparecido como por arte de magia. Ya que yo, no las había limpiado, ni había subido a la buhardilla. Por lo que reforcé con tenacidad la trampilla de acceso. Además le añadí un fuerte travesaño, desde abajo, desde mi vivienda, atornillado con un grueso tornillo y dos tuercas, para que no pudiese ser destornillado desde el otro lado, o sea, desde la buhardilla.

Y tras esta desagradable experiencia, por la mañana de este día en que anduvieron sobre mi buhardilla, me fui directamente a poner una denuncia a la comandancia de la Guardia Civil de Quiroga, que es mi ayuntamiento, para que así constara, y para saber si iban a hacer algo al respecto. Bueno, al principio parecía que todo iba a transcurrir de acuerdo a la ley, pero, el agente que me atendía me dijo que antes de hacerlo, iba a consultarlo con su superior. Y vi a través de las puertas de cristal, que en este caso, su superior era una mujer sargento, la cual por los gestos, me pareció entender que no me hiciese caso, y que me dijese, que era mejor que no pusiese la denuncia. Y, cuando luego volvió a entrar de nuevo el agente que me atendía, trató de convencerme de ello, pero no lo consiguió. E, insistí en repetidas veces, que quería que constase la denuncia. Pero entonces el agente que ya debía tener órdenes de su anterior superior, recurrió a una serie de amenazas, diciéndome que como era un enfermo mental, mi experiencia había sido una paranoia, y que si insistía en poner la denuncia, el juez me mandaría a los médicos, para que me obligasen a tomar medicamentos, o para que me ingresaran a la fuerza, en un centro médico. ¡La verdad, todo este montaje empezó a extrañarme, y me vino al pensamiento, que quizás las fuerzas de seguridad o parte de ellas, estuvieran implicadas, en que a partir de aquel día, si me sucedía algo, NO constase en sus archivos la denuncia! ¡Y, así, mejor todavía que Poncio Pilatos, lavarse las manos, porque no existirían pruebas!

Quiero deciros algo. Es cierto que soy oficialmente un enfermo mental. ¡Pero también voy a realizaros unas preguntas muy serias a todos, a enemigos, a pasotas, y, a cómplices directos, y a cómplices indirectos por omisión de vuestros deberes ciudadanos, al no hacer nada al respecto! ¿Cuántos siquiatras y sicólogos, hay actualmente en este mundo, con sus correspondientes títulos académicos oficiales y legales? ¿Un millón, dos, tres, etc.? ¡Debe de haber varios millones! ¿Y, cuantos de entre estos varios millones de siquiatras y sicólogos, NO CERTIFICARÍAN oficialmente y académicamente, HOY EN DÍA, si tal experiencia le fuese relatada, como la que, cuando el profeta Moisés, tuvo la experiencia de que una Zarza ardiente le hablaba, y le decía que era Dios, etc., Este (el Profeta Moisés), no sería un enfermo mental, según los estudios académicos y legalmente oficiales, de todos estos siquiatras y sicólogos? ¿Cuántos Profetas y Mensajeros de Dios, según la medicina oficial y médica, no serían catalogados y diagnosticados hoy en día por siquiatras y sicólogos, de enfermos mentales, de esquizofrénicos y paranoicos? ¡Yo os diré lo que todos suponéis y sabéis! ¡Serían oficialmente y medicamente, catalogados y diagnosticados de enfermos mentales, todos! ¡Hasta Jesucristo y Muhammad, serían catalogados y diagnosticados oficialmente, de enfermos mentales, de locos esquizofrénicos y paranoicos, tal como a mí, se me cataloga  y diagnostica, oficialmente, hoy en día! ¡Por lo que os digo, leed en mis páginas webs y blogs, lo que publico, lo que digo, y si todo esto, se halla lejos de ser algo semejante, a lo que los Profetas y Mensajeros de Dios, decían, etc.! ¿Vais a quedaros de brazos cruzados, mientras intentan asesinarme, o desaparecerme, o de tratar que parezca mi muerte un suicidio, o muerte natural? ¡Si lo hacéis, os convertiréis automáticamente en cómplices de asesinato, y Dios que todo lo sabe, que todo lo ve, os lo tendrá en cuenta a la hora de vuestro juicio, que está muy próximo! ¡Consigan asesinarme, etc., o no, si NO hacéis nada por averiguar la verdad, seréis cómplices ante Dios y su Justicia!

¿Pero por qué os digo estas cosas hoy? ¡Porque hoy recibí un serio aviso de Dios, de que volverían a la carga, y puede que esta misma noche, tras los intentos fallidos que ya llevan intentándolo! ¡No sé si lo conseguirán esta vez, pero eso no me preocupa ya, porque sé que todo depende de la Voluntad de Dios, y de, si mi trabajo termina aquí o proseguirá. Esto ya no depende de mí, sino de Dios todopoderoso. Amén. Porque sea cual sea mi destino, yo confío en mi Creador, y a Él me debo, y debo mi vida, porque suya es. Amén.

Cristo Maestro Andar (ungranmonte.blogspot.com).