domingo, 16 de junio de 2013

-RESPUESTA A UNA CONOCIDA EN INTERNET QUE OPINA QUE LA SENSATEZ Y LA CORDURA...-

A 16 de junio de 2013.
Respuesta a una conocida en Internet que opina que la sensatez y cordura, poco o nada tiene que ver con lo racional:

Hola Pilar.

Bueno, tengo que decirte que, la racionalidad a que tú te refieres, tan solo es una realidad, que nace en los instintos animales evolucionados en los seres humanos, y que por supuesto es una racionalidad, que se puede analizar, sentir y pensar, etc. Pero la verdadera racionalidad de la especie humana descendiente de Adán, es la que nace profundamente de nuestra más utópica espiritualidad, de nuestro ser más elevado y puro, que brota de la Imagen y Semejanza de nuestro Creador, y que yace en nuestra genética, y, que al contrario de lo que tú dices, tiene mucho que ver con la cordura, y con la sensatez, y, además tiene mucho que ver, con todas las utopías que conducen a los seres humanos a la verdadera inocencia de la honradez, y decencia moral, ética, política, social, económica, religiosa, etc., Tan solo hay que repasar racionalmente las Sagradas Escrituras, para darse cuenta de que Dios a través de sus Mensajeros y Profetas, y Consejos, Orientaciones y Mandamientos, son puro ensoñamiento utópico, moral, ético, religioso, social, etc., para guiar al hombre hacia unos ideales racionales de búsqueda continua de la felicidad y la perfección. Pero una felicidad y perfección, verdaderamente racional. No instintivamente y matemáticamente nacida de cálculos sentimentales y emocionales, que fluyen de nuestras pasiones y sensaciones de nuestros cuerpos animales.

También aclararte que existen varias especies humanas y aunque todos parezcamos o aparentamos ser una sola especie humana, no lo somos, aunque a través de los milenios nos hayamos cruzado sexualmente y genéticamente. Por lo que también te digo que, por este importante motivo, no todos los seres humanos saben, o tienen la capacidad, o el desarrollo natural, para sentir, percibir, concebir, parir y crear, sentimientos, emociones y pensamientos, transmitidos por los genes, etc., racionales de Adán heredados de Dios. Heredados del soplo divino que Dios transmitió a su creado a su Imagen y Semejanza.

¿Todo esto que te digo te parece una paranoia, una locura, un cuento, una comedia, o, un sueño, o, una utopía? ¿O, te parecen unos ideales que guían y conducen, los instintos espirituales del hombre hacia un futuro de convivencia social, en Justicia, paz, amor y felicidad? ¡Pues todo esto, racionalmente no se puede llevar a la práctica, sin cordura, ni sensatez! ¡Que para eso son y sirven, los Consejos, Orientaciones, y sobre todo, los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, que pueden resumirse en: “Ama a tus semejantes como a ti mismo”!

¿Sigues sin entender o comprender, cual es la diferencia entre la racionalidad nacida de los instintos naturales de los cuerpos animales y la racionalidad, que brota y fluye, de los instintos espirituales, que yacen y duermen en los hombres heredados de su Creador? ¡Ambas racionalidades existen y forman sus propios mundos mentales y psicológicos! ¡Y forman sus propios mundos físicos a través de sus frutos, y, forman sus propios conceptos, etc., de la realidad! Pero en este mundo prevalece la ley de todos aquellos que construyen su mundo físico a imagen y semejanza, de su racionalidad instintiva animal. ¡Que para Dios, esta que muchos llaman racionalidad, es más que nada en la práctica, irracionalidad! Ya que tan solo se diferencia esta, mal llamada racionalidad animal de los seres humanos que dominan sobre este mundo, de la común irracionalidad de los restantes animales, en que los humanos son más inteligentes, mucho más inteligentes. Pero que sin embargo, sus sentimientos, emociones, comportamientos, etc., son tan irracionales, como el resto de los animales y bestias de nuestros campos.

Un cordial saludo de, (Cristo Maestro Andar).