lunes, 1 de octubre de 2012



NOTAS y COMENTARIOS.
01 de octubre de 2012.

Las personas que se sienten felices en este mundo de maldad y corrupción, es que son unos animales ignorantes y egoístas, que se conforman en mirarse a sí mismos contentos con lo que hacen, y en complacerse, en la complicidad que existe entre un determinado grupo social conformista con su mundo privilegiado de solidarias injusticias, y depredación sobre los más débiles. Un cordial saludo de Cristo.