sábado, 8 de septiembre de 2012

---NOTA---



-NOTA-
A 08 de septiembre de 2012






Nadie puede hacerte feliz, sino, tu mismo, comprendiendo y descubriendo que la verdadera felicidad, se halla cuando pretendemos desinteresadamente hacer felices a los demás.


Un cordial saludo de Cristo.