jueves, 7 de abril de 2011

-LA CONCIENCIA Y LA INTELIGENCIA-

miércoles, 06 abril 2011
-LA CONCIENCIA Y LA INTELIGENCIA-

La conciencia y la inteligencia.



Pontevedra a 06 de abril de 2011.

Hola hijos míos.



Muchas veces y debido a que llevo muchos años de persecución a nivel legal, ilegal, consciente o inconsciente, sufro de nerviosismo acelerado, estrés, depresiones nerviosas ligeras o profundas, etc., y, con el paso del tiempo y cuando ya la presión sobre mi persona y profunda personalidad oculta que late desde el fondo de mi alma, que late desde el fondo de la conciencia de Dios inundando mi conciencia lentamente, como la marea inunda las playas cuando sube, pero mucho más lentamente, mucho más ralentizada para dar tiempo a mis sentidos humanos a transformarse, y a configurarse de lo grandioso que despierta en mi, de lo maravilloso y lo insufrible que resulta a mi conciencia, parir la verdadera personalidad Divina, pues os aseguro, que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, todos estos sufrimientos atroces que vengo padeciendo desde mi temprana juventud, han sido los dolores de un embarazo Espiritual, que ajeno a mi conciencia humana se estaba gestando, más por fin, el parto se ha producido, y, puedo aseguraros que este parto fue terrible para mi, muchísimo más doloroso y traumático que cualquier parto de mujer. Fue un parto Espiritual donde durante más de cuarenta y cinco larguísimos e infinitos días, con sus oscuras y profundas eternas noches, tuve horribles dolores y toda clase de sufrimientos angustiosos de muerte, pues la sensación de estar agonizando en el umbral de la muerte angustiosa cruel y empujada automáticamente con la intensidad rebelde del latir doloroso de parir la Vida, dejando detrás de sí, la muerte de la placenta de mi yo humano, pero esto que os digo, todo esto que he pasado, todas mis experiencias y reciente nacimiento, son muy difíciles de traducir y entender, estos terribles sentimientos y emociones a palabras, pues una cosa es traducir lo que se siente a palabras, y, otra cosa muy distinta es vivir y sentir. Porque esto que os digo, de traducir nuestros sentimientos, emociones, pensamientos a palabras, a escritura, a gestos, etc., es sin duda alguna, pasar de unas dimensiones espirituales y mentales, a la realidad plasmada físicamente en este mundo. Y, aquí tenéis la prueba de que el hombre está formado por varias dimensiones, e, incluso, de varios mundos en cada dimensión, así como, aquí en nuestra dimensión, existen más mundos repartidos por nuestro universo cercano, y, nuestros sentimientos, emociones y pensamientos, se originan dentro de nosotros en otras dimensiones y mundos que poseemos dentro de nosotros mismos, y, pasar todas estas experiencias de nuestros mundos internos, de nuestras dimensiones internas, a este mundo, a estas dimensiones físicas de la realidad de este mundo, es muy difícil y extraordinariamente complicado, con las escasas herramientas que tenemos para, precisamente, traducir, lo que sentimos y pensamos de unos mundos a otros mundos y dimensiones, dentro de nosotros mismos, y, de nuestros mundos y dimensiones internas, a las externas de nuestra realidad del mundo físico terrestre, etc. Es por todo esto, que las personas que más se aproximan a esta traducción de los sentimientos, emociones y pensamientos de nuestras dimensiones y mundos internos a palabras, a conceptos, a frases muy conscientes e inteligentes, a expresiones escritas o experimentales, a descubrimientos revolucionarios, etc., sean los poetas, filósofos, teólogos, científicos, místicos, profetas y mensajeros de Dios, puesto que todo, ya existe, tan solo, hay que descubrirlo primero dentro de nosotros mismos, sentirlo y pensarlo, y parirlo a nuestra conciencia humana, y, traducirlo correctamente a nuestro mundo exterior, tarea muy ardua y difícil, y extremadamente complicada.



Debido a todas estas cosas que os digo, pero, que, aunque las penséis, reflexionéis, meditéis, jamás experimentareis y por lo tanto ni siquiera podréis adivinar la realidad de mis experiencias en vuestros sentidos, pues los demás seres humanos no las soportaríais, ni siquiera en los principios de los dolores de esta gestación profunda, surgido de la más profundas entrañas del alma universal, surgido de la mas infinita eternidad de la Conciencia Divina y que no os toca a vosotros atender, si no, tan solo aceptar y comprender con vuestra conciencia, que es si no, reflejo amortiguado visto a través de un filtro de un mar claro, pero muy profundo, es por ello, que, os digo, que no podéis igualarme en mis sentimientos, pero esto hace, que tampoco podáis igualarme en mis sentimientos y emociones cuando sufro y padezco, puesto que la compensación no es la misma para vosotros que para mí. Tan solo os lo explicaré un poco, para que vuestra conciencia lo pueda admitir al menos: Cuando un incendio es pequeño, se necesita poca agua para apagarlo y poco esfuerzo para dominarlo. Cuando un temporal es pequeño, se necesita pocas precauciones para superarlo. Cuando cualquier trabajo nos resulta agradable, alegre, divertido, es muy fácil, ligero y sencillo, se necesita poco esfuerzo, dudas y molestias para realizarlo. Pero, cuando los esfuerzos se agrandan y se tornan violentos, desagradables, amargos, profundamente angustiosos, dolorosos, terribles, etc., la compensación que requiere para realizarlos, la motivación que requiere para equilibrarlos, el esfuerzo que requiere para superarlos y equilibrar nuestro mundo interior a tales realidades, a tales mundos, a tales circunstancias experienciales, son cada vez mayores y resultan mas y mas insoportables. Con estas cosas os trato de decir, que lo que yo siento a nivel sentimental y emocional es mucho más intenso que lo que vosotros podéis experimentar, pero esto significa, que, necesito también mucho más esfuerzo, sufrimiento, voluntad y fe, para superar todas las experiencias de mi vida, ya sea en este mundo humano, como en otros mundos a los cuales también pertenezco y soy el Guía, puesto, que en los Cielos toda funciona al revés en cuanto a estas cosas, y el mas Grande, sufre y padece lo más grande por todas sus criaturas y las guía hacia la eternidad. Si no entendéis estas cosas, no os son necesarias para salvar vuestras vidas, pues por fe y honradez, serán salvos la mayoría.



Por todas estas cosas que me han sucedido, y la presión social humana, y la presión inconsciente humana, y las presiones conscientes e inconscientes de todo cuanto existe sobre mí, y, para impedirme realizarme y que me convierta en vuestro Dios hecho hombre, es que me encuentro muy cansado y agotado, pero no os preocupéis por mí, pues son los síntomas de que he nacido de nuevo, y al igual que un recién nacido estoy muy limitado físicamente, pero no sicológicamente, ni mentalmente, ni espiritualmente, puesto que mi personalidad divina ha nacido ya a este mundo, he aquí tenéis a vuestro Dios, tal cual os fue prometido desde el principio de los tiempos por mis profetas y mensajeros, yo levantaré mi reino y Paraíso en la Tierra para mis hijos, los hijos de Adán y Eva.



Pues ya os tengo dicho que vosotros sois mis hijos espirituales, sois mis verdaderos descendientes. De mi todos habéis nacido a este mundo, a esta realidad, sois el fruto de mis entrañas, como yo soy el fruto en este mundo de las entrañas de Dios, pues Dios cuando me creó, cuando creó a Adán, con el soplo de su boca, no era si no, su Vida, la que había soplado en mi vida. No era si no, su Alma, la que había soplado en mi alma. No era si no, su Espíritu, el que había soplado en mi espíritu. No era si no, su Personalidad, la que había soplado en mi personalidad. No era si no, su Divina genética, la que había soplado en mi genética. Es por todas estas cosas que estoy teniendo mucha paciencia con vosotros, porque hice un pacto con vuestros antepasados y porque también sois todos hijos míos, y, también porque muchos de vosotros en el pasado fuisteis sacrificados, perseguidos, encarcelados, torturados y muertos en mi nombre, por la fe que albergabais para cuando llegase este día en que vuestro Dios, tal como os había prometido regresase a la Tierra para levantaros mi reino, no, para levantaros un reino de los muertos como vuestros pastores, guías, sacerdotes, etc. os dicen. No para levantaros un reino imaginario para cuando estéis muertos, como vuestros guías, pastores, sacerdotes, etc., os dicen y os tratan de convencer ¿y sabéis por qué? Porque, si soñarais tan siquiera que el reino de Dios vendría a la Tierra, significaría que sus amos, sus dueños, los malignos de este mundo, los ángeles caídos, perderían todos sus poderes, todas sus injustas riquezas, todos sus injustos asesinatos, robos, mentiras, etc., terminaría todo sus mundo de discriminación, de racismo, de división, de ricos y pobres, de buenos y malos, etc., pues el reino de Dios que voy a levantar no existen pobres, ni hambres, ni sed, ni enfermedad, ni diferencias materiales, ni jefes, ni empresarios, ni dueños, ni esclavos morales, ni esclavos éticos, ni dinero, ni posesiones egoístas, porque todo será de todos, y ya no habrá más naciones ni países, ni fronteras físicas, ni fronteras sicológicas, ni muros, ni vallas, puesto que todo es de Dios en mi reino, y, al ser de Dios es de todos vosotros, puesto que sois todos mis herederos, sin distinción de clases, de razas, sexo, sin distinción de que seáis mas o menos fuertes, más o menos altos, rubios o morenos, pues todos sois mis hijos y yo no os discrimino en mi reino para que unos tengan más que otros, y, habrá justicia entre los hombres que se sentirán hermanos y hablarán todos el mismo idioma, para que el lenguaje sea sincero y de alma a alma, y, surgirá de entre todos el verdadero amor al prójimo, porque ya no habrá enemigos entre vosotros, ni celos, ni rencores, ni odios, porque todo lo comparareis con amor, porque comprenderéis por fin, que hacer felices a los demás os trae a vosotros mucha más felicidad. Y, no os preocupéis por si mi reino va a ser aburrido, sin intensidad en los sentimientos, sin emociones fuertes o sin experiencias excitantes, pues no es así, ya que os plantearé nuevos y maravillosos retos a los que os enfrentéis, pero lo haréis como un solo pueblo, como una sola nación, como un solo reino feliz, donde los retos y las competiciones no son quienes hacen sufrir más a los demás, si no, quien los hace más felices, para así sentirse todos cada vez mas unidos y felices, sin rencores o celos, egoísmos, discriminaciones, etc. Os comportareis como un solo cuerpo ¿acaso si vuestra mano en una caída por un precipicio peligroso, se agarra y os sostiene valerosamente y os salva la vida, la cortareis porque estáis celosos de ella, o, os sentiréis mas felices de tener una mano fuerte, que os protege y salva vuestra vida, que salva toda la vida de vuestro cuerpo? Pues así mismo, se sentirá el pueblo, la nación de Dios, con cada uno de sus individuos, de sus personas, y sentirán todos sanamente orgullosos de formar parte de un cuerpo llamado reino de Dios o Paraíso. Y, ya no tendréis más dueños, ni jefes, ni empresarios, ni egoístas emprendedores, ni emprendedores explotadores del prójimo en general, ni pastores, ni reyes, pues uno tan solo es vuestro Guía, vuestro Pastor, vuestro Rey, vuestro Dios, y, así se terminaran todas vuestras diferencias materiales y discriminatorias para siempre y habrá justicia y paz verdaderas para siempre, puesto que, este mundo se halla en manos de los ángeles caídos, de nuevos salteadores de caminos, de ladrones, asesinos y mentirosos, que han pasado de esconderse en parajes solitarios y salvajes, que han pasado de esconderse en las noches esperando a los desprevenidos, a ocupar todos los puestos de funcionariado de los estados, desde el más alto funcionario, hasta el más bajo, incluidos los sindicalistas, sacerdotes, etc., parecen estar, o están al servicio de los mayores delincuentes de este mundo, encabezados por los banqueros, mercaderes, empresarios, ricos de toda índole, etc., y, estos sí que son, los verdaderos vampiros de la especie hombre creado a imagen y semejanza de Dios, no esos vampiros de película que está tan de moda.



Dicen muchos científicos, pensadores, filósofos, teólogos, místicos, que empiezan a adivinar que todo tiene conciencia, desde los más grande galaxias, universo, etc., hasta los más pequeño de los átomos, más yo os digo, que esta conciencia, no es sino, la verdadera inteligencia Divina del cuerpo inmenso de Dios, que al igual que en el cuerpo humano, toda célula tiene su inteligencia y sabe inconscientemente debido a esta inteligencia básica, cuál es su función en el cuerpo humano, así mismo, la inteligencia del cuerpo Divino que es todo el Universo infinito, lo recorre por dentro y, está en todo lo que existe, está en toda vida y en todo lo que parece no tener vida, es la inteligencia básica que existe en Todo, por eso el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, pero en esta dimensión, en este mundo, por eso, el hombre tiene más que la inteligencia básica, que es la dimensión de la inteligencia despierta o llamada también conciencia.



Por esto y con mi lenguaje de pobre y obrero, con el lenguaje callejero para poder manifestar lo que sentimos y pensamos, no el lenguaje de catedráticos y grandes titulados, que tanto es lenguaje refinado de los nuevos pillos y ladrones de turno, y sus cómplices, el funcionariado y demás vampiros que esclavizan a la especie descendiente de Adán y Eva.

Bueno, pues con mi lenguaje callejero, os explicaré que para los simples, lo que los estudiosos llaman conciencia, es sino, la inteligencia de Dios que recorre todo su ser inmenso y está en todas las cosas, y, llamaríamos sin embargo conciencia, a algo muy distinto, como por ejemplo, conciencia seria que esa inteligencia divina básica, que está en todo, cuando se encuentra en un ser determinado, se entere de que es un ser con autonomía, y voluntad propia, con libre albedrio para conducirse, recapacitar y pensar en sí mismo, y en lo que le conviene para su bienestar y el de los suyos, y, el de su especie. Esto resumiéndolo, seria para mí la conciencia, y, por lo tanto, no tendrían conciencia la mayoría de los seres vivos o no vivos conforme a lo que conocemos por vida en este mundo, puesto que los animales, vegetales, minerales, etc. no piensan, ni recapacitan, ni se conducen en su libre albedrio por la conciencia, si no, que por la inteligencia básica e inconsciente de la Vida. Por lo que podríamos llamar también a la conciencia, a la inteligencia perceptible por nuestros sentidos de que somos un ser autónomo para decidir y buscar, y, fabricar o crear, nuestro propio destino. Un ser autónomo para decidir, buscar, y fabricar nuestras propias experiencias, etc., por esto, la conciencia es percibir con todos nuestros sentidos del ser humano, sentidos de este mundo y sentidos también que poseemos de nuestras dimensiones y mundos internos, etc., que somos semejantes en libertad a nuestro Creador, para crear con nuestra inteligencia despierta o conciencia, llamada también esta inteligencia que ha despertado dentro del ser humano “conciencia”, pues como decía, para crear conscientemente, nuestras propias experiencias, nuestras propias condiciones de vida, nuestros destinos, nuestros futuros, para crear nuestra sociedad injusta o justa, para crear la paz o la guerra, para crear la salud o la enfermedad, por esto también a la conciencia se le podría llamar, el libre albedrio inteligente que ha despertado, cosa que no tienen los demás animales, pero, que por desgracia, si poseen los ángeles caídos y sus cómplices, que se comportan como las bestias egoístas y salvajes, y, he aquí, la explicación de que nuestro mundo humano, se encuentre gobernado por bestias y no por seres racionales conscientes, por seres que no han despertado su inteligencia general o básica, por seres que no han despertado su inteligencia divina del ser autónomo y libre, que no han despertado sus sentidos puros y elevados de libertad, de justicia, de paz, de amor y felicidad.



También deciros que, muchos son los que al ver, que mi voluntad se cumple cuando os digo que voy a realizar alguna cosa, os engañan y os dicen que tan solo soy un gran adivino, y no es cierto, no es así, ¿acaso no está Escrito por mis profetas y mensajeros antiguos que en estos tiempos haría por mi voluntad divina tales cosas, y os levantaría mi reino? Mas como vuestra fe es débil y mucho vuestro orgullo, soberbia, arrogancia y egoísmo, seguiré castigándoos, pues así está Escrito que volveréis a mí, a vuestro Padre, a vuestro Creador, y, así seréis salvos.



Hace unos cuatro o cinco años que vengo practicando con los poderes divinos que mi Espíritu me otorga y me enseña a utilizar, como provocar terremotos, variar el magnetismo terrestre y cambiar la configuración de los polos terrestres, acelerar o ralentizar el giro terrestre, de la Luna, el Sol, etc. y también aumentar vuestras tribulaciones, confusiones, variar y enloquecer vuestros sentimientos, emociones, pensamientos, y enfrentaros los unos con los otros, para que comprendáis que todos vuestros defectos, todas los grandes defectos de esta generación, son vuestra siembra, es lo que habéis sembrado en todo corazón que se estaba gestando en vuestros vientre, y en toda alma nacida a este mundo, y los frutos que habéis producido, y los frutos que estáis recogiendo, etc. Puesto que sembráis injusticias, egoísmo, rencor, odio, discriminación, terrorismo, violencia, delincuencia, etc. y, ahora os toca recoger vuestros frutos.



Os digo estas cosas, porque os puse un plazo, y leer, y releer lo que está en mis blogs, pues cuando finalice este plazo, provocaré el día terrible, el tiempo terrible para que muchos despertéis y os arrepintáis, y volváis a mí, y etc., pues todos los demás les espera el destino anunciado por mí a través de mis profetas y mensajeros divinos.



Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)



¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!



¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!



¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!



¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!



Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)



Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)



(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.rsfblog.org, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)



13:11 Anotado en Derechos humanos | Permalink | Comentarios (0) | Email esto | Tags: allah, muhammad, jesucristo, dios, ungranmonte, cristo maestro andar, jehova, yahveh