martes, 3 de marzo de 2009

---ATRACCION DE FERIA---

ATRACCIÓN DE FERIA
PONTEVEDRA A 02 DE MARZO DE 2009
Hola hijos.

En Mateo a partir de 21: 33 hasta 21: 46 en la parábola de los malos labradores podemos entender que la viña plantada no es un solar, ni la Tierra, ni el paraíso, etc., si no, que, es la vida, que Dios regalo creando a los seres humanos y tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, los frutos de esta viña, son el alimento de Dios. ¿Para que entonces querría Dios nada nuestro?

Ya os tengo dicho, que el alimento de Dios, son nuestros sentimientos y emociones depuradas, purificados, santificados, equilibrados, etc. Estos son los verdaderos frutos que Dios espera de vosotros. Y no es que vaya a pasar hambre si los seres humanos, no cumplís con vuestro contrato, le sobran buenos frutos en muchísimos mundos angélicos, mas esta, no es la cuestión, si no que, la cuestión es que, estáis incumpliendo el contrato espiritual que adquiristeis con Dios y esto tiene un precio según la Justicia Divina.


CRISTO MAESTRO ANDAR

¿Qué es la Justicia Divina? Bueno, podría deciros que es el Espíritu Santo, que es el bien, que es lo positivo, o que es la fuerza natural o espiritual que busca el orden, el Equilibrio en toda la naturaleza o todo lo creado, visible e invisible. Esto lo podéis observar tanto a nivel microscópico o simplemente observando los satélites, los planetas, estrellas, galaxias, etc. Y vosotros habéis alterado este equilibrio y Dios me ha enviado a restablecerlo, por todo esto ha puesto su Espíritu sobre mí, y también su poder ¿Sabéis por qué en mí? Pues simplemente porque yo soy el responsable, soy vuestro creador, soy el principio y el fin, el primero y el último.


¿Sabéis por qué soy el primero y el último? Pues tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, soy la imagen y semejanza de Dios, aun antes de que este mundo existiese, luego fui hombre y vosotros fuisteis creados a mi imagen y semejanza. Yo fui el primer hombre y seré el último, puesto que un padre nunca abandona a sus hijos y los protege y pone en lugar seguro, en su cómodo y placentero paraíso, en su prometido reino de Dios. Mas no tan solo soy el primero y el ultimo en este mundo, si no, en todos cuantos existen. Más esto lo dejaremos de momento.

¿Qué trato de deciros con todo esto? Pues que no soy UNA ATRACCIÓN DE FERIA. Ahora que sabéis quien soy y a quien represento, tened cuidado y más respeto, puesto que estoy enfadado, muy enfadado con vosotros y no me importa que seáis religiosos o no, ni me importa que creáis en mi o no creáis, la ira de Dios será con todos aquellos que al estar yo presente y cerca, al menos no bajen su cabeza y mirada al suelo donde pisan, pues vuestro desprecio, orgullo, soberbia y altivez, esta en vuestros gestos más comunes, en vuestra mirada, etc., y eso enfurece a Dios. Si queréis visitarme, podéis hacerlo, mas lo haréis con humildad, con todo respeto. Aprended de los antiguos profetas y mensajeros que, al hallarse en mi presencia se humillaban, pues sabían que mirar directamente a su creador podía significar su muerte. Muchos piensan que es mi mirada, mis ojos, lo que puede matarlos, mas si así lo quiero, es. Sin embargo, no me es necesario miraros, para que esto pueda ocurrir, pues el Espíritu de Dios que vive en mi y es mi Vida, es el que esta deseoso de sacaros la vida que os dio, que os prestó, que os arrendó. Pues la vida es suya, le pertenece, Él la creó y el contrato de arrendamiento se os ha acabado y como no producís los frutos esperados, los frutos deseados, y como no pagáis el alquiler quiere recobrar lo que es suyo, lo que le pertenece, PUESTO QUE NI AUN, VUESTRA VIDA ES VUESTRA (Mateo 25:28, 25:29, 25:30 "..." "Porque al que tiene, le será dado y tendrá en abundancia. Y al que no tiene, aun lo que tiene (La vida), le será quitado. ..."), si no, de Él y quiere echaros al fuego, como mala hierba, como la cizaña, etc. Si no lo ha hecho ya, es porque yo lo contengo Y LO CONTENGO, POR LAS PROMESAS QUE DI A LOS PROFETAS Y MENSAJEROS QUE ENVIE A MIS OVEJAS, A MIS HIJOS. Y ATENDED BIEN ESTO QUE OS DIGO, SOIS HIJOS MIOS, PERO NO SOIS HIJOS DE DIOS, SI NO, SIERVOS, QUE ES BIEN DISTINTO. Sois hijos míos cuando soy hombre. Y esto, ya lo explicaré en su momento. Por esto, me conocéis también como Padre Eterno.

Los satánicos tenéis por costumbre el decir” ¿Si Dios existe? ¿Donde estaba cuando…? ¿O por qué no evito…?” En primer lugar deciros que se os dio el libre albedrío para gobernar vuestras vidas y destinos y unas normas o leyes Divinas para alcanzar la justicia, la paz, el amor, felicidad (Esto suprimiría de raíz la mayoría de los sufrimientos y males de la humanidad), mas vosotros incumplís estos Mandamientos de la Ley y las consecuencias son el caos, egoísmo, dolor, sufrimiento, hambre, sed, enfermedades, muerte, desorden y desequilibrio natural, etc. ¡Hipócritas! Luego culpáis a Dios o decís. ¿Por qué Dios permite esto? ¿Dónde estaba cuando…? ¿Por qué no evito…? Bueno ¡Ahora estoy aquí y ya que no seguisteis los consejos que os di, si queréis vivir y entrar en el paraíso o reino de Dios que yo levantaré, haré justicia y me obedeceréis o moriréis! ¡Las escrituras se cumplirán, yo las dicté (Para este mundo) y haré que se cumplan! ¡Cumpliréis con todos los Mandamientos de la Ley de Dios!

Os aseguro que, tan claro, como el cielo azul y la noche estrellada, que, Dios no es egoísta, y cuando el hombre da buenos frutos, el PRIMERO EN PROBARLOS ES EL MISMO. O sea que, si producís justicia, paz, amor y felicidad, los primeros en disfrutarlos sois vosotros mismos y Dios tan solo se llevara una pequeña renta. ¿Acaso es un precio tan elevado, regalar a Dios un poco de vuestra felicidad sobrante?
Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)