sábado, 23 de enero de 2016

-INVITACIÓN PARA CONTRASTAR LA VERDAD DE LO QUE REALMENTE ESTÁ PASANDO-

INVITACIÓN PARA CONTRASTAR LA VERDAD DE LO QUE REALMENTE ESTÁ PASANDO.

A 23 de enero de 2016.

Se está haciendo la luz en este nuevo día, mientras permanecen en mi mente oscuros presentimientos, mientras se tejen oscuros sentimientos, que como relampagueante látigo, se abate sobre mi lastimada alma. Puesto que hay un dicho, frase popular, un refrán, que dice que: “La justicia es lenta”. Y, observando lo que ahora la justicia está cometiendo conmigo, yo a este dicho, frase popular o refrán, le añado: “La justicia es lenta, pero muy rápida, drástica y extremista, es, la maliciosa injusticia”


¿Por qué os digo estas cosas? ¿Quizás porque me aburro? ¿Quizás porque soy un tonto ignorante? ¿O tal vez, porque soy ambas cosas, además de loco, malo, bárbaro, insociable, paranoico y un enemigo público? La verdad es que tengo que reconocer humildemente que soy todo esto, y reconocer humildemente que por todo esto, se me acosa, persigue e intenta acabar con mi vida. ¿Acaso en sus tiempos no le ocurría algo parecido a los demás Profetas, Mensajeros y Enviados de Dios, a este mundo?

Bueno, la verdad, es que no es ninguna mentira, ni fantasía, lo que me está ocurriendo, y lo rapidísima que puede llegar a ser, la lenta justicia, que convertida en una veloz paranoia, que disparada como un misil esquizofrénico, se dirige al centro de mi corazón. Y, esta vez la paranoia NO es producto de alguna de mis mentes, sino producto de la justicia legal loca y desquiciada, de nuestros días. Y, esta vez, la esquizofrenia NO es producto de mi alma enajenada por tantas ansiedades y angustias, desesperadas, por encontrar y buscar la justicia en este mundo, y buscar en este mundo, el reino de Dios y su Justicia, sino, que, esta esquizofrenia persecutoria, es concebida a conciencia, por la falta de verdadera conciencia de nuestra actual y legal justicia funcionarial y burocrática, y democrática, por estar ausente de claridad, y ser plena en oscurantismo radical. ¡Ya veis, aquellos que en el día 26 de este mes de enero de 2016, a las doce horas, me llevan a un juicio relámpago, con la intención, de declararme loco y obligarme a ser internado por la fuerza injusta de nuestra justicia, en un centro siquiátrico o mental, para someterme a sus muchos sospechosos tratamientos médicos, que sospecho, que más que curativos, sean anulativos, porque mis numerosos, y terroríficos crímenes, sean, la palabra, la libertad de expresión, la libertad democrática, la libertad de expresión del derecho de estado o del Estado de Derecho, y la libertad de expresión de nuestra Constitución. Pero parece que para nuestros maliciosos poderosos siervos del mal y diestros en manejar todo tipo de abuso de poder, cuando les apetece o algo incomoda, literalmente, y con todas sus finuras, se limpian el culo con la Constitución, con la libertad de expresión, con el Estado de Derecho, con los derechos humanos, y hasta muy a menudo, hasta los más aparentemente altos y elevados, supuestos patriotas, cuando les pica el culo (y perdonarme por emplear el lenguaje callejero más apropiado), se lo limpian con la Bandera Nacional y todo lo que representa, y si tienen que darle otra pasada, para quedarse a gusto, se lo limpian con la Patria. Porque en realidad, la justicia, la libertad de expresión, la democracia, los derechos humanos, el Estado de Derecho y la Patria, tan solo son herramientas egoístas, que emplean legalmente, para proteger sus maliciosos y discriminatorios, intereses mundanos.

Por todas estas cosas tan simples y vulgares, que me acontecen, y de las que nadie está a salvo, si es que tenéis algunos conciencia, o güevos (para los extranjeros: huevos), y, por si os molestáis quizás algún día, en decir la verdad, y las verdades que os coméis todos los días de vuestras vidas, por cobardía, y por si, os atrevéis a intentar algún día o alguna vez, comportaros como personas decentes y honradas, con vuestras conciencias, si es que las encontráis, os invito a ser testigos de esta obra y farsa teatral legal, donde un juez y el forense, del Juzgado de 1A. INST. E INSTRUCIÓN N. 2 de MONFORTE DE LEMOS. Me citan para realizar diligencia de reconocimiento judicial y forense.
Y, el TRIBUNAL ANTE EL QUE DEBO COMPARECER.
En la sede de este órgano judicial, sito en AVDA DE GALICIA NUM. 48.
EN DÍA Y HORA
El próximo día 26 de enero de 2016 a las 12.00 horas.
                                                                       
Bueno, os invito a ser testigos de todo este montaje, y de lo que se me acusa. Y de que seáis fieles testigos de que, de todo lo que se me acusa, sea cierto. Porque así, todos sabréis la verdad, y, yo también la sabré. Y sabré si ciertamente es verdad, que soy un peligro para alguien o para mí mismo. Porque si coincidís con esta supuesta justicia legal, entonces yo humildemente reconoceré que tengan que encerrarme y manipular mi cerebro con sus medicamentos, y, si es necesario que me maten o conviertan en un vegetal, que viene a ser lo mismo.

Un cordial saludo de, Cristo Maestro Andar (“ungranmonte.blogspot.com”).