sábado, 28 de noviembre de 2015

--- ¡PERSECUCIÓN TERRORISTA Y FANÁTICA, SOBRE EL ESPÍRITU DE DIOS! ---

--- ¡PERSECUCIÓN TERRORISTA Y FANÁTICA SOBRE EL ESPÍRITU DE DIOS! ---
A 28 de noviembre de 2015.


Simplemente repasando las Sagradas Escrituras, podemos apreciar generalmente que siempre ha existido una feroz persecución terrorista fanática sobre los Profetas y Mensajeros de Dios. Y, repasando simplemente las Sagradas Escrituras, generalmente es Dios mismo, quien dice que Él, es quien pone su Espíritu en sus Mensajeros y Profetas, y, que a través de ellos, se Expresa, Anuncia, Orienta, da Instrucciones, Manda y Comunica, con y para, la humanidad. ¿Por qué os recuerdo estas cosas tan simplemente elementales? ¿Y yo os pregunto? ¿Quién o quiénes, persiguieron siempre fanáticamente a los que llevan el Espíritu de Dios? Creo sinceramente que estas cosas no hace falta que yo os las recuerde o responda, porque ya están bien reflejadas y contestadas, en las Sagradas Escrituras. ¡Pero lo que sí, os recuerdo! ¡Pero lo que sí, os digo! ¡Es que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, CUANDO SE PERSIGUE A LOS MENSAJEROS DE DIOS y A SUS PROFETAS, SE ESTÁ PERSIGUIENDO AL ESPÍRITU DE DIOS! ¡SE ESTÁ PERSIGUIENDO FANÁTICAMENTE A DIOS! ¡Y SE ESTÁ EJECUTANDO UNA PERSECUCIÓN TERRORISTA FANÁTICA SOBRE LO QUE DIOS NOS DICE, NOS ACONSEJA, NOS MANDA Y NOS ORDENA! ¿Y, yo os vuelvo a preguntar a vosotros? ¿Si a vosotros, los que os creéis cuerdos, a los que os creéis libres y democráticos, y sobre todo os pregunto a vosotros, sí, a los que supuestamente creéis en Dios, o creéis que vuestras religiones están dedicadas a Dios, y a todo ser humano, os pregunto? ¿Hoy en día, nuestras civilizaciones están más cuerdas mentalmente, sicológicamente, espiritualmente o civilizadamente, que en los tiempos antiguos? ¡Esto también es muy fácil de entender, y no nos hacen falta ricos, ni empresarios, ni políticos, ni doctorados, ni titulados, ni académicos, para comprender que, tan solo hemos evolucionado en tecnologías, pero en todo lo demás, seguimos estando y comportándonos, emocionalmente, sentimentalmente y pasionalmente, como simples animales! ¡Y, como simples emocionales animales, enarbolamos nuestras banderas patrióticas y gritamos! ¡Viva la libertad y la democracia! ¡Y, como simples animales emocionales manifestamos nuestros sentimientos religiosos, y, desobedecemos a Dios, y nos rebelamos contra Dios, y nos rebelamos contra lo que Dios nos Aconseja, Manda y Ordena!

También añadir que, la mayoría de religiosos de todos los tiempos, pensáis y creéis, que cuando los Mensajeros y Profetas, en muchas y determinadas, transmisiones, revelaciones, mensajes, instrucciones, orientaciones, mandatos, etc., se identifican como Dios mismo, es simplemente porque en ESOS DETERMINADOS MOMENTOS, en ESOS DETERMINADOS INSTANTES, NO es el Mensajero, NI es el Profeta, quién afirma ser Dios, SINO QUE, es DIOS MISMO, quién se está MANIFESTANDO, MOSTRANDO Y REVELANDO, a través de su ESPÍRITU, que ha puesto sobre sus Mensajeros o Profetas. ¡NO es el CUERPO, NI es la PERSONALIDAD HUMANA de los PROFETAS o MENSAJEROS DE DIOS, QUIEN SE ESTÁ MAFIFESTANDO! ¡Por lo que NO representan estas supuestas suplantaciones de Dios, NI supuestas igualaciones con Dios mismo, ninguna blasfemia, ni pecado, ni nada, que se le pueda parecer, porque es Dios mismo, quien se está MANIFESTANDO, REVELANDO Y MOSTRANDO, a la humanidad, a través de sus Mensajeros y Profetas! ¿Es que es tan difícil de comprender estas cosas tan sencillas y simples? ¿Es que es tan difícil de comprender, algo tan sencillo y simple, como que cuando Dios, le hablaba al Profeta y Mensajero de Dios, Moisés, sobre una Zarza Ardiente, Dios NO ERA LA ZARZA ARDIENTE, sino que, Dios había puesto su ESPÍRITU, sobre la zarza ardiente? ¿Y, os resulta incomprensible y poco razonable, o IMPOSIBLE, que si Dios es capaz de poner su ESPÍRITU sobre una zarza ardiente, le resulte imposible poner su ESPÍRITU sobre sus Profetas y Mensajeros, y, decir en determinados momentos y circunstancias, qué ÉL, ES DIOS, cuando se está MANIFESTANDO O MOSTRANDO O DIRIGIENDO, al resto de la humanidad, a través de sus Escogidos, de sus Mensajeros y de sus Profetas, cuando pone su ESPÍRITU, sobre Ellos? ¿Dónde se halla, o donde está la contradicción, etc.? ¿Donde está o donde se halla, la blasfemia, etc.? La verdad, NO es que, los Profetas, ni Mensajeros de Dios, lo estén haciendo mal o estén equivocados, sino que, sois vosotros con vuestras emociones y sentimientos, MAL INTENCIONADOS y fanáticamente interesados, los que buscáis todo tipo de excusas, para DESVIAR la atención sobre lo que Dios nos DICE, NOS INSTRUYE, NOS ORIENTA O NOS MANDA, para derivar maliciosamente vuestra atención, sobre la cual o tal, personalidad del Mensajero o Profeta, de Dios, y, para OBVIAR, y RESTAR IMPORTANCIA, a lo que Dios nos está Comunicando, Diciendo o MANDANDO, ETC.! ¿De verdad creéis que, CON vuestras elementales excusas y vericuetos, y maliciosas desviaciones, dirigidas a las personalidades de los Mensajeros y Profetas de Dios, podéis engañar a Dios, para exculparos para Y POR, no hacer su Santa Voluntad, y, para NO OBEDECER y CUMPLIR, con lo que nos Aconseja, Manda y Ordena? De verdad os digo, que si no cambiáis y os volvéis cuerdamente razonables, y con un mínimo de sentido común y racional, PARA, comprender y entender, lo que con toda sencillez Dios nos Dice, Manda y Ordena, no entraréis en el reino de Dios, que Dios me ha encomendado levantaros. ¡Porque si seguís comportándoos como bestias, y, entendiendo y comprendiendo, como vulgares bestias, no entraréis en el reino de Dios, que muy pronto se establecerá sobre la Tierra! ¡Porque ciertamente os digo que, si seguís ENTENDIENDO Y COMPRENDIENDO, como bestias, lo que Dios nos Manda, CIERTAMENTE que seguiréis, COMPORTÁNDOOS COMO BESTIAS, que confunden interesadamente, el bien con el mal, y, el mal con el bien! ¡Y! ¡Como bestias Dios os tratará! ¡Y, como a bestias destructivas y devoradoras, de todo cuanto les rodea, Dios os exterminará!

¡También os digo que, en estos tiempos que estamos viviendo, se está produciendo la Gran Tribulación, anunciada en las Sagradas Escrituras por el Espíritu de Dios! ¿Y, yo vuelvo a preguntaros? ¿Qué es un tiempo de Gran Tribulación? ¿Acaso, tal vez o quizás, la tribulación es cordura? ¿Tal vez una gran tribulación, sea el empleo de la razón? ¿Quizás una gran tribulación, signifique un tiempo de paz, de amor, o de verdadera justicia y de verdadera libertad? ¿Acaso una gran tribulación, signifique un gran tiempo de verdadera fe, o, todo lo contrario? ¡Vosotros los estudiados, los cuerdos, los doctorados, los académicos, los titulados, los empresarios, los ricos, los políticos y los religiosos, sabéis muy bien, lo que significa una tribulación, y lo que significa una gran tribulación! ¡Porque una gran tribulación, significa confusión, caos, libertinaje, amargura, duelo, luto, etc.! ¿Entonces que puede ser o significa, la Gran Tribulación planetaria, Profetizada por el Espíritu de Dios para nuestros tiempos? ¿Qué realidades sociales, nos pueden causar incoherencia, confusión, desconcierto, desorden, amargura, duelo, luto, etc.? ¿Quizás, acaso o tal vez, todo esto, nos lo puedan producir, el desamor, el odio, la desigualdad, el rencor, la ira, la venganza, las guerras, los asesinatos, los robos, las mentiras, la explotación y esclavización, de nuestros semejantes, la fornicación, el feminismo, la homosexualidad, la falta de fe, la falta de justicia, la falta de verdadera democracia y libertad, etc.? ¡Pero yo os aseguro que, más que todo esto, que también, lo que nos conduce a todo esto es, LA DESOBEDIENCIA a Dios, y a lo que Dios nos Aconseja Y Manda, para que precisamente la humanidad, pueda coexistir y vivir en paz, en armonía, en verdadera justicia, en verdadero amor, y, acercarnos de esta manera, a vivir la vida de forma placenteramente feliz! ¡Para esto son y sirven, los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, y, que Jesucristo nos los ha resumido en DOS, para que NO nos sean tan difíciles de recordar, a los que tengamos falta de memoria, como para enumerar y recordar los Diez! ¡Para que a los seres humanos más simples, sencillos y humildes, podamos entenderlos y comprenderlos, y, sobre todo, para que podamos ponerlos en práctica! ¡Y, sobre todo para que nos resulte al menos más sencillo, TRATAR AL MENOS, de realizarlos en la práctica diaria de nuestros quehaceres cotidianos y con nuestros semejantes! ¡Porque de nada sirven los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, si al menos NO INTENTAMOS plasmarlos en nuestras vidas cotidianas y todos nuestros quehaceres diarios! ¡Porque NO SIRVE DE NADA, que Dios nos resume sus Diez mandamientos de su Ley, si AL MENOS no INTENTAMOS, seguir sus Consejos e Instrucciones, para salvar nuestras vidas! ¡Porque tampoco serviría de nada, que, Dios nos resumiese los DOS Mandamientos, en solo UNO, porque volveríamos a buscar maliciosas excusas y tretas sociales y religiosas, para no CUMPLIRLO TAMPOCO, ¡porque como bestias entendemos y comprendemos! ¡Y, TAMPOCO servirá lo fácil y simple, que Dios desee ponernos en el futuro las cosas! ¡Porque Dios sabe que, haga lo que haga, y diga lo que diga, como malintencionadas bestias, NO querréis entenderlo, NO QUERRÉIS comprenderlo, y, mucho menos que, vuestra intención, sea ACEPTARLO, y poner en práctica, lo que Dios nos Dice, Comunica, Manda y Ordena! ¡Y, Dios que todo lo sabe y conoce, sabe que vuestras negativas e intenciones, para aceptar por las buenas lo que nos Manda y Ordena, y, que con su gran PACIENCIA, a esperado miles de años y tantas generaciones, sabe que, el que no le ha obedecido hasta ahora, ya no lo hará aunque viviese eternamente, ni aunque se le obligase, lo aceptaría, ni obedecería, y siempre buscaría excusas y pretextos, para oponerse y seguir rebelándose soberbiamente y arrogantemente, contra Dios, tal cual, lo haría una vulgar bestia del campo, que, cuando se ven dominadas por sus emociones e instintos pasionales, se vuelven rebeldes y peligrosas, y puedan atacar o acabar con la vida de sus dueños! ¡Por lo que os digo que, la mayoría de vosotros os habéis convertido en bestias rebeldes y peligrosas, y, dispuestas a acabar con los escogidos de Dios, y, dispuestas incluso a acabar, debido a, vuestras adelantadas tecnologías, con vosotros mismos y con toda la vida planetaria, si Dios os lo permitiese! ¡Porque ya a estas alturas de vuestra evolución humana, habéis alcanzado la mayoría, el estado emocional y sentimental, de simples instintivas bestias fanáticas, rencorosas y vengativas, y terroristas, sobre todo cuanto os rodea, y sobre vosotros mismos!

Sé que todo esto que os digo, a la gran mayoría de la humanidad, os importará muy poco, ¡pero precisamente por esto, no sobreviviréis, y seréis exterminados! ¡Y, no culpéis de esto a Dios! ¡Porque vosotros mismos voluntariamente estáis escogiendo esta opción de libertad! ¡Porque vosotros mismos, con vuestro libre albedrío, que habéis convertido en libertinaje y rebeldía hacia Dios, y lo que Este, Manda y Ordena, estáis escogiendo vuestro destino! ¡Y, habéis escogido libremente ser exterminados! ¡Porque si debido a esta gran manifestación negativa de la humanidad, llamada la Gran Tribulación, no vuelve a vosotros la cordura, la razón, o la fe, y la Obediencia a Dios, y, no despertáis la conciencia, para discernir, el bien del mal, y, os arrepentís, y pedís perdón a Dios, y os humilláis ante Él, y ante el que lleva su Espíritu, esto significa, que jamás lo haréis, y, Dios esto lo interpreta acertadamente, como una REBELIÓN que ya NO tiene arreglo pacíficamente, y que ADEMÁS le declaráis abiertamente y desafiantemente, la guerra! ¡Esto para Dios significa, que arrogantemente soberbios, le declaráis la guerra! ¡Y, si declaráis a Dios la guerra! ¡Dios dice! ¡Guerra tendréis! ¡Y, con guerra os desbastaré! ¡Con guerra y con todo lo que he anunciado a través de mis Mensajeros y Profetas, sobre los cuales he puesto mi Espíritu, os desbastaré, para levantar mi Justicia y mi Reino, para mis escogidos!

Pienso humildemente, que no es necesario ser muy entendido y estudiado, para comprender que Dios ha puesto su Espíritu sobre mí (aparte que quién yo sea, o deje de ser, o, sea o no sea, el Cristo esperado). Y, como es lógico, y como siempre ha sido, con vuestros juicios emocionales de vulgares bestias, al igual que a los anteriores Mensajeros y Profetas de Dios, a mí, también me tildáis de loco, esquizofrénico, paranoico, blasfemo, etc., me perseguís mediante maliciosas tramas encubiertas y escondidas, e intentáis desde hace tiempo acabar con mi vida. ¡Qué bien, también y amén!
Cristo Maestro Andar.


NOTA MUY EVIDENTE.
Es muy cierto que somos nosotros quienes tenemos la mayor culpa de nuestros accidentes de tráfico. Pero también tenemos la culpa de la pérdida de nuestros empleos, roturas de familias, malos tratos, machismos, feminismos, desahucios y de los suicidios, que todo esto causa. Sin embargo, las fuerzas de seguridad, generalmente no es que se preocupen de nuestra salud o vida, en las carreteras, sino que la triste verdad, es que son una extensión de, y trabajan en nuestra realidad, como auténticos maliciosos agentes de seguros, y, de los intereses muy egoístas de estos. Y, querer obviar o ignorar estas realidades, significa simplemente, que no aceptáis la realidad tal cual es, y os comportáis como buenos e inteligentes borreguitos de nuestros poderes corruptos y egoístas. Porque parece muy evidente, que nuestras fuerzas de seguridad del estado, no les importa la salud, ni la vida, de los que aporrean, etc., cuando se manifiestan los ciudadanos para que no los echen de sus trabajos o exigen que se cumpla la LEY de la Constitución o de los Derechos Humanos, en todas las ramas en que los ciudadanos estamos despojados injustamente, etc.

Cristo Maestro Andar.