miércoles, 7 de octubre de 2009

-EL DESPERTAR DEL ESPIRITU DIVINO-



Hoy he vuelto a pisar lugares entrañables para mi, el sabor de la sal en mis labios, el olor del mar, mezclado con olor de pinos rugientes por el fuerte viento, pero mas que nada, en mi soledad, siento cada vez mas fuerte el latir del espíritu divino, que dormita en mi corazón. Cristo.