domingo, 28 de febrero de 2016

--- LOS AMAÑA MUÑECOS---

LOS AMAÑA MUÑECOS Y DEMÁS PARÁSITOS.
A 28 de febrero de 2016.


¡Voy a contaros un cuento! ¡No! ¡Mejor voy a contaros una película! ¡No! ¡Mucho mejor sería contaros una obra de teatro! ¡No! ¡Y! ¿Acaso, quizás o tal vez, sería mucho mejor todavía, contaros una fábula o una extraordinaria utopía política, social, económica o religiosa? ¿Porque, acaso, tal vez y quizás, los Mandamientos de la Ley de Dios, no sean todo esto? ¿Acaso los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, no son y representan una utopía política de igualdad, una utopía social de igualdad, una utopía económica de igualdad, una utopía religiosa de igualdad, etc.? ¡Sí, lo son! ¡Porque Dios en sus Diez Mandamientos, le está llamando amor, a la igualdad política, a la igualdad social, a la igualdad económica, y a la igualdad religiosa, y a la igualdad moral, y a la igualdad ética, etc.! ¿Pero entonces a quien le interesa marear la perdiz, para que todos estemos constantemente mareados y sin saber lo que realmente Dios quiere de nosotros? ¡Pues a los parásitos religiosos, a los parásitos sociales, a los parásitos militares (altos mandos), a los parásitos medios y altos funcionarios (políticos etc.), que no permiten que se entienda que lo que Dios llama amor, sea y es realmente, la verdadera igualdad entre los seres humanos! ¡Pero, esta igualdad no es una igualdad utópica, sino que Dios se está refiriendo a una igualdad práctica, una igualdad física sobre el terreno. ¡Esta igualdad aunque nos la revistan de un manto espiritual y místico, no es simplemente sino, el amor práctico y verdadero, que tiene que manifestarse físicamente y en la práctica, en nuestros hogares, en la calle, y en la política social, económica y religiosa!

¿Pero entonces por qué, si tantos estudios tienen nuestros políticos, nuestros religiosos, nuestros ricos y poderosos, no entienden lo que Dios llama AMOR? ¡Bueno, esto sería como preguntarle a nuestros parásitos intestinales! ¿Por qué seguís en nuestras tripas? ¡Los parásitos están en nuestras tripas, porque ahí se encuentran más calentitos, y más gordos, y no tienen que esforzarse para alimentarse, tan solo tienen que permanecer siempre en nuestras tripas, y harán todo lo que le es posible, para no abandonar sus puestos, sus lugares, donde por generaciones viven y tienen pensado vivir eternamente, etc.! ¡Y los ricos, los poderosos de turno, las altas jerarquías militares, religiosas, económicas y sociales, nos ponen a los humildes y ciudadanos de la Tierra, el palo con la zanahoria, para que sigamos detrás de nuestros políticos, religiosos de turno, artistas, músicos, etc., etc., etc.,! ¡Esto es así de claro y sencillo! ¡Y parece muy claro que, nosotros por muchos títulos que tengamos, somos los borregos que perseguimos las zanahorias de todas las utopías, que nos ponen delante nuestras altas jerarquías religiosas, militares, políticas, económicas, sociales, etc.! ¡Pues como somos morbosamente sádicos, a seguir persiguiendo zanahorias! ¡Que es lo nuestro! ¡Amén!
Cristo Maestro Andar.


NOTA: ¡Que no os enteráis! ¡Que el verdadero amor, no es ponerle el culo a nadie, ni abrirse de piernas, no perseguir zanahorias utópicas, etc.! ¡Qué DIOS NO ES TONTO, NI IGNORANTE, sino que nosotros somos los tontos y los ignorantes, por muchos títulos, doctorados, etc., que tengamos! ¡Y, pensar que los ateos se creen más listos que los religiosos, vaya estupidez! ¡Y pensar, que los religiosos se creen mejores y más santos, que los demás, vaya estupidez, porque, creer y serle fiel a Dios, no es eso, sino tratar al menos, poner en práctica sus Diez mandamientos de la Ley universales!¡Por esto es que persiguieron y trataron de matar a los Profetas, Enviados y Mensajeros de Dios! ¡Por esto es, que mandaron matar y mataron a Jesucristo! ¡Y, por esto es, que a mí me están haciendo lo que están haciendo! ¡Y por esto es, que fueron llamados a EE.UU (Imperio anglosajón y Bestia apocalíptica surgida del mar, cuando se descubrió América), los del grupo político español “Podemos”, para dejarles bien claro a quien debían someterse y obedecer, si querían seguir progresando en la política, amén!

domingo, 21 de febrero de 2016

--- COMO EN LOS TIEMPOS DE MOISÉS ---

COMO EN LOS TIEMPOS DE MOISÉS.
A 21 de febrero de 2016.

A veces muchas veces, no sé donde estoy, aunque esto me lo parece. ¡Tan solo me lo parece! Porque mi razón sabe dónde estoy y donde me encuentro. Sin embargo, hay veces en el día o la noche, que parece que me despierto en un lugar desconocido, a pesar de llevar varias horas, días, semanas, meses y hasta años residiendo, o estando en un sitio, lugar de residencia, etc., ¿Pero por qué? ¿Acaso no empleo los mismos ojos, oídos, y demás sensaciones, para situarme o simplemente reconocer, y hasta para reconocerme a mí mismo, como el de siempre? ¡Y, aquí es donde reside la cuestión, la solución, porque la resolución efectivamente no es la misma! La resolución, los cálculos, de todas nuestras y demás medidas, etc., efectivamente no son las mismas, porque lo cierto es que nosotros tampoco somos los mismos que éramos, ni tampoco somos ni estamos constituidos por las mismas determinaciones, ni por los mismos átomos, neutrones, protones, células, etc., ¿Y cómo volver a situarnos en un determinado lugar si a este determinado lugar y a todos los demás, les ha pasado lo mismo que a nosotros, y ya tampoco son los mismos que antes eran? ¡Incluso nuestra personalidad está también formada por diferentes individuos, y con distintas medidas y distintitas personalidades, y que pueden dar lugar a diferentes personalidades! ¿Pero entonces quien se encarga de enfocarnos en la misma antigua o pasada personalidad, y en el mismo sitio, lugar, etc., cuando todo en cuestión de horas, se ha renovado y se está renovando constantemente? Bueno estas cosas que parecen no tener importancia, pero que si la tienen, las dejo para vosotros, que sois más listos, inteligentes y estudiosos. ¡Y, yo tan solo pretendo tomaros el pelo, a los nacionalistas, a los regionalistas, a los patriotas, a los racistas, etc.! ¡Porque si todo cambia constantemente, también cambia nuestro entorno, también cambiamos de patria, etc.! ¿Entendéis a donde quiero llegar o haceros comprender?

Mira hacia lo lejos, hacia donde el mar te mira a ti, y si no ves tu reflejo en el agua, es porque no te ves a ti mismo. Sin embargo, no os diré que el cielo se abraza con la mar, y tampoco os diré que Dios me ha comunicado que ya está al caer, que comenzaré el viaje más importante de mi vida. No os contaré que Dios me ha comunicado que ya ha llegado el tiempo, en que Dios se manifestará en mí, al igual que en tiempos del Profeta Moisés, y que realizaré grandiosos milagros y prodigios, para salvar a mi Pueblo, y a los Elegidos y Escogidos de Dios en este mundo, y para gobernarlo (Este mundo, las naciones, países, etc.) con “Vara de hierro”, como así fue profetizado por Dios en las Sagradas Escrituras. Amén. Y, después de esto levantaré los firmes cimientos del Reino de Dios y su Justicia, para siempre, y así será gobernado este mundo, por los tiempos de los tiempos.

Después de haber realizado este trabajo de levantaros el reino de Dios y dejarlo bien asentado y firme, Dios me ha comunicado que descansaré, y dormiré. Y supongo que todos sabréis ya lo que Dios llama, a, descansar y a dormir. O sea que partiré de este mundo, hacia los cielos o mundo de Dios, donde Este me aguarda. Amen.

Señor mi Dios de los Cielos y de todos los mundos, ten piedad de este pecador, y ayúdame a sobrellevar esta pesada carga, a fin de poder hacer tu voluntad. Dame fuerzas Señor para cumplir con tu santa voluntad. Amen.

Cristo Maestro Andar.

viernes, 19 de febrero de 2016

--- ERES LA MAR DE SALADA ---

ERES LA MAR DE SALADA.


A 13 de febrero de 2016.



Se acerca el día de los enamorados (Dicen que mañana es San Valentín), y yo me pregunto (mejor, os pregunto), ¿Que es el amor? A pesar de que ya tengo hablado y bastante de este tema, parece que, os hacéis el remolón, a la hora de enfrentaros con los temas que de verdad interesan, para dejar las cosas bien claras. Y, más que ninguna otra cosa, lo que parece muy claro y es evidente por su gran resplandor, es que no os interesa saber o al menos comprender, lo que es verdad, fábula, cuento, obra de teatro, película o, y sobre todo, ¡mentira!



¿Pero que es verdad o mentira? Bueno, si aplicamos la fórmula de la relatividad de Einstein, sabremos que lo que es verdad, puede convertirse relativamente en mentira, y lo que es mentira, puede relativamente convertirse en verdad. Así que, ¿qué es verdad o mentira? ¡Pues sin fórmulas de relatividad, podríamos deducir que la verdad, es simplemente la verdad, sin buscar cuestas arriba y sin buscar cuestas a bajo, y sin curvas por muy abiertas que estas sean, y se puedan tomar a 120 km., por hora.



Sin embargo, pero con créditos, préstamos y demás encomiendas sobre deudas, vamos tirando, o mejor dicho, “Porque el mar hoy está requesalado, vamos bogando y sobre seco remando”, ya sean cuestas arriba o cuestas abajo, con curvas y sin curvas, cargados con severos yugos muy democráticos y legales, pero que transcurren por severos caminos de entuertos malintencionados y tan maliciosos, que solo se comprenden irracionalmente si le aplicamos la fórmula de la relatividad. Amén.



No se me da pasado el tiempo, ¿pero a quién se le da pasado el tiempo, cuando este, no corre a nuestro antojo, a nuestro gusto, para nuestra satisfacción, para cumplir con nuestros deseos o nuestra voluntad, y, sobre todo, contando con nuestra supuesta libertad? Es así la vida que nos toca vivir, unas veces no somos libres debido a nuestras necesidades y propias voluntades, y otras veces debido a todo lo que debemos, ya sea en esta vida o, a deudas de vivencias y experiencias acontecidas en anteriores vidas. Ya sabemos que son muchas las confesiones, religiones, creencias, tradiciones, etc., que no creen en las reencarnaciones, pero “haberlas hailas (haberlas las hay)”. Otra cosa bien distinta es tener certeza o conocimiento racional sobre ellas. Más en las Sagradas Escrituras hay diversas alusiones a este conocimiento, de que se existió en otras vidas y que al morir a esta, se regresa  también a otras vidas, como también tengo explicado en trabajos anteriores. Amén.



Pero como decíamos antes del ahora (más arriba, o anteriormente), que aburrida resulta la pesadez de los segundos, cuando estamos o nos sentimos prisioneros de las circunstancias o de nuestras experiencias, cuando así nos lo imponen fuerzas mayores del estado, de la medicina, o de la ley, que por supuesto, no es igual de legal, para unos que para otros. Amén.



Bueno vamos a por otra oración gramatical, no religiosa, que religiosas hay muchas, y sobre todo las que viven encerradas y bien enclaustradas, en sus felices prisiones medievales. Amen. Y, Padre nuestro que estás en los Cielos… Si existe un Padre Celestial que esta o vive en los Cielos, quiere decir algo mucho más profundo y misterioso, que muchos no logran entender. Amén. Pero, ¿acaso tengo yo algún deber u obligación, para con vosotros, que me habéis en cerrado en un centro psiquiátrico (no hace mucho, no tan antiguamente se le llamaba a estos centros, manicomios), y que supuestamente todos sois cómplices de ello, porque no observo ninguna manifestación al respecto, ni en contra, ni por las ventanas observo a las gentes manifestándose y pidiendo mi libertad, por lo que muy acertadamente puedo asegurar que todos sois cómplices y que dormís muy a gusto, o a disgusto, pero no a mi cuenta. Por esto, también lo tendré en cuenta, llegado su momento. ¿Recordáis aquel pasaje de los evangelios que dice algo así? :”Señor, Señor, Señor, recuerda que yo o nosotros en tu nombre, etc., etc., etc., Y yo os contestaré, apartaos de mí hacedores de mal, etc.” Porque luego, por vuestras satisfacciones del ahora, por tratarme de estas maneras, serán y darán paso a mis justas satisfacciones,  y a no sentir pena ni lástima por vosotros, ya que, os tenéis bien merecido el tratamiento que se os aplique, según las Leyes de Dios, no según vuestras caprichosas y abusivas e injustas, leyes legales, etc.



La verdad es que tengo muchas ganas de deciros que os quiero mucho, y ahora esto según mis emociones y sentimientos es cierto y verdadero, pero estas, aunque se ablanden, no podrán impedir que se cumplan las Leyes de Dios, y se manifiesten con toda su crudeza contra todos mis enemigos y todos sus cómplices, etc. ¿Y quiénes son todos mis enemigos? ¡Pues todos aquellos, que no son amigos de Dios, y todos aquellos, que no muestran interés en cumplir con sus Leyes, y por lo tanto sus intereses, son hacer todo lo contrario a lo que Dios Manda, y por esto se os llama en las Sagradas Escrituras, “Rebeldes, hacedores del mal, pecadores, impíos,  descendiente de los ángeles caídos, perros, puercos, etc.”!



Sé que a muchos os extrañan mis ironías, y muchos incluso no las comprendan, y no me refiero solo a fuera de Galicia (en todo el estado español y fuera de este, a los hispanos parlantes, sino también a otros países, y sobre todo a los que tengan que traducir mis trabajos, pero esto se debe, a que no comprenden la forma de ser que tenemos los gallegos, y sobre todo los nacidos aquí, en Galicia). Es por estas simples cosas, que si queréis entender o comprender el significado de todo cuanto os digo y sobre todo, en su profundidad, os busquéis un traductor gallego. Esto tan solo es un vulgar consejo, que no tiene más interés, que el de facilitaros a los interesados, conocer en profundidad el calado de mis expresiones, etc. Y que no es por volver o enchufar a ningún gallego y encontrarle trabajo, porque estos, que desde luego no son los más interesados por mi vida, ni por mi salud, ni por la justicia injusta, que en estos momentos, se me está aplicando. Pero esto traerá sobre los injustos, una severa condena del Dios de los Cielos, que habita en mi espíritu. Amén.

Cristo Maestro Andar.

jueves, 18 de febrero de 2016

--- TAN SOLO OS CONTARÉ CIERTAS COSAS,... ---

TAN SOLO OS CONTARÉ CIERTAS COSAS, no lo más grande de todo lo que me está aconteciendo con esta nueva experiencia, no os contaré lo que Dios está haciendo conmigo.


A 13 de febrero de 2016.



Se estremecía el camino bajo mis pisadas angustiadas, mientras el tiempo transcurrido me perseguía, sin ceder, ni darme tregua alguna, ni, sin alcanzarme ni dejarme ir, mientras tanto, para darme tregua respiraba profundamente, absorbiendo todo lo que mi vista alcanzaba más allá del horizonte, como deseando dejar atrás, todas mis pasiones revestidas de viejos abrigos de sentimientos y vivencias, que como pesado lastre, me anclaban sobre el sitio, sobre el espacio que ocupaba transitoriamente, esperando a que alguien me recogiese el testigo, en esta carrera fondeada en el abismo de mis circunstancias.



Sin embargo, y a pesar de todo y a pesar de nada, me miraba, me decía y pensaba, que no merecía la pena emocionarse, porque no merece la pena. Porque emocionarse por lo que no merece la pena, también puede significar que, son muchas las cosas que no valen, ni pesan las penas, lo que de ellas vamos a disfrutar. Por lo que siempre es mejor evitarlas, ¿Pero como evitar lo inevitable, si lo que tenía que transcurrir, ha de suceder, minutos después o días o meses y hasta años después? ¡Para que años más tarde vayan a suceder, lo que tanto tiempo nos negamos a admitir y a cumplir! Porque, ¿si han de suceder por qué no dejar que sucedan cuanto antes mejor? ¡Tan solo hay que echarle arrojo, fuerza de voluntad y muchos cojones, para saber si mi destino se ha cumplido o forma parte de alguna paranoia que, alguien ha extraviado por los caminos de nuestras vidas, y que nos las encontramos como ropaje nuevo los que por detrás transcurrimos! Pero que más da, si dejamos transcurrir o no, nuestros deseos, nuestras emociones y pasiones, si antes o después, todo sucederá según nuestras decisiones, y reacciones con las que no contábamos, por mucho que creamos que nos conocemos perfectamente, podemos intentar ir hacia adelante, hacia atrás, o quedar bloqueados en el tiempo. Como si el tiempo real que uno esta viviendo no contara, se hubiese detenido, y ves pasar la vida de los semejantes, como si estuvieses mirando una película, o sentado viendo la televisión, y en la que a veces uno participa como un ayudante del cámara o director de escena, pero sin aparecer en la filmación de esas realidades. Esto que parece tan cruel, tan solo es una válvula de escape de la realidad común, cuando uno ya conscientemente, ya no puede aguantar más tras muchos años de presión, de ansiedades, de angustias, de nerviosismos, de estrés, y de parecer, no que tu cerebro, sino que tu alma hinchada como un inmenso globo aerostático, va a explotar dentro de tu corazón diminuto. Bueno, esto, es lo mejor que puedo contarlo, y lo mejor que puedo resumirlo o trasmitirlo. Porque una cosa es contar lo que a uno le pasa, y otra muy distinta es vivir tales experiencias.



¿Pero para que os digo estas cosas? ¡Como siempre para nada! Porque, habrá algún tonto que se le ocurra leer estas paranoias sin sentido de la realidad? Pienso que ciertamente que no, porque no observo movimiento alguno en vosotros, salvo el de algunos. Pero tranquilos que no os denunciaré, que para denuncias, ya os bastáis solitos. Sino, he-me aquí, secuestrado en un centro psiquiátrico, y menos mal que por el momento, parece que me dejan poder compartir parcialmente algo de lo que pienso, y espero que no coarten todavía mas mi baja autoestima de libertad de expresión.



Esperemos que la racionalidad, sí, esa supuesta racionalidad, por la que a algunos nos secuestran, y nos encarcelan, mientras los encarceladores, saltan de alegría emocional y hormonal, debido al estado de la luna. Más dejarse apabullar por las hormonas, para transgredir las legalidades por abuso de poder, nada tiene que ver con la racionalidad, sino más bien, por pasiones ansiosas por enajenarse y salirse con la suya, disfrutando como verdaderos animales inteligentes con ropa, sin que por ello se sientan perjudicados, ni se dé nadie por aludido, Y el que se aluda, que se manifieste de nuevo, contra el Enviado de Dios para este tiempo, que cosas peores he vivido ya, y, aunque me aguardasen cosas peores, ya no lo serán, porque gran parte de mi alma, ya no reside en este cuerpo, sino en otros sitios que la mayoría de vosotros afortunadamente jamás pisarán. Porque de verdad os digo, que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, aunque me fuese a morir esta noche, ya no sentiría estrés, ni angustia, sino liberación. ¡Pero no os frotéis las manos aquellos que pensáis que estoy en forma alguna cerca del suicidio, porque me causa asco y nausea, solo de pensarlo! Porque sé muy bien que la vida no es mía, sino de Dios, y acabar con ella, significa para Dios asesinato. Y yo no quiero presentarme ante mi buen Dios como un asesino, sino como alguien que ha intentado en este mundo ser honrado, formal y decente, aunque no lo haya conseguido. Más aunque no lo haya conseguido, sé muy bien y de buenas tintas, que Dios me ha perdonado, porque por lo menos lo he intentado, y lo seguiré intentando hasta el último de mis suspiros. Amén.

Cristo maestro Andar.

viernes, 12 de febrero de 2016

--- LA ARMONÍA Y EL CAOS ---

La ARMONÍA Y EL CAOS.
A 12 de febrero de 2016.

Tal vez pretendía qué, el tiempo transcurriese como más me convenía, pero este, no sonaba al compás de mis pasos, ni de los latidos pertinaces de mi corazón. 
Sino que más bien, al compás de las reglas inmutables del marcador natural, que le marcaban las determinadas emociones espirituales de mi ser, que bailan al son del acordeón de mi inapreciable existencia. ¿Pero, a quién le iba a importar estas cosas? ¿A quién le iba a importar que todas las cosas y seres que existen, tengan un latido particularmente muy suyo y al mismo tiempo, conectados en común entre sí, como los engranajes del mejor y más preciso reloj, que si falla uno solo de estos, el reloj se atrasa o adelanta, o se pare, y dejase de funcionar? Porque efectivamente, la Naturaleza puede funcionar de una manera mucho más precisa que cualquier reloj, que nosotros podamos crear, y además se puede auto-gestionar y reparar así misma, de forma automáticamente regular según las circunstancias que se crean y en sus funcionamientos aparentemente aleatorios o supuestamente, caóticos. Porque no lo son. Por supuesto que nada tienen verdaderamente de caóticos, ni de aleatorios, ni casuales, ni fortuitos, etc., donde la confusión, la accidentalidad, el desorden, el fallo, la equivocación y el error, no son más que, opciones naturales de aprendizaje, que desde la mas tierna infancia de todas las cosas, que nos invaden y nos desmoronan, de todo cuanto existe y también de todo lo que parece supuestamente que no existe. De todas formas, para esto existen precisamente muy diversas formas, contenidos, vasos, recipientes, donde la vida inconsciente y consciente se manifiesta de manera sencilla y hasta muy materialmente vulgar y grosera, hasta, maneras muy complejas debido a sus estados mucho más evolucionados y perfectos, que, sin embargo, no lo serían si les faltasen los apoyos o bases en que se sustentan, como si fuesen parte de todo el engranaje natural desde lo más abajo y denso, hasta lo más alto y elevado, como si fuesen las capas que existen en la atmósfera o las de abajo de nuestros pies hasta alcanzar el centro de la Tierra.

Es por todo esto que, lo que pensamos o creemos que es caos, accidentalidad, desorden, casualidades, equivocación, error, etc., lo sean, pero que todo esto está también previsto, para que cada pieza encaje de forma armoniosamente natural, y todo el engranaje de todo cuanto existe y forma al TODO (DIOS), funcione hasta en el más profundo de los caos, casualidades, errores, equivocaciones, etc., de forma naturalmente correcta y en perfecta, o imperfecta armonía, en su grandiosa avenencia del TODO con la NADA.

¿Qué pretendo deciros con todo esto? ¡Bueno, quizás algo, tal vez mucho, o acaso nada! A lo mejor que pase lo que pase, ya no tengo miedo. Y tal vez que, pase lo que pase, ya el temor me ha abandonado, porque sé que, suceda lo que me suceda, yo formo parte de este engranaje divino, que simplemente Dios está con mucha pericia ajustando, para que algún día quizás, no muy lejano, desee sentarme cerca de Él, en su reino Celestial. Así que ya sabéis todos aquellos que me perseguís y pretendéis darme un destino a vuestro caprichoso, malicioso y con injusto abuso de poder en, y desde vuestros lugares funcionariales del estado, que en vez de servir a los ciudadanos servís a los parásitos que desde siempre están chupando la savia, la libertad, la paz, el amor, la sangre y la vida, de todos los ciudadanos humildes de la Tierra, porque no sabéis hacer otra cosa, y, que, hagáis lo que hagáis, todo lo tiene Dios atado y muy bien atado, para que suceda lo que suceda, ni una coma, ni tilde de mi naturaleza y destino, queden fuera de lugar, a pesar de vuestro complejo artificial, que habéis montado en este injusto encierro de mi persona, en un centro clínico mental para discapacitados. Y no lo digo porque me sienta más importante que los discapacitados, enfermos, lisiados, etc., porque me identifico con todos los enfermos de espíritu o del cuerpo, y me identifico muy sencillamente con todos los que sufren. Aunque NO me identifico, porque NO quiero hacerlo, con todos los obreros y capataces, y poderosos, que injustamente nos hacen sufrir. Porque estos últimos, son los verdaderos parásitos de todos los humildes de la Tierra, y de todos los ciudadanos de a pie, como se puede deducir y llamar a los ciudadanos que con sus esfuerzo y cotidiana labor social hacen funcionar este mundo, aunque hoy en día estos ciudadanos dispongan de vehículos, coches, etc.


Cristo Maestro Andar.