jueves, 24 de abril de 2014

---BUENOS DEMONIOS Y DEMONIOS BUENOS---

BUENOS DEMONIOS Y DEMONIOS BUENOS.
A 24 de abril de 2014.

Bueno a continuación os dejo dos noticias que aparecen en uno de nuestros periódicos regionales más importantes,  y de como en la primera de estas noticias la fiscalía de la Provincia supuestamente, parece a simple vista de paleto y cateto y palurdo, que trabaja para los narcotraficantes, contrabandistas y blanqueadores de capitales, y supuesta fermentación de nacionalistas y terroristas, etc.


Y también se podría decir también así de esta forma: A continuación os dejo dos noticias regionales que se anuncian en uno de los más importantes periódicos de Galicia, donde parece supuestamente, que la fiscalía provincial trabaja y hace un buen trabajo para el estado, alargando los procesos con toda clase de excusas legales, para luego legalmente, impedir que se sigan los procedimientos judiciales y se siga juzgando y así absolver sin remedio al trabajador del estado local, más que supuestamente sospechoso de blanqueo de capitales y cooperador con el narcotráfico y contrabando, y supuestos enlaces de todo este mundo mafioso, de las mafias, de todo tipo de mafias, supuestamente y firmemente enlazadas matrimonialmente, con los apartados del estado, de la política, de los municipios, concejales, funcionarios, policías y demás fuerzas de la seguridad del Estado. Y así también, como todo este entramado mafioso legal o ilegal, enlaza automáticamente de forma internacional, con otras muy diversas mafias de narcotráfico, de contrabandos varios, de armas, de terrorismo, etc., con otros estados, naciones, países, como Estados Unidos, Reino Unido, etc., y, que son al mismo tiempo los grandes promotores de todos los paraísos fiscales, y, que todo este entramado social legal o ilegal, está más que supuestamente a las ordenes de los estados reinantes y predominantes, y del imperio anglosajón y sus socios y subordinados.

Y, en la siguiente noticia que sigue a esta del blanqueo de dinero, os dejo otra donde el Fiscal General del Estado Español, parece darnos una clase de moralidad y de ética, tratando de demostrarnos que eso de la corrupción instaurada por tradición se va  a acabar, y que la justicia va a ser para todos igual y se va a perseguir igual a los ricos poderosos, que al resto del pueblo y con la misma vara de medir. ¡Y ojalá sea verdad, lo que dice nuestro Fiscal General! ¿Pero por qué será que no me lo puedo creer? ¿Y sabéis por qué no me lo puedo creer? ¡Porque nuestro fiscal no es todopoderoso, y no creo que sea Él, el jefe de todas las mafias o de que hable en nombre de todas las mafias que componen nuestro estado y los demás estados mafiosos de la Tierra! Y aunque así fuera, y fuese el jefe de todas las mafias de este pequeño mundo humano, no haría lo que nos dice y comenta, sino que nos estaría mintiendo y comportándose como lo que es: Un buen demonio o un demonio bueno. Pero como buen demonio o demonio bueno, el mentir, engañar, robar, matar, etc., no sería cosa mala, porque para los demonios sean buenos demonios o demonios buenos, lo más normal del mundo, de su mundo, consiste en llamar al mal bien y llamar al bien mal. ¿Y sabéis por qué, les resulta tan natural llamar o confundir el bien con el mal y viceversa? ¡Porque los demonios sean buenos o malos, así lo sienten! ¡Porque en su naturaleza sentir que el mal es bueno y viceversa, es lo más natural que late en su ser! ¿Es malo para un gato comerse, o aunque no tuviese hambre, matar al más lindo de nuestros pajarillos cantores? ¡No! Para el gato no es malo matar aunque sea para divertirse y hacerlo jugando, matar a cualquier otro animalillo, o a otros gatos, o robarles la comida, etc., que esté a su alcance, y lo haría, aunque no tuviese hambre, etc. Y lo hace porque para él, es muy natural y forma parte de su naturaleza instintiva irracional, y por esto, no tiene conciencia del bien y del mal, y, por esta condición natural, no tiene remordimientos de ningún tipo. ¿Comprendéis ahora por qué hace años os vengo diciendo que existen especies humanas irracionales, y por eso, para estos seres humanos mentir, robar, engañar, estafar, timar, explotar legalmente o ilegalmente a sus semejantes, matar, jugar con sus vidas y destinos, etc., (Resumiendo todo esto: Infringir los Mandamientos de las Leyes Dios), resulta tan normal y natural, mientras públicamente no son descubiertos y quedan mal ante la sociedad, etc.? ¿También os resultaría mucho más creíble si os dijese que, muchas de las persecuciones a todos los niveles que se han desatado contra mí, y muchos de los intentos de acabar con mi vida, etc., han tenido y tienen también mucho que ver, con el narcotráfico y el blanqueo de capitales? ¿Y que esto podría haber sido posible, porque en cierta ocasión dentro del municipio en que había nacido y al que casi toda mi vida había pertenecido, fue donde empezaron todas mis persecuciones sociales, atentados contra mi vida, etc., y, en donde primero han convertido mi vida en un  infierno, etc., y que, todo esto también haya sido motivado, porque, me ofrecieron blanquear dinero y no estuve dispuesto a ello? ¿Y, creeríais si os dijese que, en este mundo del narcotráfico, contrabando y blanqueo de dinero, están metidos la mayoría de los ayuntamientos con casi todos a sus empleados políticos o no, me creeríais? ¡Lo que pasa que, descubren y pillan, tan solo a los que quedan al descubierto públicamente y ya no es posible taparlos ante la sociedad, y, sobre todo y más que nada, para que todos los demás no se vean implicados y automáticamente salpicados! ¡Pero esto no termina en los ayuntamientos y municipios, sino que suelen estar implicados sus policías y fuerzas de seguridad del estado, y que son los guardianes y defensores de todo este entramado de mafias legales o ilegales, y, que suelen ser y ejercer además de matones, asesinos, etc.! ¡Y aquí tampoco termina este tinglado de mafias legales o ilegales, sino que como podemos ver y observar, en esta primera noticia periodística que os muestro que, la justicia, fiscalía, etc., parecen trabajar para defender a los supuestos blanqueadores e íntimos colaboradores de los narcotraficantes, contrabandistas y blanqueadores de capitales!

¡Bueno, sabiendo estas pequeñas cositas y pecadillos, puesto que parece que mientras sean los importantes, los de más arriba socialmente y que se encuentran bajando las altas escaleras hacia el infierno, los que infrinjan todas las leyes habidas y por haber, y que ellos mismos se hacen a su imagen y semejanza, y, para saltarse cuando les apetezca, y para balancearse en sus columpios legales a uno y otro lado de sus leyes cuando les convenga, etc., pues no pasa nada, o mejor dicho, suele pasar muy poco, porque aunque les pillen escandalosamente y públicamente, enseguida les son perdonadas sus faltas de mal oficio mafioso, y enseguida son merecedores de buenos beneficios penitenciarios, reducciones de condena, etc., y a desfrutar de la vida, que para que paguen por todo, sobran pardillos, o, mejor dicho, sobran paletos, palurdos y catetos a babor y a estribor! A raíz de todas estas cosillas y pecadillos, que os comento y que ni siquiera esto son. Pues para un ser irracional infringir cualquier ley, no es malo si a él le beneficia, ni, es pecado si a él le beneficia, ni, está moralmente o éticamente mal, si a él le beneficia, etc. ¡Y bueno, pues diciendo lo que quería decir, a ver si así, terminan de matarme de una vez, pues, ¿os parece muy extraña, aberrantemente extraña, la noticia que, hace uno o dos años estuvo de moda en nuestros medios de comunicación, donde el Presidente de la autonomía gallega, pasaba ciertos pasajes de su vida relacionado al parecer muy íntimamente, con un  famoso narcotraficante? ¿Acaso sería de extrañar que siguiendo la escalera socialmente demoniaca hacia abajo, y, hacia arriba en la política a todos sus niveles, incluso pudiésemos llegar a la cúspide o cima de la pirámide social del estado, etc.? Bueno, yo estas cosillas y cotilleos de sociedad, supuestamente los sé afirmativamente, porque así Dios quiere que los sepa. ¡Y os las digo, porque todo lo que me ha venido sucediendo en la vida supuestamente han sido casualidades, o paranoias, o esquizofrenias, y, más que nada, os las digo porque, soy un cobarde, un flojeras, un enfermo, un loco, un tonto cateto, un ignorante paleto, y un palurdo analfabeto! ¡Pero para vosotros que supuestamente sois valientes, fuertes, sanos, sabios, cultos, alegres y felices, estas cosas que yo digo, no las digáis aunque sepáis la verdad, porque, como empecéis a decir estas cosas de enfermos y cobardes, se os puede acabar la salud, la cultura, la sabiduría, la alegría y la felicidad de la vida! ¡Seguid como hasta ahora y comportaros como buenos demonios y como demonios buenos, que en este comportamiento social, es donde se halla el secreto para supuestamente seguir viviendo una vida plena y feliz, y para seguir viviendo en un mundo alegre y feliz, según vosotros y vuestros felices jefes, amos y dueños!

Bueno, más abajo, me refiero en la página, no en el infierno, os dejo las noticias, y, en donde al pie de la primera noticia, venía a continuación el anuncio de una empresa que parece ser la tapadera perfecta para solucionar todos los problemas legales, que pudieran surgirle a blanqueadores de capitales, narcotraficantes, contrabandistas, políticos en apuros, creadores y financiadores del terrorismo, etc., para que todas estas cosas no se salgan de madre, y no den la nota, y, así todos podáis seguir siendo valientes, sanos, cuerdos, cultos, sabios y buenos, y, podáis seguir disfrutando de la alegría y la felicidad de la vida. ¡Que para lo otro, todo lo otro, estamos los demás!
Cristo Maestro Andar.
La causa por blanqueo contra ´Nené´ Barral se archiva por falta de ´indicios suficientes´
La Fiscalía de Pontevedra solicita el cierre del proceso y rechaza nuevas investigaciones sobre su patrimonio en Suiza y EE UU - Es una pieza separada del caso por contrabando
x. a. taboada santiago 24.04.2014 | 01:31
José Ramón "Nené" Barral. // Iñaki AbellaJosé Ramón "Nené" Barral. // Iñaki Abella
Una de las causas que se sigue contra el exalcalde de Ribadumia José Ramón "Nené" Barral, la de blanqueo de capitales con origen presumiblemente en el contrabando de tabaco, decae. La Fiscalía de Pontevedra ha pedido el archivo provisional del procedimiento seguido contra el exregidor por entender que "no existen indicios suficientes de la comisión del delito de blanqueo de capitales". Este pronunciamiento de la Fiscalía aboca al juzgado de Vilagarcía que lleva la instrucción a archivar la causa.
"Nené" Barral fue alcalde de Ribadumia durante 18 años y dimitió del cargo en mayo de 2001, después de que Aduanas le detuviese por su presunta relación con un alijo de tabaco en contenedores intervenidos en un barco en Vigo procedente de Emiratos Árabes Unidos. Barral alegó siempre que la mercancía estaba en tránsito y que su destino era otro país europeo. Esa causa judicial por el tabaco todavía está abierta y es la más antigua de las que se llevan en Vilagarcía de Arousa. Y sobre Barral hay además otra por un supuesto delito fiscal.
A raíz de la causa por contrabando y ante el largo tiempo de instrucción del procedimiento principal, se abrió una pieza separada para investigar cuentas de la familia Barral en Suiza bajo la sospecha de que contenían fondos procedentes de actividades ilícitas, según se desprendía de la documentación incautada en los registros domiciliarios.
En esa comisión rogatoria se tomó declaración en Suiza a Denis Beuret (marzo de 2012) por ser el supuesto gestor de la fortuna de los Barral, quien solo admitió tener relaciones personales, pero negó ser el administrador de su patrimonio. Sin embargo, posteriormente en el registro de la empresa Prime Partners y del domicilio de Beuret encontró documentación bancaria de la familia Barral con "importantes movimientos económicos desde 1999", así como gastos de diversos viajes a España de Denis Beuret y la transacción por 2 millones de dólares americanos desde una cuenta de "Nené "Barral para la adquisición de un castillo con viñedo en el Estado de Virginia (EE UU).
A raíz de estos descubrimientos, Vigilancia Aduanera solicitó la ampliación de la comisión rogatoria en Suiza y Estados Unidos ante la sospecha de que Beuret no había declarado la verdad y de que la familia Barral sí disponía realmente de fondos y bienes en ambos países presuntamente procedentes del contrabando. Pero a esta nueva vía de investigación se opone la Fiscalía, porque ya van doce años desde el inicio de la causa, porque en el caso de afloramiento de patrimonio el delito fiscal ya estaría prescrito y porque en cuanto al blanqueo de capital, no hay pruebas.
"El delito de blanqueo requiere de la previa existencia de un delito de que se haya obtenido un enriquecimiento, y consiste precisamente en ocultar su origen ilícito. No existiendo actualmente información relativa al origen de dicho patrimonio y siendo evidente que no puede proceder del delito principal, pues el tabaco cuya introducción ilícita se pretendía en España ha sido incautado (en referencia a la operación desarrollada en el puerto de Vigo en 2001) y por tanto no ha dado lugar a beneficios económicos, entendemos que en el presente procedimiento no existen indicios suficientes de la comisión del delito de blanqueo de capitales y debe dictarse auto de sobreseimiento provisional parcial de las actuaciones", asegura el fiscal en su escrito del pasado mes de abril.

prevención blanqueo capitales examen externo y consultoría
GESTIÓN INTEGRAL Y EFICIENTE DEL RIESGO EN BLANQUEO DE CAPITALES.
EXPERTOS EN PREVENCIÓN DEL BLANQUEO DE CAPITALES Y FINANCIACIÓN DEL TERRORISMO.

Para la protección de la integridad del sistema financiero y de otros sectores de actividad económica han sido establecidas obligaciones de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (PBC/FT), en la Ley 10/2010, de 28 de abril.

El establecimiento de un sistema de prevención es necesario para una gestión integral de los riesgos en PBC/FT, buscando la eficacia y eficiencia mediante la optimización de los recursos y los resultados de los procesos.

pb consultores ofrece su experiencia acreditada en el diseño, implementación y examen de las políticas, órganos y procedimientos del sistema de prevención, cumpliendo con los requerimientos legales y de los organismos supervisores.
La normativa española establece las siguientes obligaciones:
  1. Identificación formal. Identificaran a cuantas personas físicas o jurídicas pretendan establecer relaciones de negocio o intervenir en cualesquiera operaciones, con documentos fehacientes, y con las excepciones que reglamentariamente se establezcan.
  2. Identificación del titular real. Identificaran al titular real y adoptarán medidas para comprobar su identidad.
  3. Propósito e índole de la relación de negocio. Recabaran información sobre la actividad profesional o empresarial de los clientes, y adoptarán procedimientos de verificación, ajustados al nivel de riesgo.
  4. Seguimiento continuo de la relación de negocio. Analizaran las operaciones realizadas para comprobar que son coherentes con los datos conocidos del cliente, incluido el origen de los fondos, y aseguraran que esta información esté actualizada.
  5. Examen especial de operaciones. Examinaran cualquier operación, con independencia de su cuantía, que, por su naturaleza, pueda estar relacionada con el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, reseñando por escrito los resultados del examen.
  6. Comunicación por indicio. Comunicarán al Servicio Ejecutivo cualquier hecho u operación, incluso la mera tentativa, respecto al que, tras el examen especial, exista indicio o certeza de estar relacionado con el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.
  7. Comunicación sistemática. También comunicarán, con la periodicidad que se determine, las operaciones que se establezcan reglamentariamente.
  8. Abstención de ejecución. Se abstendrán de ejecutar cualquier operación que presente indicio o certeza de estar relacionada con el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.
  9. Colaboración con el Sepblac. Facilitarán la documentación e información que la Comisión o el Servicio ejecutivo les requieran en el ejercicio de sus competencias.
  10. Prohibición de revelación. No revelarán al cliente ni a terceros las actuaciones que están realizando en cumplimiento de la normativa en PBC/FT.
  11. Conservación de documentos. Conservarán en la forma y durante el período que se establezca reglamentariamente, la documentación en que se formalice el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa española en PBC/FT.
  12. Tratamiento de ficheros. Los datos de carácter personal contenidos en los ficheros, de tratamiento automatizado o no, serán protegidos con las medidas de seguridad establecidas en la Ley Orgánica 15/1996, y su normativa de desarrollo.
  13. Medidas de control interno. Establecerá por escrito y aplicará políticas y procedimientos adecuados en materia de diligencia debida, información, conservación de documentos, control interno, evaluación y gestión de riesgos, garantía de cumplimiento de las disposiciones pertinentes y comunicación.
  14. Examen externo. Las medidas de control interno serán objeto de examen anual por experto externo, cuyos resultados se consignaran en un informe que describa detalladamente las medidas de control existentes, valore su eficacia operativa y proponga, en su caso, eventuales recomendaciones de rectificación o mejora.
  15. Formación. Se adoptará las medidas oportunas para que los empleados tengan conocimiento de las exigencias derivadas de esta normativa.
  16. Confidencialidad. Se adoptarán medidas adecuadas para mantener la confidencialidad sobre la identidad de los empleados, directivos o agentes que hubieran realizado una comunicación a los órganos de control interno.
  17. Idoneidad de empleados, directivos y agentes. Se establecerán por escrito y aplicarán políticas y procedimientos adecuados para asegurar altos estándares éticos en la contratación de empleados, directivos y agentes.
  18. Declaración de movimientos de medios de pago. Colaboraran con los clientes en la recepción y comunicación al Sepblac de los movimientos de medios de pago sometidos a la obligación de declaración.


Justicia
El fiscal general denuncia la falta de leyes contra la corrupción
Eduardo Torres-Dulce alerta sobre la opinión "extendida" de que la justicia "no trata igual al poderoso que al resto"
ep/madrid 24.04.2014 | 00:05
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. EFE
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha urgido este miércoles a tomar medidas para combatir la corrupción para cambiar la opinión "extendida" de que la justicia "no trata igual al poderoso que al resto" y que hay un trato ideológico en función del acusado.
Así lo ha puesto de manifiesto Torres-Dulce durante su comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso, que acoge desde este miércoles las opiniones de expertos sobre las posible soluciones para atajar esta lacra.
El titular del Ministerio Público ha subrayado que la corrupción supone "un ataque demoledor" a los pilares del Estado de Derecho que, si no se combate con "contundencia", se corre el peligro de su "generalización" en la sociedad y de que la ciudadanía, "amparándose en una percepción generalizada" de estas prácticas, "justifique" la elusión de las normas "dando lugar, por ejemplo, al incremento de los fraudes tributarios o a la Seguridad Social".
Actuación "decidida y enérgica"
Por ello, ha llamado a llevar a cabo una actuación "lo suficientemente decidida y enérgica" contra la corrupción porque, de lo contrario, se corre el riesgo, por un lado, de "incrementar una sensación de impunidad" que sirva para "extender" comportamientos "irregulares o corruptos" y, de otro, de que puedan "generalizarse" críticas "infundadas o sectarias" cuestionando "irresponsablemente" la labor de los servidores públicos que cumplen "honestamente" con su deber.
Torres-Dulce ha señalado que hay una opinión "extendida" entre la ciudadanía de que la justicia no trata de la misma forma al poderoso que al resto y que existe ideología en la respuesta judicial, y para sostener dicha consideración ha destacado la existencia de una legislación "manifiestamente insuficiente, enrevesada y con penas no acordes con la gravedad que se demanda por la ciudadanía".
También ha constatado que se dan investigaciones que rebasan "toda una década", prescripciones que conducen al archivo de responsabilidades, absoluciones inesperadas, condenas que no llevan aparejadas la recuperación del dinero público o indultos.
A su juicio, "desmontar" este estado de opinión es una tarea que recae principalmente en la Administración de Justicia porque, ha dicho, "no basta pensar que se equivoca quien así lo considera". Según ha defendido, es necesario "acreditar" que ese prejuicio no se corresponde con la realidad dando una respuesta "eficaz, seria y rigurosa" a la corrupción y demostrando "con hechos" un trato igual para todos.
Maquinaria lenta pero que no se detiene
En cuanto a la respuesta que está dando la justicia da los procedimientos por corrupción, el fiscal general ha recalcado la idea de una maquinaria "lenta pero que no se detiene" se ajusta "a la realidad".
"La imagen de la apisonadora que circula con lentitud pero que ningún elemento externo es capaz de hacer parar concuerda muy bien con la actuación de la Administración de Justicia en la mayor parte de los casos de corrupción", ha apuntado Torres-Dulce, quien ha recalcado que, pese a reconocer la lentitud de la respuesta judicial, no hay "impunidad" en las causas de corrupción "ni injerencias externas que acarreen el archivo de este tipo de procesos".
Entre otras propuestas para tratar de mejorar la lucha contra la corrupción en el ámbito estrictamente judicial, el fiscal ha destacado la necesidad de que se deje la instrucción en manos de los fiscales. De hecho, ha denunciado que "en España, las causas más complejas no las instruye el juez ni el fiscal, sino que vienen "precocinadas" por la labor de la Policía y la Agencia Tributaria y la "capacidad de filtraje crítico" de lo que llega al juzgado "es muy limitado".
Torres-Dulce ha explicado que hoy la instrucción "se ha erigido en principal, no en accesoria" y ha llamado a lograr que ésta sea "más sencilla, más ágil, más rápida" y que se ajuste a los fines para los que se destina. También ha alertado de que el "agujero negro" de la justicia es la ejecución de las sentencias. "Sin una sentencia rápida no hay Justicia, pero sin una sentencia ejecutable en sus propios términos cuanto antes estamos haciendo una burla al trabajo de los tribunales", ha apuntado.
Asimismo, ha abogado por modificar el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, como ya ha planteado al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, para reforzar la percepción externa de independencia del la Fiscalía. En concreto, propone "limitar" los poderes del fiscal general del Estado y el "blindaje" de los fiscales que llevan asuntos de especial sensibilidad política y social.
Precariedad en los medios
Durante su intervención, el fiscal general ha llamado la atención una vez más sobre la "precariedad" en los medios materiales y humanos con la que trabajan las fiscalías provinciales, donde se ventilan el 80 por ciento de las causas, lo que hace que afrontarlas se convierta en una tarea "titánica" y en muchos casos "destinada al fracaso". En concreto, ha destacado la situación "dramática" de la Fiscalía de Málaga.
De ahí que Torres-Dulce haya apostado por organizar los medios disponibles para conseguir un fiscal "impulsor" de la acción de la justicia, sobre todo para causas "complejas y gran trascendencia" evitando así que estos procedimientos se perpetúen en el tiempo.
En este punto, el fiscal ha avanzado que creará "en los próximos meses" secciones de investigación en todas aquellas fiscalías en las que estadísticamente se ha detectado un porcentaje de procesos penales que requieren una atención "más exigente y más dinámica" de estas causas, todo ello sin alterar las funciones de las fiscalías especializadas.

Además, ha avanzado que la Fiscalía General hará una circular antes de final de año para que en aquellos delitos en los que exista una percepción pública de disposición de fondos públicos o de corrupción pública o privada, la actuación del Ministerio Fiscal sea "extraordinariamente restrictiva respecto a las conformidades", como se conoce a los acuerdos con los acusados.

domingo, 20 de abril de 2014

---LOS EMPLEADORES Y LOS EMPLEADOS---

LOS EMPLEADORES Y LOS EMPLEADOS. (Segunda parte)
A 20 de abril de 2014.
Hola hijos míos.

Voy a montar una empresa. Bueno, estoy haciendo un estudio analfabeto de cómo montar una empresa. Cierto que, me estoy proponiendo echar cuentas catetas para crear una gran empresa. Desde luego que, estoy suponiendo calcular como palurdo y como paleto, soñando e imaginando, con dedos, palitos, y montoncitos, como voy a convertirme en un gran empresario. Pero nunca he sido empresario y tengo que empezar a sentir como tal.

 ¿Pero qué es lo que siente un empresario para ser empresario? ¿En qué piensa un empresario? ¿Qué es lo que se imagina un empresario? ¿Con qué sueña un empresario? Bueno, me parece que aunque sea yo un analfabeto, un cateto, un palurdo y un ignorante paleto, estas respuestas no las encontraré en los diccionarios o buscadores de Internet, y que las respuestas que encontraría en todos estos medios muy convenientemente mediatizados, no serian las verdaderas respuestas que estoy buscando, sino, las que muy convenientemente les interesa legalizar, tanto en el lenguaje de la Real Academia de la Lengua, como en la Real Academia de los de los Labios Puros o Babosos, y como en la Real Academia de los Dientes con que muerden a la verdadera justicia de lo que deberían de ser las cosas. Real Academia de los Dientes, que nos enseñan para atemorizarnos a los catetos, a los paletos y a los analfabetos. Real Academia de los Dientes con que nos aterrorizan con sus parlamentarias reales académicas lenguas, que a nosotros los palurdos a babor, a nosotros los analfabetos a estribor, a nosotros los catetos a popa, y a nosotros los paletos colgados en las jarcias y palos, siempre somos los últimos, menos cuando es para defender sus patrias, que entonces los analfabetos, los catetos, paletos y los palurdos son los primeros y nos mandan a la proa de sus buques de injusticias, ondeando las banderas, sus banderas tras las cuales siempre se esconden, mientras la sangre de catetos, palurdos y paletos analfabetos, riegan sus campos secos, para que produzcan nuevas y abundantes cosechas, y, nuestras sangres empapen sus mares mal regados.

Voy a montar una empresa, pero como me siento cateto, palurdo y analfabeto, aunque me vaya a buscar asesoramiento a los diccionarios o buscadores de Internet, no voy a entender nada, porque nada me va a resultar comprensible por muy bien que lo expliquen, porque en principio el idioma en que lo explican no lo sabemos entender los catetos y palurdos, y, mucho menos lo sabemos sentir. Porque por muy tontos que seamos y parezcamos los palurdos y catetos, Dios nos ha dotado de una mínima inteligencia como para comprender que, para ser empleador y empresario, NO hay que ser sabio, SINO sentir como un demonio.

Voy a montar una empresa, y ahora qué, sé lo que siente un empresario, tengo que convertirme en un demonio egoísta, porque al parecer existen demonios legalmente caritativos, demonios legalmente solidarios y buenos demonios buenos recaudadores, etc. Y digo etc., porque hay demonios buenos, y buenos demonios en todas nuestras facetas y ramas de la vida, y, hay buenos demonios y demonios buenos en cada una y todas nuestras almas. Tan solo tenemos que dejar fluir nuestros instintos más bajos, alimentarlos, alentarlos y poner todos nuestros entusiasmos y fuerzas, y empezaremos a disfrutar de todos nuestras emociones y sentimientos demoniacos, y, a disfrutar soñando que somos jefes de los demás, y capataces de otros jefes. Al fin y al cabo, ser capataz de algo o en algo, también es ser jefe en esos determinados trabajos, secciones, departamentos, etc., y las sensaciones que nacen de todos estos empleos del manejo con cierta autoridad y aires de superioridad de las demás almas, son confortablemente demoniacas, aunque los demonios a esto no lo llamen mal, sino que legalmente dicen que es bueno, porque para ellos es bueno sentirse Dios, y ocupar el lugar de Dios, para dar trabajo, para crear empleo, porque, el trabajo y el empleo, son comida, son sexo, son agua, son casa, son hogar, son hijos, son mujeres, son calor, son amor, etc., en fin, que todo esto es vida, es la vida. ¡Y la vida solo es de Dios! ¡Y la vida solo la da Dios! ¡Comprendéis ahora el por qué los empresarios son y sienten como demonios! ¡Son demonios, porque se creen iguales a Dios, y se sienten iguales a Dios, con la potestad consciente de que la vida de sus prójimos y semejantes dependen de su legal caridad, de su legal solidaridad, y de todas sus legales etcéteras, de que la vida de sus semejantes depende de que tengan el legal capricho de darles trabajo o despedirles del trabajo, por lo que para Dios dicho trabajo, no es sino una burda paletada legal, que enmascara catatémente la verdadera e injusta y moderna esclavitud de los seres humanos!

¡Voy a montar una empresa, y tengo que echar cuentas de lo mucho que voy a ganar sintiéndome Dios, al disponer caprichosamente según mi estado de humor, de las vidas de mis semejantes!

Voy a montar una empresa, y tengo que echar cuentas de lo mucho que voy a disfrutar sintiéndome Dios, al disponer de la satisfacción demoniaca de jugar con la vida de mis semejantes, y amenazarles con una mirada, y aterrorizarles con una sonrisa. ¡Pues hasta las miradas, palabras, gestos, insinuaciones, caricias y sonrisas, son armas legales con que se pueden aterrorizar y acabar legalmente con las vidas de nuestros semejantes! ¡Y la vida es de Dios! ¡Porque Dios es la Vida! ¡Y el comportamiento de Dios, no es aprovecharse de la Vida egoístamente, para sentirse por encima de la Vida, porque precisamente Él es la Vida! ¡Por esto mismo, Dios en su infinita sabiduría sabe que sirviendo a la Vida, se está sirviendo así Mismo! ¡Esta es la gran diferencia entre Dios, y los demonios que se creen Dios! ¡Pues Dios sirve a la Vida, mientras que los demonios se sirven de la vida, para su egoísta progreso, para su individualista evolución satánica, despreciando y menospreciando así la vida, su vida y a toda vida, porque los satánicos son los que de forma natural contrarrestan la vida! ¡Buen ejemplo de cómo Dios sirve a la vida, y a la vida de sus semejantes, y a la vida en general para que la vida siempre sea eterna, es el ejemplo que, nos ofrece en varias ocasiones y versiones a través de sus Profetas y Mensajeros divinos y sobre todo a través de Jesucristo y Muhammad! Pues os vuelvo a decir y a repetir que, Estos dos, llevaban en diferentes épocas el mismo Espíritu de Dios, y que es el mismo Espíritu de Dios, que está sobre mí en este tiempo y época del fin. ¡Y esto, no es cosa que sepa por mí mismo, sino que este conocimiento Dios mismo me lo ha revelado en numerosas ocasiones! ¡Pero esto ya no os interesa, porque tan solo nos concierne a Dios y a mí! ¡Vosotros a lo vuestro y cada cual a lo suyo! ¡Qué yo no quiero nada de vosotros, ni necesito nada más que, me dejéis tranquilo y en paz! ¿Teniendo el Espíritu de Dios conmigo, para que os quiero, para que os necesito, que podéis ofrecerme además de, los interesados negocios, y maliciosos tesoros que acumuláis en vuestras almas? ¿Acaso creéis que mi alma disfruta y se reconforta, con estos tesoros, y negocios de emociones y sentimientos, que guardáis en las cajas fuertes de vuestras almas? ¡Lejos de disfrutar y hacerme sentir bien, no podéis aportarme más que lo que realmente sois! ¡Maldad pura y dura! Y, estas cosas yo las veo en vosotros. Y todas estas cosas yo las siento de vosotros. Y todas estas emociones, sentimientos y pensamientos, yo los percibo de vosotros. ¿Para qué os necesito entonces, para que me deis de comer y beber, de lo único que sabéis producir? ¡Porque estos son vuestros verdaderos frutos! ¡Así que dejadme en paz y dejadme disfrutar de NO sentiros al menos cerca de mí!

Voy a montar una empresa y alentar a todos los demonios de mi genética, promocionar a todos los demonios que se hallan viviendo encendidos en mi alma, y disfrutar sintiéndome Dios, pero sobre todo echando cuentas catetas, y haciendo números paletos, arrojando por la borda las vidas de mis semejantes, pues tengo que dejar de sentir y pensar, que los demás no son mis iguales, sino un producto mercantil, del cual dispongo para mi propio provecho. Bueno, tengo que aprender catatémente y paletamente a sentir que mis semejantes son un capital propio, que sus vidas ya no son suyas, sino que forman parte de mi particular soberbia patrimonial. Bueno, y siguiendo con los números y cuentas de ganancias, aunque sea yo un cateto, un ignorante, un analfabeto y un palurdo, se que los capataces, los jefes, los empresarios, los inversores, los especuladores, etc., ganan mucho más que los paletos ignorantes y que los catetos analfabetos. ¡Pero no solo llegan a ganar mucho más! ¡Sino que si ganar mucho más ya es injusticia! ¿Cómo podemos llamar a ganar muchísimo más que, ganar mucho más? ¿En qué diccionario legal de las reales academias de las lenguas podemos encontrar los palurdos ignorantes, y los catetos analfabetos, respuestas emocionales y sentimentales, para comprender y entender, estas cosas de las legales y reales academias de las lenguas de nuestros maliciosos sabios? Supongo que ya tenemos y existen palabras para todo, y supongo que ya tenemos palabras para definirlo todo. Lo malo es que nuestras reales academias de las lenguas, no sirvan para explicarnos, por qué estas reales academias de las lenguas, sus lenguas solo son un instrumento legal, para que los maliciosos se burlen y se aprovechen de los paletos ignorantes y de los catetos analfabetos, y, para maliciosamente servirse de nuestra ignorancia y analfabetismo, para echar soberbiamente sus cuentas y contar arrogantemente sumando más y más números.

Voy a montar una empresa, y empieza a quedarme claro una cosa, que unos ganan más que otros, y que los de arriba ganan más que los de abajo, y que los de abajo ganan menos que los de arriba. Esto empieza como cateto y palurdo, a sonarme a cierta fuerza bruta que se emplea en la naturaleza irracional, para que unos jerárquicamente desprecien y deprecien a sus semejantes, o a otras especies inferiores a ellos, a los cuales pueden someter con su fuerza y a la fuerza. Y esto como cateto y paleto hasta yo puedo entenderlo, comprenderlo y analizarlo, no solo observando la naturaleza animal, sino también observando la naturaleza humana irracional, y observando con mis ojos palurdos, y escuchando con mis orejas catetas, hasta llego a ser tan sabio, como para comprender que de todo lo que son nuestros más grandes estudiados y académicos, de sus frutos y comportamientos, han salido todas estas realidades e utopías, que ahora estamos viviendo. ¡Vivan nuestros más elevados académicos, universitarios, abogados, jueces, políticos, presidentes, jefes de estados, reyes, gobiernos, y empresarios, e inversores, y especuladores, pues nos recrean y nos pasan continuamente su mundo, el mundo que han creado a su imagen y semejanza, por nuestras infelices narices de catetos y palurdos, y, paletos!

Bueno, voy a montar una empresa, pero todavía no lo tengo claro, lo único que sé, es que unos ganan más que otros, y que los de arriba ganan más dinero,  más prestigio, más comodidades, más lujos, y ganan muchas más satisfacciones, y disfrutan creyéndose que son Dios. Pero lo cierto es que no son Dios, sino que sintiéndose lo que no son, están usurpando un lugar y una categoría ficticia, y están manipulando a todo su entorno con mentiras y falsedades, disponiendo de la vida ajena como si de un vanidoso capricho fuese. ¿Pero si no son lo que aparentemente muestran y demuestran? ¿Pero si no son lo que se sienten? ¿Entonces quiénes son y a quien realmente representan? Me parece que a nosotros los paletos y catetos, no nos hace ninguna falta recurrir a los diccionarios y reales academias  de las lenguas, para saber que por mucho que se vistan de frailes, curas, obispos, cardenales, Papas, imanes o pastores de las iglesias, que los ricos, los empresarios, inversores, especuladores, y todos los académicos, universitarios y sabios, no representan a Dios, aunque se sientan Dios, y se sientan como dios en minúsculas, sino que son y representan a los contrarios a Dios. ¡Porque el verdadero Dios no se siente por encima de su propia Naturaleza! ¡Porque el verdadero Dios no se siente por encima de la vida y de la Naturaleza, porque la vida y toda la Naturaleza, es su Obra, y, Dios no es tan tonto, como esos imbéciles que se sienten Dios, sino que Dios no se siente superior a sus Obras, sino que en ellas se recrea y en ellas se complace!
¡Tan solo los verdaderos catetos y paletos de la Naturaleza, se sienten por encima de Ésta, y por encima de sus semejantes, y por encima o iguales al Dios verdadero!

Me parece que voy a montar una empresa, y que lo único que tengo claro es que los de arriba ganan más que los de abajo, y que lo único que también tengo claro, es que, los empleadores ganan muchísimo más que los empleados. Bueno, esto lo tengo claro, pero claro está que existen excepciones que confirman la regla. Solo que para mi entender de cateto y palurdo, en el caso de las excepciones que confirman las reglas de que los empleadores ganan menos que los empleados son demasiadas excepciones, para ser simplemente tan solo catalogadas o llamadas, excepciones, por nuestras educadoras y formadoras reales academias de nuestras lenguas. Porque para un cateto analfabeto y un paleto ignorante, es muy fácil de entender que los de arriba ganen más que los de abajo. Pero que sin embargo, NOS resulta más difícil de comprender que los empleados ganen más que los empleadores. Y todavía nos resulta mucho más difícil de comprender por qué, estas excepciones de empleados que ganan más que sus empleadores, sean tan numerosas que, ya no sea, que resulten ser unas excepciones que confirmen ninguna regla, para las reales academias de nuestras lenguas, a menos que, sea para confirmar las reglas sociales injustas que no son una excepción, y, a menos que, sea para confirmar las reglas legales convertidas en leyes a las que estamos obligatoriamente sometidos los catetos analfabetos y los palurdos ignorantes, y que no son ya una excepción. Pues hasta para los catetos, y palurdos del mundo que nos habéis parido y creado para vivir, nos es fácil comprender y hasta saber, que todos los empleados de los estados, de los estados de derecho, y de los estados de torcido, son empleados de los catetos y de los palurdos de turno, y hasta de los paletos más ignorantes y absurdos como yo mismo, y, sin embargo, estos empleados están arriba y sus empleadores abajo. Y sin embargo estos empleados ganan más que sus empleadores. Y que sin embargo estos empleados mandan más que sus empleadores. Y que sin embargo estos empleados abusan de sus empleadores. Y que estos empleados engañan y manipulan a sus empleadores. Y que sin embargo estos empleados tienen más poder que sus empleadores. Y que sin embargo estos empleados se erigen en jefes de sus empleadores. Y que estos empleados se erigen en superiores, manipuladores, y despectivos especuladores de las vidas de sus empleadores. ¿Qué retorcido manejo es este de las leyes del capitalismo más puro y auténtico, en el cual legalmente los empleados ganan más que sus empleadores, y tienen más poder, y abusan de su poder, y se erigen en jefes y hacedores de leyes y legalidades para maltratar físicamente y sicológicamente, mentalmente, espiritualmente y animalmente a sus empleadores? ¿A quien realmente representan estos que se erigen en dioses y se hacen pasar por todopoderosos animales inteligentes y jerárquicos sobre todos aquellos paletos analfabetos, palurdos e ignorantes catetos, que son sus empleadores y al mismo tiempo, los que les fabrican el pan para sus bocas, les llevan el agua a sus casas y llenan sus botellas? ¿Qué malicioso mundo es este, en que los empleadores sirvan a sus empleados y sean quienes les construyan sus casas, por poco más que la comida, y que además de proporcionales todo lo que necesitan y todo lo que no necesitan, que utilizan a sus empleadores para divertirse en sus guerras interesadas o no, y que nos utilizan en sus juegos sociales, y que nos utilizan para tener a quien despreciar, a quien humillar, y de quien burlarse  y hacer chistes?  ¿Qué retorcido manejo es este de las leyes del capitalismo más puro y auténtico, en el cual legalmente los empleados ganan más que sus empleadores, acaso tal vez y a lo mejor, no sería más justo que los empleadores ganasen más que sus empleados, y tuviesen más poder auténtico y real? ¿O al menos, y por lo menos, para que siga existiendo el capitalismo injusto y egoístamente retorcido y malicioso, por lo menos y al menos, no deberían legalmente ganar en dinero los empleados de los estados el sueldo base mínimo interprofesional, mientras exista en todos nuestras naciones y países, cualquier tipo de capitalismo, o de centros, o de izquierdas, o de arribas, o de abajos, y, sobre todo, mientras exista en este mundo un solo cateto a babor o a estribor, o un solo palurdo o paleto a proa o a popa, o arriba o abajo, o a derecha o a izquierda, o delante o detrás?¿A quién representan estos empleados que se erigen en dioses de sus empleadores y se erigen en representantes de Dios en la Tierra? ¿Acaso Dios, nuestro verdadero Dios se muestra así con los seres humanos? ¿Acaso nuestro verdadero Dios, no nos está demostrando a través de la historia que Él no viene a humillar al hombre, ni a despreciarlo, ni a explotarlo, ni a aprovecharse de él, sino a servirlo, a educarlo, a dirigirlo, a guiarlo, y a levantarlo del polvo de la Tierra, para elevarlo hasta los Cielos? ¿Todavía tenéis dudas que quién es Dios, y de quienes son aquellos que se hacen pasar por Dios y sentirse como Dios ante vosotros? ¡Si todavía no sabéis distinguir a Dios, y lo que Dios quiere de nosotros, de todo lo ficticio y falso de este mundo, es que sois ángeles caídos!

“Voy a montar una vida, voy a montar mi vida”. Esto me decía cuando era un joven casadero y con ganas de formar un hogar y tener hijos. Pero esto me resultaba algo tan oscilantemente desconocido, y tan vacilantemente misterioso, mucho más que mis tempranas experiencias místicas, que a pesar de ser tan sobriamente metafísicas, no llenaban para nada mi vida ordinariamente humana, que hacía que me sintiese extraño y fuera de un mundo común al cual también pertenecía como ser humano, y que parecía que ya desde muy joven se me estaba negando desde las poderosísimas potestades invisibles, tanto positivas como negativas. Al parecer sin yo saberlo todavía, se me estaban acotando mis caminos mundanos, tanto para ser y disfrutar de una vida humana común, y al mismo tiempo también para ser, o sentirme realizado como un pleno espíritu elevado y fuera de este mundo. Y yo me veía dividiendo tres mundos. Y mi vida era la encrucijada donde se cruzaban tres mundos. El mundo divino, el mundo humano y el mundo satánico o reino de las tinieblas. Y sin ser planamente consciente todavía de todo esto, encajaba las experiencias místicas o físicas, provenientes de los tres mundos. Aunque esto de los tres mundos es para resumir, porque cada uno de estos mundos a los que me refiero consta de muchos mundos, pero esto sería embrollarlo ya todo y como para no entenderlo nada. Por lo que resumiré todos los mundos elevados, buenos y sutiles, en un solo mundo, el bueno. Y resumiré todos los mundos más bajos, groseros y malos, en un solo mundo, el malo, el tenebroso, el oscuro. Y resumiré todos los mundos de que consta y estamos formados los seres humanos en un solo mundo, el mundo común humano. Porque si no resumimos todo este tinglado de dimensiones y mundos, formamos un cacao mental, que ni yo mismo me clarearía y me extraviaría y me perdería por tantos, y tantos caminos y destinos de emociones, sentimientos, pensamientos, experiencias de todos los arribas, todos los abajos y todo lo que hay entre ambos.

Bueno, entre tanto tiempo y experiencias, y que además no recuerdo la gran mayoría de las cosas que me sucedieron, y de lo que recuerdo aun cada año daría para un extensísimo libro, además de que, algunos meses de algún año, darían también para otro largo libro, e incluso algunos días en sí mismos de algún mes también daría para otro inacabable libro, y como razonable resultado de todos estos imposibles, en una o varias páginas, no podría resumir siquiera algunas briznas de mis experiencias. Quizás esto no lleguéis nunca a entenderlo. Ni lo pretendo. Pero para que os hagáis una ligera idea de cómo un solo día de mi vida, daría incluso para rellenar varios libros, os diré que, en algunos de estos días, el tiempo humano pasaba tan lento dentro de una o algunas experiencias místicas, que pudieran tener lugar en ese determinado día, que un segundo de este tiempo místico y dimensional podían significar al traducirlo al tiempo normal humano desde algunas horas a días, con todo lo que esto conllevaba en emociones, sentimientos, pensamientos y la realización completa, entre lo místico dimensional y la puesta en escena de esa experiencia o experiencias en la realidad humana común o sobre el teatro que es este mundo que ya nos resulta tan ordinario, por ser tan cotidiano. Pero ya veis que débil, cobarde y quejicas me he vuelto. Pues estoy bien seguro que lo que os digo os parecen exageradas paranoias, y ojalá fueran simplemente eso, paranoias, esquizofrenias, etc., que por sí solas ya conllevaban un terrible sufrimiento plagado de inacabables angustias, pero que, comparado todo esto con lo que era mi vida real, la vida de mi ser, que era sin yo saberlo la encrucijada por donde pasaban todos los mundos, y comparando todo esto, con todo lo demás, todas las paranoias y esquizofrenias, me parecerían un juego de niños divirtiéndose en un parque infantil. Pero esto, por muchos estudios que tengáis no vais a comprenderlo, ni a saberlo, tan solo podéis imaginaros a vuestro modo, y cada cual como quiera darle forma según su manera de entender o desear comprender, lo que todo esto que os digo, es y forma también parte de la realidad. Pero en realidad estas cosas aunque tengáis un mínimo de curiosidad, no os importan casi nada, o no os importan nada, y, mucho menos a mi me importa, que os importe o deje de importaros. Esto me da igual, y me da lo mismo, pues ya nada de lo que penséis o hagáis, me importa. ¿Acaso os estoy pidiendo algo? ¿Todavía pensáis muchos que me importan vuestros criterios, vuestras vidas o vuestros deseos? ¡Estáis equivocados, y sé que lo estáis porque yo así quiero que lo sintáis, y porque yo así quiero que os sintáis! ¿Todavía no sabéis por qué o cómo lo hago? ¡Bueno, esto también sobrepasa vuestro mundano entendimiento, y me llevaría uno o más libros explicároslo, y la verdad que no tengo tiempo y menos todavía tengo ganas de daros explicaciones aunque tuviese el tiempo para ello! Más sin embargo os contaré algunas cosas, y no porque me importe que las sepáis, y no porque quiera que las sepáis o comprendáis, sino más bien, para yo recordar algo de lo que he vivido, y, para que posiblemente esto pueda servirle de algo, a alguien en el futuro, incluso a mí mismo. Pero supongo que esto tampoco lo entendéis. ¡Bueno, si no lo comprendéis, no pasa nada ni pasa algo, sino que pasa más de lo mismo! Bueno, en fin… ¿y todo esto a que venía? ¡Ah, sí! ¡Ya recuerdo! Era porque me había vuelto débil, quejicas, acomplejado, paranoico, esquizofrénico, cobarde, etc., y es verdad. Esto es cierto y completamente verdad. Así me he vuelto y así he llegado a ser durante un  largo periodo de mi vida, aunque este periodo está tocando a su fin, porque el verdadero fin anunciado por Dios en las Sagradas Escrituras también ha llegado, y lo traigo yo. Y yo lo traigo porque vosotros lo habéis provocado y querido. Y si esto tampoco lo comprendéis no es mi problema, sino el vuestro. Y yo no tengo por qué resolveros vuestros propios problemas, porque precisamente son vuestros, muy egoístamente vuestros. Así que ahora os toca masticarlos lentamente y tragarlos angustiosamente, que yo, ya he tenido bastante y suficiente. Bueno, ¿es que esto, tampoco lo comprendéis? Bien, también y amén, porque, esto también es otro de vuestros problemas, porque de entender lo que os digo, os salvaría vuestras vidas. Pero como hasta entonces jamás vuestras verdaderas vidas os importaron, ¿qué os hace suponer que ahora os van a importar, sino creéis, ni sois gente de fe? Pues las verdaderas y más profundas cosas de la vida, para tomar conciencia de ellas y creer en ellas, primero hay que realmente creer en Dios y sus promesas para el hombre. Pero vosotros realmente no creéis en Dios ni en sus promesas, ni mucho menos que su Voluntad vaya a cumplirse nunca. Sino que vuestra fe y creencias están en vuestras religiones, en vuestras egoístas oraciones, en vuestros particulares rituales, en vuestros adornados templos. Pero Dios, el verdadero Dios, ya no se halla en vuestras religiones ni doctrinas, ni está realmente en vuestras oraciones, ni forma parte verdadera de vuestros mundanos rituales, ni le consta a Dios que vuestras creencias y fe, tengan algo verdadero que tenga que ver con Él. ¿Tampoco comprendéis esto? ¡Bueno, si no lo comprendéis, no pasa nada, ni pasa algo, sino que pasa más de lo mismo!

¿Pero por qué os decía estas cosas? ¿Tal vez, porque me había vuelto débil, muy débil, y convertido en un quejicas, un  lastimero, en un flojo, muy flojo, en un aturdido acomplejado, en un paranoico, en un esquizofrénico, en un pobre cuerdo enloquecido y en un cobarde confuso e ignorante? ¡Cierto, así fue y así sucedió! Porque mi buen y verdadero Dios así lo dispuso para ayudarme. ¿Tampoco lo comprendéis esto? Bueno esto es más sencillo y simple de entender. ¿Cómo podría yo saber lo que era la verdadera fortaleza, donde está el verdadero misterio de la fuerza, sino conocía la verdadera debilidad? ¿Cómo reuniría yo la sabiduría y la valentía, que Dios me podía ofrecer sin antes conocer el más profundo extravío de las paranoias, de las esquizofrenias, y sin sentir las más cobardes corduras y razonamientos, y sin padecer las angustias más ignorantes? ¿Cómo podría yo encontrar el poder y la gloria que Dios me ofrecía, si no descendía hasta los infiernos más profundos de mi alma, y conocía todas las vanidades y poderes demoniacos, satánicos, que se oponían a Dios y a su Voluntad? ¿Entendéis esto? Bueno, lo entendáis o no, es ya vuestro problema, pues yo ya he tenido bastantes. Demasiados.  Y yo entonces no entendía mis problemas, y tampoco entendía a que se debían y que era lo que los provocaba. ¡Pero ahora ya no es entonces! ¡Y entonces era donde me encontraba! ¡Y ahora es donde estoy! ¡Y después será donde me encuentre! Pero sé muy bien que me encontraré, porque yo si sé cuál es mi destino, porque Dios me lo ha mostrado ¿Y vosotros sabéis realmente donde estabais, donde estáis y donde estaréis?

Ciertamente que ahora sé en qué punto de la historia humana me encuentro y sé claramente cuál es mi destino, pero no siempre fue así exactamente. Porque todo esto de percibir mi destino y Dios mostrarme también partes de mi destino, no fue simplemente una sesión de cine continua, ni mucho menos placentera. No. Este tipo de experiencias místicas y dimensionales, tampoco tuvo un feliz comienzo, sino como con todo lo demás descrito antes, también empecé por abajo, restregando con duro cepillo y estropajo, los suelos de mi pisoteada alma. ¿Y cómo podía ser esto? Bueno, resumiendo os diré que esto fue uummm…, quizás, acaso, tal vez, también y amén. Bueno, esto fue, lo que realmente pasó, resumiendo bastante más que mucho. Y permitidme aunque no lo queráis permitir, que me recree en mi analfabetismo, porque de verdad, me siento feliz escribiendo como un cateto y como el palurdo que está sacando el título universitario de paleto graduado en saber pegar pegotes de masa cementera en las viejas paredes de mi buena casa, y, así algún día poder presumir y sacarme unas cuantas fotos frente a una de mis paredes. Pues por nada de este mundo, cambiaria la satisfacción placentera que ofrece a mis sentidos espirituales el sentirme un vanidoso, y quisquilloso paleto, que también soy y llevo dentro de mí, para honra de mi alma, y para honra de todos los catetos, palurdos y paletos de este universo de los don nadie, y que son los que lo hacen y construyen todo en este mundo. Y digo que son los que, lo hacen y construyen todo, porque yo no puedo, ni tengo categoría siquiera para ser su pinche, o su aprendiz, siquiera de nada y de tan piltrafa que me he quedado, frente a los verdaderos y grandes hombres tildados por los luciferinos y satánicos de, catetos, palurdos analfabetos y paletos ignorantes. Y por si existe algún compañero cateto, palurdo y paleto, que pueda entenderme, seguiré resumiendo lo que ya está bien comprimido en mi alma estreñida de tanta vida y de tanto palo al tonto. Qué quizás de tanto palo al tonto, haya encontrado la verdadera chispa de la inteligencia. Pero claro que tal vez, esto tan solo puedan ser conjeturas o imaginaciones mías. ¡Y, a vosotros que os importa! ¡Para lo que os va a servir a la mayoría que lo entendáis o no! ¡Porque yo hasta para entender las cosas más simples, sencillas y ordinarias, he tenido que desentenderme de todo, y no entender nada, ni entender de nada! ¿No lo comprendéis? Bueno, esto para muchos de vosotros no entender la mayoría de las cosas que os digo, quizás sea un buen comienzo, aunque no todos somos iguales, ni todos sois como yo, ni todos llegareis a ser tan cobardes como yo, ni tampoco llegareis a saber en qué consiste la verdadera valentía. Ni llegareis tan bajo como yo he caído, pero quizás tampoco podréis levantaros jamás del pozo en que os hayáis sumergidos. Ni tampoco llegareis a ser tan débiles como yo he sido, pero tampoco conoceréis el verdadero secreto de la fuerza. Ni llegareis a estar tan enloquecidos como yo estuve, pero claro que tal vez, jamás llegareis a conocer el verdadero estado de la cordura. Ni, etc., etc., etc. ¡A cada uno lo suyo y a cada cual, lo que le corresponde!

¿Seguís sin comprenderme? ¡Claro que tal vez, esto para muchos catetos, palurdos y paletos, sea un buen síntoma! ¿Y sabéis por qué esto para los catetos analfabetos y palurdos ignorantes, es un buen síntoma? ¡Porque, estos en su simpleza y ordinariez, todavía todo lo pueden aprender y absorber, como esponjas vírgenes y resecas al Sol! ¡Pero vosotros los que os creéis sabios, cultos, inteligentes y que sois tan maliciosamente listos, estáis tan llenos y completos de soberbia, de orgullo y arrogancia, que ya no queda sitio en vuestra alma, más que para la ceguera que provoca vuestra más acomodada, establecida y estipulada sabiduría, y acordados conocimientos de conveniencia! Y bueno, y pues también, prosigamos entonces: Y como decía antes… Si. ¡Como decía antes de ahora! Bueno que lio os estáis haciendo, porque en verdad, que yo me estoy divirtiendo. ¡Y hasta el nuevo sufrimiento, y hasta la novedosa angustia que pueda aguardarme, tengo tiempo entonces, para sentirme bien y contento! Pues como decía, o quería decir o sentía ganas de decir, o seguir diciendo, que no todos somos iguales de cobardes, flojos, débiles, ignorantes, palurdos o catetos, y etc., y, por supuesto yo aunque era o me creía igual que vosotros, o muy semejante, he descubierto que no lo soy. Pero esto, no os lo explicaré hoy, sino que posiblemente quedará para otro largo libro que quizás jamás tenga tiempo de escribir. Pero mejor será, que no me deje enrollar por lo que ya sé de antemano lo que pensareis cuando algunos me leáis, aun que sea de mala gana o a disgusto. ¡Pero lo haréis porque queréis! Porque estoy bien seguro, que nadie os obligará a leerme, ni a leer lo que mi cateta y palurda alma es capaz de discurrir. No digo pensar, sino más bien lo que mi alma analfabeta es capaz de dispensar. ¡Que para mi palurdo analfabetismo suena bien, a la mar de bien, eso de que, dispensar, es todo lo contrario de pensar! ¡Yh!(Bueno esta Yh, es como si fuese la expresión ¡“Ah”!, pero en palurdo, cateto y paleto) ¡Yh!(¡Ah!) Como antes os decía, no todos somos iguales de cobardes, flojos, débiles, ignorantes, palurdos o catetos, etc., porque yo al principio de mis experiencias místicas que tenían que ver con las partes más fatalmente vitales, no las entendía, ni las comprendía, y ni siquiera tenía la ligera idea de que aquellos trazos de películas, que abordaban mis sentidos místicos de muy diversas formas y variedades, o a través incluso de sueños premonitorios, pues, no sabía, ni pensaba e ignoraba, que pudieran ser pedazos de un destino que me aguardaba en las encrucijadas más angustiosas, y de un porvenir que me esperaba en las más espinosas esquinas de mi vida. Pero claro que tal vez, que tropezando varias veces en las mismas o parecidas aterradoras angustias, y pisando una y otra vez sobre las mismas o parecidas dolorosas espinas, fui aprendiendo, y no porque tuviese ganas de aprender, ni me sintiera estimulado a saber y comprender, porque, a mí lo que de verdad me gustaba era, ser un cateto y paleto y un palurdo. ¡Me sentía mejor así! Pues cada uno se siente más cómodo viviendo en determinados papeles simples y sencillos de la vida. Pero, pues, todavía así, sintiéndome como verdaderamente me gustaba sentirme, un humilde más, estaba pasando por extraños parajes emocionales de todo lo que estaba sufriendo, y no quería saber nada más de querer ser o sentirme más importante, que nadie, puesto que si así sufría tanto, pensaba que si pretendía ser algo mucho más complicado que sentirme paleto, cateto y palurdo, sufriría muchísimo más, y ya estaba cansado de angustias, sufrimientos y dolores, y que estos se instalaran crónicamente en mi alma. Por eso buscaba lo más bajo, lo más simple, lo más fácil, sin saber en mi ignorancia, que cuanto más descendía en lo que creía que era la nada, lo más simple, lo más fácil, más me embadurnaba de todo aquello que traían más y más problemas, angustias, dolores y sufrimientos. Puesto que yo no quería ser alguien importante. Puesto que yo me resistía a creer lo que Dios me decía, y, que me decía quien realmente era. Yo no quería responsabilidades y menos, esa gran responsabilidad de ser el Cristo esperado. ¿Cómo iba a creerme que había sido Jesucristo y Muhammad, y que era el Cristo esperado? ¡Esto sí, que era una locura! ¡Tenía que serlo! ¡Y creer que Dios me hablaba de diferentes formas y me mostraba partes de mi destino afirmando quien había sido y quien era! ¡No me era, ni me resultaba posible! ¡Tenía que estar realmente loco, y tenía que estar realmente paranoico y esquizofrénico! ¡Pues yo no me sentía como debería sentirse Jesucristo, ni me sentía como debería sentirse Cristo! ¡Pues suponía que Jesucristo se sentía sabio, fuerte y poderoso, y, yo me sentía todo lo contrario! ¡Porque yo en principio y hasta cierta edad había sido valiente, prudente, serio, decidido y con una fuerte voluntad, un fuerte carácter y personalidad, hasta que la mi vida dio un vuelco total, y desde entonces era todo lo contrario, a como pensaba que debería sentirse Jesucristo! ¡Ya que yo me sentía, débil, enfermo, cobarde y desquiciado, y pensaba y, ya creía firmemente que jamás lograría levantarme del suelo, porque me sentía tan mal, tan derrotado, tan humillado por toda circunstancia y lugar, como si la tierra me hubiese digerido y convertido en polvo! Y en estas lamentables condiciones me resultaba muy difícil de creer que mis experiencias pudieran resultar creíbles hasta para mí, que, aunque al principio de las mismas las creía y quedaba firmemente convencido, luego al pasar los días y aquella euforia, me entraban las dudas y mi falta de fe, y dudando y vacilando constantemente, volvía a pensar que aquellas experiencias místicas tal vez no fuesen reales y fuesen producto de mi desquiciamiento, de mis locuras legales y de mis depresiones que iban y venían, dejándome siempre perdido y angustiado. Pero mi buen Dios a pesar de todo esto, me amaba tanto, sin saberlo yo, o querer aceptarlo, que, con su eterna paciencia volvía a decirme algo, a mostrarme algo importante, y, a afirmarme y a reafirmarme de nuevo. Pero era igual. Al cabo de unos días mi debilidad y falta de fe, podían conmigo y me vencían una y otra vez, porque mi vida también era la de un hombre que luchaba por ser una persona normal y llevar una vida normal, y por eso me casé la primera vez, y, puse todas mis ilusiones en formar un hogar, una familia, donde depositar las más grandes utopías que podía imaginarme. Sin embargo otra clase de experiencias místicas que no eran provocadas por Dios, sino por mi espíritu, me mostraban partes del destino, trozos del destino que me aguardaba y de las experiencias desagradables y amargas, que me esperaban con respeto a la que ya era mi primera esposa, y, experiencias místicas del destino, de lo que era e iba a ser, de mi recién utópica familia. Pero pensaba como principiante en temas místicos, y dimensionales, que estas cosas jamás sucederían, ni jamás se cumplirían. Y aunque siempre que me acordaba de estas cosas, las rechazaba de mi mente, de mi corazón y de mi alma, el sufrimiento por sentirlas vivas me angustiaban, hasta que las olvidaba, o hasta que, aquellas partes que por casualidad creía yo, se iban cumpliendo, y se iban sucediendo poco a poco, como si mi vida del presente, se fuese rellenando con aquellos huecos del destino, con aquellos pedacitos del destino predestinados que conocía de antemano, como si mi vida se tratase de un gran puzle o rompecabezas. Y así, hasta que lo vivido en mis fatídicas experiencias místicas se iban cumpliendo mes tras mes, año tras año, hasta que comprendí, tras tantas angustias, dolor, sufrimientos y, desquiciamientos hasta la locura, que todas las cosas que me mostraban mis variadas y diferentes experiencias místicas, se cumplían y se hacían realidad, quisiese o no quisiese, las consiguiese olvidar o no. Siempre para mis terroríficas angustias, terminaban por hacerse realidad, y contra tales experiencias de nada servían ningún tipo de valentías, de coraje, de rabia, de furia, de voluntad, de fortaleza, o de fe. ¡De, aquella fe, que no era la verdadera fe, sino la fe en las cosas de este mundo! ¿Vais comprendiendo algunos ahora porque me había vuelto tan cobarde, enfermo, débil, desquiciado, y había ido cayendo tan bajo, que ya no me quedaran ganas de levantarme? Pero aun así, me levantaba o eso creía, porque yo intentaba una y otra vez, ser una persona normal y corriente, y. por eso me volví a casar. Pues de nuevo quería tener mi familia utópica, porque sentía en lo más fuerte de los latidos de mi corazón, unos intensos deseos de formar un hogar, una familia placentera. Pues verdaderamente con toda mi conciencia, sentía que esta era mi más grande vocación, y mi más grande sueño que podía llegar a alcanzar. Pero esto, era, lo que yo más intensamente sentía y quería. Pero no era lo que realmente conseguía. Y tras experiencias místicas que mostraban las cosas de mi destino que constantemente me aguardaban, mes tras mes, iban para esta vez, no para completar un rompecabezas o el puzle gigante que era mi vida, sino que, ahora, siendo yo conocedor y un buen experto, y sabedor a ciencia cierta QUE, todas estas cosas sucederían irremediablemente cuando llegase su momento, mis angustias, padecimientos, sufrimientos y amarga desesperación, NO comenzaban tan solo cuando se cumplían las predicciones y las visiones de mi futuro, sino que para mi desgracia, todos mis atormentados pensamientos y terribles emociones, empezaban ya desde que tenía conocimiento de cuál era el destino que me aguardaba escondido tras las ortigas gigantes del tiempo y que cubrían todos los caminos que pudiera seguir o imaginarme para sortearlas. Sino que todas mis amargas desesperaciones comenzaban antes de que todo se cumpliese, porque yo sabía que no había vuelta atrás, ni esquiva posible, y que mi destino no podía desviarlo, suavizarlo, y no podía evitar lo que tenía que ser. ¿Podéis comprender esto? ¿Acaso tenéis suficientes estudios y títulos universitarios y académicos como para entender estas cosas? ¿Tal vez algunos, tan solo unos pocos, podáis comprender ahora, por qué me había convertido en un ser tan cobarde, tan bajo, tan débil y flojo, tan pesimista y desesperadamente desquiciado? Si no entendéis estas cosas, quizás sea tal vez, porque sois demasiado inteligentes para comprender mi vida. Esta vida que trataba de escabullir y ocultar cobardemente, de aquellos pedacitos de mi destino que conocía, y que no podía regatear. Y, no podía regatear porque el destino no entra en ningún juego al que lo invitemos a jugar, y, porque el destino no es un deporte al que le guste participar de nuestras conveniencias o cobardías para afrontarlo. Ni aunque se conozca de mucho tiempo antes, Este, jamás se hará tu amigo, ni amigo de nadie y no se detendrá ni a saludarnos, ni a desayunar con nosotros, ni lo podremos engañar, ni comprar con dinero, ni joyas, ni enamorar, ni detener ni desviar con ningún tipo de amenazas. Y, vistiéndome de lo que yo creía que era sencillez, o de lo que creía que era humildad, sintiéndome identificándome con todas las ganas de mi alma, con mi ser palurdo, paleto y cateto, aun así, todo esto no me servía de nada. Y tan solo sabía, que no sabía el sitio, el lugar exacto, ni el recodo del camino, ni el día, ni la semana, ni el mes, ni el año, ni la hora en punto, en que se cumplirían, pero sabía, que se cumplirían todas mis predicciones y visiones dimensionales, porque nunca habían fallado y parecía que nunca fallarían. Y no es que todas aquellas cosas malas, fuesen malas. Sino que para mí eran muy malas, porque me anunciaban que mi verdadero destino no era el que yo me trazaba, ni el que yo me marcaba, ni el que yo quería con todas mis fuerzas, con todas mis ilusiones, con todos mis deseos y pasiones de este mundo. Porque mi verdadero destino no era el rumbo que yo obcecadamente y constantemente trazaba en las cartas de navegación de mi vida. Sino que sufría desesperadamente porque veía, y además sabia que mis ilusiones como palurdo, como cateto y como vulgar paleto, iban a ser destruidas por aquellos pedacitos o pedazos de destino de los cuales, yo tomaba conocimiento de diferentes maneras y experiencias dimensionales, que me adelantaban un horrible fracaso de todas mis ilusiones e utopías mundanas, en las cuales creía yo que estaban depositadas la verdadera alegría, la verdadera paz y el verdadero amor de todo lo que podemos experimentar en la vida. Porque en mi gran ignorancia creía yo, que en esas cosas sencillas y simples de las vidas mundanas, se encontraban escondidos esos valores de la alegría, de la paz, del amor y de la felicidad, y que mas tarde o temprano aflorarían como por arte de magia. Y no era así, ni nunca fue así, ni nunca así será. Y tarde comprendí todo aquello que Dios nos decía a través de todos sus Profetas y Mensajeros, y en las Sagradas Escrituras, de que las verdaderas emociones, los verdaderos sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones, y que los verdaderos valores, que hacen verdaderamente al hombre libre y feliz, no se hallan en las cosas materiales y mundanas, como nos quieren hacer creer tradicionalmente, y doctrinalmente, y educacionalmente, y culturalmente, los ángeles caídos, dominadores de este mundo incluidas todas las religiones.

Pero a pesar de todas estas cosas, no espero que comprendáis por qué llegué a ser tan cobarde, tan débil, y tan loco, porque de vosotros no espero nada. ¿Y sabéis por qué de vosotros no espero nada? ¡Porque hay cosas, muchas cosas, que todavía no os conté, ni quizás a la mayoría llegue a contároslas, porque sin quizás o tal veces, de por medio, no llegareis al tiempo en que quiera o tenga ganas de revelarlas! ¡Porque no solo sé, vi, observe, etc., partes de mi destino desagradables y desesperadamente amargas, y que ya forman parte de mi pasado, sino que también, otras cosas del destino que me aguardan y aguardan a todos. Y, que nos gusten o no, van a suceder irremediablemente! Y no me preocupa que me creáis o no, ni me preocupa lo que penséis, ni lo que tengáis pensado ser o hacer, porque yo ya conozco lo suficiente del destino que me aguarda, como para que tan solo me importe agradarle a Dios, y no perder el apoyo y el cariño inmerecido que Dios siente por mí, a pesar de mis fracasos y de volverle tantas veces la espalda, tratando de esconderme de Él entre las garras despedazadoras de almas, como son nuestras emociones, sentimientos, pasiones y deseos mundanos y caducos, que se evaporan de un día para otro, y que al siguiente mes o año, otras cosas mundanas y caducas, vuelven a ocupar de nuevo nuestros corazones.

Voy a montar una empresa, y empieza a quedarme claro una cosa, que unos ganan más que otros, y que los de arriba ganan más que los de abajo, y que los de abajo ganan menos que los de arriba, salvo, algunas excepciones que permanecen, y existen para confirmar la regla, de todas las reglas. Y estas excepciones que confirman la regla de todas las reglas, son que, en este caso, los de abajo ganan más que los de arriba, y que los de arriba ganan menos que los de abajo. Así es efectivamente, así es en la práctica, salvo en estas excepciones que son todo lo contrario a lo que estamos acostumbrados a saber y a percibir, hasta los catetos ignorantes y los palurdos analfabetos, sabemos algo tan sencillo, simple y fácil, como que, precisamente por ser Dios humilde, verdadero, confiable y sencillo, Éste gana menos que todos nosotros, y, que nosotros ganamos mucho más que Él, si en Dios confiamos y si por Él nos dejamos conducir y guiar.

Cristo Maestro Andar.